Etiqueta: construcción

05 Feb 2019

CONTINÚA EL CRECIMIENTO EN LA COMPRAVENTA DE INMUEBLES EN ESPAÑA

 Descartando una nueva burbuja, el sector se modera, pero seguirán aumentando las operaciones durante este año.

 

España ha llegado a consolidar su mercado inmobiliario y seguirá creciendo durante este 2019 de una forma moderada. A pesar de ello, la compraventa de viviendas seguirá al alza.

Hasta el momento se puede descartar una burbuja inmobiliaria como la que azotó el sector años atrás. Con los últimos datos del 2018, la compraventa de viviendas marcó un récord durante el mes de octubre, donde las cifras que se recogieron fueron máximas ya que, desde hacía once años, no se registraban tales. En este mes, se alcanzaron las ventas de 43.536 pisos, un 7% más que lo que se registraba en el mismo periodo de tiempo atrás. Además, hemos de añadir que el empleo en la construcción está mejorando y lo seguirá haciendo durante los próximos meses, según apunta el informe “Esto es lo que le espera en 2019 si piensa comprar o alquilar una casa” de El País.

Durante el 2018, el inmobiliario cerró con aproximadamente 573.000 transacciones, la mayor parte en Madrid y Barcelona, lo que revela un crecimiento (al compararlo con las cifras de 2017) en las ventas de viviendas en un 11,4%, tal y como informa El Mundo en “¿Cómo se ha portado el mercado inmobiliario en 2018?”.

Actualidad de la compraventa de viviendas

Con moderación, sí, pero la compraventa de pisos va a seguir a lo largo de este 2019 en toda España. Aunque todavía no se puede determinar con exactitud la cantidad de inmuebles que se venderán, los expertos están seguros que para finales de este presente año, se habrá superado con creces el número de operaciones que se registraron en 2018.

CBRE informaba que estas ventas superarán el medio millón de transacciones, suponiendo un crecimiento del 10%. Por consiguiente, las cifras rondarán las 625.000 y 645.000. No obstante, estos números siguen estando lejos de los recogidos durante el periodo de antes de la crisis.

Por otro lado, la Patronal de Promotoras expone que el panorama político está cambiando, lo que significa que tendremos que estar atentos a todos los cambios que se puedan dar, ya que las nuevas elecciones serán las que marquen el camino que deberá seguir el mercado inmobiliario en nuestro país.

Las grandes inmobiliarias siguen aprovechando el buen momento del sector

Desde el 2014 el mercado ha ido mostrando signos de mejora, y no ha sido hasta el pasado año cuando realmente se ha considerado que éste ya está listo para una nueva etapa. Aunque todavía queda hasta volver al nivel previo de la crisis, en la actualidad las ventas están en aumento y las inversiones en nuestro país cada día son más.

Es cierto que el sector terciario (hoteles, logística, retail y oficinas) ha sido el que más rápido se ha recuperado. Esto es notable en muchas ciudades de España, sobre todo en Madrid y Barcelona donde se están construyendo nuevos edificios de oficinas.

Gestoras inmobiliarias como Stoneweg Living están viendo grandes oportunidades de negocio y están creando proyectos novedosos. En Barcelona, a la amplia cartera de la actualidad se incorporarán dos nuevos proyectos en las próximas semanas. En Madrid, por otro lado, se está cerrando un acuerdo para la creación torres que cambiarán completamente el skyline de la ciudad.

Pero, el residencial no se queda atrás. Hace tres años que Stoneweg Living llegó a España pisando fuerte viendo una gran oportunidad de inversiones en ambas ciudades y en la costa mediterránea. Sus promociones van desde viviendas de lujo, pisos para una primera o segunda residencia, certificados energéticos y con sellos de calidad, hasta inmuebles protegidos.

28 Ene 2019

EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN CREARÁ NUEVOS EMPLEOS EN 2019

La ocupación irá en aumento durante este año y seguirá así en 2020, siendo el área donde más crecerá el trabajo.

 

Desde el 2015 y hasta la fecha, el sector inmobiliario sigue recibiendo buenas noticias, y es que desde entonces su actividad está remontando. Durante la crisis ésta fue una de las áreas más afectadas por lo que muchas personas perdieron su empleo. A pesar de ello, esta área ya se está recuperando por completo y como resultado se ve la respuesta a una demanda real con multitud de construcciones por todo el país.

Pero la obra no está solamente creando trabajos, y es que cada una de las partes de esta área tienen que compenetrarse para alcanzar los objetivos propuestos de manera conjunta. Esto repercute en la formación de los profesionales, que cada vez son más los perfiles variados que se integran a las obras. Con una mejor preparación de ellos, se aseguran dar una buena cara a la construcción y que las personas siguen confiando en ello.

Por ello, se están fomentando los estudios de diferentes oficios entre los jóvenes. Esta es la mejor forma para hacer frente a la demanda que está surgiendo. Los beneficios que saldrán de todo ello van a ser positivos para todos, ya que los trabajadores al estar mejor formados pueden tener más conocimientos sobre la prevención de riesgos, en cómo actuar en diferentes situaciones y las medidas a tomar si fuera necesario. La formación repercute en todos para que cuanto mejor preparados estén, mejores profesionales llegarán a ser.

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) es quien ha certificado que se está dando un aumento en la contratación de los trabajadores y arquitectos en el país. Tanto es así, que la gran parte del incremento en la demanda de los visados para la construcción los están solicitando ellos porque consideran que el sector está en un buen momento y es perfecto para volver a construir.

Por otro lado, en el último informe que elaboró el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, vemos que el inmobiliario es uno de los sectores que más ha crecido en el país donde el pasado año se contabilizaron más de 65.411 trabajadores, suponiendo un crecimiento del 8.47%. Estas cifras marcan el precedente de que la crisis quedó atrás y es el momento de seguir adelante.

Lo que se puede esperar para este año 

El Índice ManpowerGroup ha realizado una previsión para este 2019 y para 2020 sobre los datos de empleo en la construcción en España.

Este año la tasa aumentará un 2,1% y para el siguiente un 1,8% y seguirá expandiéndose por todo el país. A lo largo del 2019 está estimado que se creen 404.000 trabajos en el sector, donde las ocupaciones irán mejorando para los venideros. Las cifras para este futuro cercano indican que las contrataciones serán moderadas, alcanzando una media de 3.750.000 empleos.

Otro de los datos que ofrece el informe es que la tasa de ocupación en la construcción será del 54,4%. Aunque se coloque debajo de los datos que se recogieron en los años anteriores a la crisis, esta ocupación estará a sólo el 3% del máximo de 2007.

Nuevas promociones 

Este buen momento del sector y el aumento de trabajo en el mismo, ayuda a que promotoras, constructoras y gestoras inmobiliarias, como Stoneweg Living, sigan apostando por el mercado español. Ésta sigue comercializando a buen ritmo de ventas todas las promociones con las que contaba hasta cerrar el 2018 y para este año seguirán adquiriendo y creando nuevas en ciudades como Madrid y Barcelona.

Una de las últimas novedades que ha incorporado Stoneweg en la Ciudad Condal es la promoción de Prat de la Riba Living, un conjunto de 276 viviendas de 1 a 4 dormitorios situada en L’Hospitalet de Llobregat. A este proyecto se le sumarán otros tres en las próximas semanas, ubicados en el corazón de la ciudad.

En Madrid, por el contrario, la gestora cuenta con promociones tanto en el centro de la ciudad como en el extrarradio. Uno de los últimos activos que ha iniciado su comercialización es Dehesa Living, situado en una de las mejores zonas de la capital como lo es Puerta de Hierro (Madrid). Tiene muchas zonas verdes y se trata de una ubicación tranquila. Aquí, se construirán tres edificios con tres plantas cada uno para dar lugar a 9 viviendas con 4 dormitorios.

 

17 Ene 2019

CRECEN LOS VISADOS PARA OBRAS EN ESPAÑA

Durante el 2018 el número de permisos se han multiplicado alcanzando los 100.000 permisos en el país.

 

Seguimos siendo testigos del buen momento que está teniendo el sector inmobiliario. A pesar del aumento de los precios en las viviendas cada vez son más los permisos que se están otorgando para la construcción, rehabilitación o reforma de las mismas.

El 2018 comenzó con un breve descenso de los visados, llegando a ser tan sólo un 4,6% en el primer trimestre del año. Eurostat confirmaba que, durante el segundo trimestre éstos pudieron aumentar un 2,4% y no fue hasta los meses de marzo y junio cuando la cifra ascendió al 24%.

Con estas subidas, el pasado año pudo cerrar con 100.000 visados aproximadamente para realizar obras de vivienda. Las estimaciones del BBVA Research indican que los permisos se han multiplicado desde el 2015, dejando así atrás los malos años que sufrió el sector.

Tal y como muestran los datos del Ministerio de Fomento, se concedieron más de 68.000 autorizaciones para este fin, lo que sumaron un 36% más que en el mismo periodo que en el año anterior, haciendo que el mes de agosto del 2018, fuese el mejor desde hacía diez años.

Poco a poco vemos cómo el mercado inmobiliario se está recuperando y los años venideros muestran buenos pronósticos dejando atrás el ‘boom’. Para hacernos una idea de ello, explicaremos que en el 2018 el sector cerró con un aproximado de 100.000 permisos para obra nueva, lo que significa que se concedieron ocho veces menos de los que se dieron en el 2006, cuando registró su máximo absoluto en la historia de España en el que se otorgaron 865.561. Sólo en abril de ese mismo año se entregaron 126.753 licencias, superando el total de los del pasado año, según indica El Mundo en el artículo: “De los 865.561 visados para la construcción de vivienda en 2006 a los 91.662 de 2010”.

Fue en el 2013 cuando estas licencias llegaron a sus mínimos, siendo los peores años para el sector a nivel global. Durante ese año, las que se dieron en España sumaron un total de 34.288, el peor año de la historia. Desde entonces, y hasta el 2015, los visados fueron creciendo lentamente (2%) hasta que ese año aumentaron a un 43%. Hasta la fecha, se han ido dando crecimientos alrededor del 25% y se mantiene así desde entonces, tal y como explica Cinco Días en el artículo “Los visados de obra para vivienda nueva se duplican en tres años”.

Según otro estudio de BBVA Research, podemos confirmar que el sector inmobiliario se está desenvolviendo en un contexto positivo: en el tercer trimestre del pasado año el empleo en la construcción aumento en un 1,3%, del mismo modo que el crédito para poder acceder a la compra de viviendas en un 16,8% interanual. Esto hizo que las ventas en agosto del pasado año fueran un 10% superior a las del mismo periodo del 2017.

Hasta la fecha y como una consecuencia directa de los años de la burbuja, sigue habiendo mucho stock en determinadas ciudades españolas donde la demanda es menor. Esto hace que el crecimiento sea más lento de lo habitual y provoca que sea más complicado conseguir un permiso para realizar obras. También hace que en las zonas donde se necesitan obras nuevas para hacer frente a la demanda existente, los precios de los inmuebles aumenten cada vez más.

Como un claro ejemplo están las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, siendo las que más permisos solicitan anualmente. Las cifras de los alquileres y compra de viviendas están alcanzando precios muy altos porque no se están concediendo el número necesario de visados para poder construir, rehabilitar y reformar las mismas.

Tipos de permisos concedidos 

El Ministerio de Fomento concedió los datos sobre los tipos de obras que se llevan a cabo en el país. La mayor parte de los visados que se confieren están destinados al sector residencial, con un 80% de construcciones durante los meses de enero y agosto del pasado año. Estos, estaban destinados a pisos y edificios de viviendas, dejando tan sólo un 20% a las casas unifamiliares. Las obras nuevas obtuvieron un 79% de los permisos, donde el 19,7% permitió reformas o rehabilitaciones. Un 1,6% de este total estaba destinado a las obras de ampliación.

Si analizamos estos datos desde las superficies, la media de los inmuebles construidos en este periodo de tiempo fue de 117 metros cuadrados, frente a los 199m2 de media de las viviendas unifamiliares. En los primeros meses del pasado año, Madrid, Barcelona y Valencia fueron las ciudades en las que más autorizaciones se concedieron (7.097, 2.241 y 1.646 respectivamente).

¿Se seguirán construyendo viviendas durante el 2019? 

La respuesta es sí. A pesar de que sea más difícil conseguir los permisos para construir, las promotoras, las constructoras y gestoras inmobiliarias ven que hay una necesidad en diferentes ciudades de España y les están haciendo frente. Por lo que a lo largo de este 2019 no dejaremos de apreciar grúas en los horizontes. Además, debemos recordar que todos los pronósticos para este sector durante este año son buenos.

Este es el caso de la gestora inmobiliaria Stoneweg Living, que cerró un 2018 con datos muy positivos de ventas en Madrid y Barcelona y para este presente año seguirán comercializando los proyectos ya existentes. También, esperan agregar nuevas promociones a su cartera para poder seguir haciendo frente a la demanda de viviendas.

 

 

 

 

 

10 Sep 2018

SE MODERA LA ACTIVIDAD DE LA CONSTRUCCIÓN EN ESPAÑA

A pesar de que la actividad se moderó un 1,8% los pronósticos son buenos para lo que resta del año.

 

El sector de la construcción en España ha moderado su actividad, tal y como lo informa Eurostat, ya que el pasado mes de junio se registró un crecimiento del 1,8% respecto al mismo mes del pasado año, tras crecer un 4,6% el mes anterior.

Si trasladamos esto a términos mensuales y en comparación con mayo, la producción de la construcción en España decreció tres décimas, cuando ya había registrado un avance de ocho décimas. Esta es la segunda caída en lo que va de año.

En cuanto a la zona euro, la actividad de la construcción creció dos décimas en junio respecto al mes anterior, cuando se registraban unos datos a un ritmo similar de tres décimas, tras un primer trimestre como el que se vivió en España, de caídas intermensuales. Si analizamos, por otro lado, el dato interanual, comprobaremos que éste avanzó un 2,6%, lo que positivamente hace que esta sea la mayor subida en lo que va de año, por detrás de la cifra de enero, cuando se dio un +6,6%.

Analizando la actividad de la construcción en la Unión Europea

En la tasa intermensual de junio, la actividad del conjunto de la UE creció un 0,6%, frente al repunte que se dio en el mes anterior (un 1,2%) que encadenó tres meses de ascensos en lo que llevamos de 2018.

En el caso de España, a principios del 2017, eran 75.230 empresas las que operaban en la construcción, representando un 2% más que el año anterior. Al mismo tiempo, el volumen de empleo también creció y alcanzó los 1.152 miles de trabajadores en el primer trimestre de 2018. Esto se debe a que la actividad está siendo liderada por grandes grupos, con una fuerte orientación hacia lo internacional y la obra civil.

En el 2017 fueron seis grupos los que reunieron el 27% del valor toral de la producción, donde se incluye España, y su participación se situó en torno al 3%, y el 96% se dio por la facturación por los servicios de construcción de las empresas de este país en los mercados internacionales.

Si lo miramos de manera más específica, en la tasa interanual, el pasado mes de junio se cerró con el aumento del 2,7% frente al mismo mes, pero del año anterior. Esto, representa la segunda mayor subida en lo que va de este año después de que en enero se diera un alza del 6%.

Los mayores incrementos en la actividad de la construcción en junio que se observaron en los países de Europa se dieron en Hungría (+7,2%), Eslovaquia (+4,5%) y Francia (+3,8%). Por el contrario, en el caso de Eslovenia (-5%), Alemania (-3,2%) y Rumanía (-0,8%), se registraron las caídas más pronunciadas.

Si realizamos la comparación de junio de este presente año con el pasado, comprobaremos que el mayor incremento de la producción en la construcción tuvo lugar en Hungría con un aumento del 28,3%, seguido por Polonia (+24,2%) y República Checa (+8,9%). Pero, el único país donde se registró una caída en la tasa interanual fue en Bulgaria con un -2,9%.

¿Cómo finalizará el 2018 y qué se puede predecir para el 2019? 

El sector de la construcción en España está evolucionando de manera positiva, tal y como lo indicó el jefe del departamento de Mercados del Itec, Josep Ramon Fontana.

La duda que viene surgiendo desde hace unos meses es si en España se puede o no volver a dar una burbuja, pero, hasta el momento se sostiene que existen burbujas locales de precios, no de producción o de financiación en grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Los expertos insisten en que es cierto que se pueden explotar las situaciones a nivel local, en grandes ciudades, y que el riesgo que conlleva es que se produzca una incertidumbre y que los inversores internacionales quieran irse del país. Pero, por otro lado, Fontana explicó que en el caso de Barcelona, la capital catalana “siempre ha tenido problemas geográficos para crecer” porque el suelo es limitado.

En cuanto a la actividad de la construcción, el Itec manifestó que el subsector no residencial se verá aumentado en un 4,5%, que estará impulsado principalmente por el mercado de oficinas, la rehabilitación de viviendas avanzará un 2%, y en el caso de la ingeniería civil el 4,8% que se verá favorecida por el calendario electoral, ya que están cada vez más cerca las elecciones municipales.

Este impulso extra viene proporcionado por la ingeniería civil, pero será efímero en el futuro dado que se pronostica que el sector de la construcción irá perdiendo impulso en 2019 (4,3%) y en 2020 (3,4%). No obstante, habrá que ver como finaliza este presente año para poder saber cómo comenzará el próximo y ver como evoluciona el sector inmobiliario en España y las inversiones extranjeras que a día de hoy se siguen dando en numerosas ciudades de nuestro país.

04 Sep 2018

SE CONSTRUYEN 104 VIVIENDAS EN EL FUTURO CENTRO NEURÁLGICO DE BARCELONA

Stoneweg Living crea un nuevo proyecto en La Sagrera.

 

El barrio de La Sagrera acoge el nuevo proyecto de Stoneweg Living, que construirá 104 viviendas. Esta promoción está perfectamente ubicada, pues esta zona se va a convertir en el futuro centro neurálgico de Barcelona, donde se construirá la nueva estación de AVE.

Cada una de las viviendas tendrá la distribución más idónea para los propietarios, quienes podrán escoger el número de habitaciones que quieran para su casa (de dos a cuatro dormitorios). Los inmuebles también contarán con amplias terrazas, pensadas y cuidadas para la comodidad de sus individuos. Lo interesante de estas viviendas es que cuentan con el certificado energético A y hasta el momento se ha vendido más del 80% de los inmuebles, que se pueden adquirir desde 221.000 euros.

Cuáles son las características de las viviendas

Es una promoción que tendrá los materiales y los mejores acabados para dar a este proyecto la calidad que se merece. Por ello, los vidrios que se instalarán serán dobles bajo emisivo y acústico que se adaptan a todos los requerimientos de la normativa. Además, las persianas que se van a colocar serán enrollables motorizadas.

En cuanto al sistema de calefacción, se compondrá de paneles aislantes en poliestireno expandido, que irá estampado en hidropelencia a célula cerrada de elevada resistencia mecánica e irá revestido superficialmente con un film de plástico.

Por consiguiente, el aire acondicionado tiene un sistema de refrigeración térmica mediante aerotermia. La instalación de la difusión del aire frío se realizará con fan-coils de techo, por lo que el sistema tendrá un hidrokit que irá conectado con una unidad exterior de climatización del tipo bomba de calor. Tenemos que añadir que, este equipo que se instalará, tiene la capacidad de calentar el agua para hacer calefacción (por medio de suelo radiante) o para producir ACS.

Los fan-coils que se van a instalar serán de dos tubos de agua. En cuanto a la distribución del aire, se hará por medio de conductos de fibra, que están recubiertos con láminas de aluminio por los dos lados, del mismo modo que se van a colocar rejas de aire acondicionado de aluminio con un marco oculto.

En las cocinas se van a colocar muebles altos y bajos con puertas lacadas mate con tiradores ocultos para crear superficies de trabajo y retorno. El equipamiento que dispondrán será de un fregadero de acero inoxidable, una placa de inducción de cuatro fuegos, un horno y un microondas ambos empotrados, y una campana extractora.

Un videoportero será instalado como medio de comunicación.

Para producir ACS, se hará una instalación de aerotermia que dispondrá de un hidrokit interior y acumulador que irá conectado con una unidad exterior de climatización del tipo bomba de calor. Este equipo tiene una capacidad para calentar el agua y convertirlo en ACS.

Las zonas comunes no se quedan atrás en cuanto a calidad se refiere. Se colocarán pavimentos, un vestíbulo en la planta baja y plantas de piso en un gres porcelánico. También se añadirá una alfombra rígida de perfiles de aluminio con unas tiras de fibra textil. Las escaleras serán de terrazo microgramo. Se añadirá un revestimiento de panelado de madera natural y un panelado de DM lacado de color blanco. Para finalizar, se equipará con buzones de acero inoxidable.

Esta promoción también tendrá opción de plazas de parking y trasteros, además de que en las zonas comunes se incluirá una piscina y un parque infantil.

Las obras comenzaron en el primer trimestre de 2018 y se espera que se entreguen en el segundo trimestre de 2020.

Cómo es La Sagrera 

Dos partes son las que diferencian el barrio de La Sagrera. Por un lado, está la parte más nueva, sobre la conocida Meridiana y la segunda es el casco antiguo, situado alrededor de la plaza Masadas. Actualmente este barrio se encuentra en un proceso de transformación urbanística y de revitalización económica gracias al desarrollo que se está llevando en torno a la creación de la nueva estación del AVE, que conlleva mejoras de accesibilidad, dotaciones residenciales, de equipamientos y sobre todo, de nuevos espacios libres.

El origen de este barrio es bastante curioso, dado que eran los terrenos sagrados que rodeaban las iglesias y se encontraban bajo la protección del clero. La conciencia del barrio popular y trabajador es algo que se ha mantenido durante todos estos años. Esto se debe a que esta zona era un núcleo rural y los campesinos guardaban sus cosechas en los depósitos que tenía la iglesia. De esta forma se protegían durante las guerras y saqueos y eran conocidos como sagrers.

Gracias a la industrialización, muchas fueron las fábricas que llegaron al barrio como la Pegaso, reconvertida hoy en día en un parque municipal, la desaparecida Farinera L’Esperança o la fábrica de pinturas Ivanow, que después de alojar diferentes empresas a día de hoy se ha convertido en Nau Ivanow, un centro de arte y creación.

Todo ello son rastros de una época industrial que está ligada a la avenida Meridiana y al Paseo Maragall, la arteria principal que atraviesa el barrio. Hoy en día se compone de altos bloques de viviendas, fácilmente identificables ya que alguno de ellos tiene hasta 15 pisos de altura y, además, se han convertido en la entrada a la ciudad de Barcelona.

A pesar de que la llegada del AVE alteró una calma de años de historia, durante las obras de la estación se encontró una villa romana anterior al sigo IV a.C, demostrando el enorme patrimonio histórico de la ciudad.

La zona se caracteriza por la importante cantidad de pequeños locales comerciales, en un entramado de pequeñas calles al estilo de otros barrios de la ciudad como Gracia o Sants. Esta vitalidad de La Sagrera se contagia a los barrios colindantes como Sant Andreu y Cam de l’Arpa.

 

 

 

 

 

07 Feb 2018

A FINALES DE 2018 LA COMPRAVENTA DE VIVIENDAS RONDARÁ LAS 550.000 OPERACIONES SEGÚN BBVA RESEARCH

El año comienza con buenas perspectivas y todo indica que la dinamización del sector se mantendrá los siguientes meses.

 

A pesar de la incertidumbre que se registró en la última parte del 2017, el mercado inmobiliario cerró positivamente. Por lo que, para este 2018, se espera que se dé una subida en la compraventa de viviendas, hasta un 6%, y los precios del sector crecerán hasta alcanzar las 550.000 operaciones. También, se espera un repunte de doble dígito en la concesión de licencias de obra nueva, elevando la firma de visados hasta los 92.000. No obstante, según la revista “Situación Inmobiliaria de España” del BBVA Research, las cifras serán más moderadas que las que se dieron en 2017.

Este aumento, será apoyado por la demanda tanto doméstica como por la extranjera. Con los datos que se conocen actualmente en mano sobre el mercado inmobiliario, se puede observar que se pone en manifiesto hasta el momento que el crecimiento del sector sigue adelante, aunque, los datos que se recogieron en el último trimestre del 2017 muestran una moderación en el crecimiento.

Compraventa de vivienda en 2018

De esta forma, se prevé que la inversión en la vivienda pueda continuar aportando al crecimiento del PIB nacional, y seguirá siendo “uno de los componentes que mayor crecimiento exhibirá en 2018”.

Según publica BBVA Research, la situación política catalana, en estos momentos de incertidumbre derivada por los últimos acontecimientos, podrá influir en la evolución del mercado. Lo que conllevará a que el panorama político será foco de atención en el desarrollo del sector. Esta crisis, ha hecho que las previsiones de crecimiento del 2017, se moderen y condicionen las de este año.

Por otro lado, también se ha asegurado que, durante el 2018, se llevará a cabo la creación de nuevos empleos y junto con la persistencia de un escenario con bajos tipos de interés, se sumarán a un mayor crecimiento de la economía europea, que impulsará “un buen tono” de la demanda extranjera, por lo que se augura un buen futuro para la industria residencial en 2018.

Sin embargo, España seguirá mostrando “una elevada diversidad” en el crecimiento del mercado residencial, ya que “las áreas más activas económicamente y las más favorecidas por el turismo seguirán mostrando una evolución positiva del mercado inmobiliario en 2018, sobre todo si prosigue aumentando la demanda de segunda residencia”, explica la revista BBVA Research.

Este informe, puntualiza que se registró un crecimiento de las ventas del 12%, respecto a los datos oficiales al cierre del 2017, un aumento que acompañó una revalorización de la vivienda en promedio del 2,5% y un incremento de la demanda de visados que rondaron el 24%.

Qué es lo que pasará en 2018

En cuanto al desarrollo que se dará en 2018 en el sector inmobiliario, se han realizado tres grandes predicciones, y se resumen de la siguiente manera.

Se venderán un 6% más de casas. El 2017 cerró con menos de 520.000 operaciones de compraventa de viviendas, y se espera que ese número aumente a lo largo de este año, con el pronóstico de que se llegarán a adquirir hasta 550.000 viviendas.

El informe señala que “se trata de un incremento algo inferior al esperado en el escenario anterior, explicada por la moderación del crecimiento económico, la paulatina normalización del comportamiento de la demanda tras el inicio de la recuperación (muy afectada por el efecto base derivado de los bajos niveles de venta alcanzados durante la crisis) y por el aumento de la incertidumbre”.

Por su parte, el precio de las viviendas seguirá aumentando y podría repuntar un 4,9% en promedio anual, lo que será casi el doble de lo que se registró en 2017. Para el pasado año, el BBVA Research pronosticó un incremento del 2,5% en promedio anual. Pero, para este presente, el precio de la vivienda subirá cerca de un 5%.

Esta revista añade que “el buen tono de la demanda en un escenario de oferta contenida, ya que el número de viviendas terminadas sigue siendo reducido, vaticina nuevos avances en el incremento del precio residencial”.

Compraventa viviendas

La actividad constructora, espera que se dé un avance cercano al 16%. Aunque es un incremento inferior al que se dio en 2017, situándolo en el 24%, es cierto que este año puede elevar el número de visados hasta las 92.000 unidades.

Pero, el estudio aclara que “en un contexto en el que la vivienda de obra nueva escasea en algunas áreas del territorio nacional, se espera que la industria continúe avanzando en incrementar la oferta. Al igual que sucede con la demanda residencial, la firma de permisos para iniciar obra nueva podría haber experimentado una moderación del crecimiento en la parte final del 2017 como consecuencia de la mayor incertidumbre”.

En resumen, los expertos coinciden que el año 2017 fue muy positivo para el mercado del residencial español, con uno de sus mejores ejercicios desde que hace una década estalló la burbuja inmobiliaria. Esta buena tendencia se espera mantener durante todo el 2018, lo que seguirá con la construcción de viviendas, las ventas de casas, la concesión de hipotecas e incrementos de los precios. A pesar de que el mercado se seguirá moviendo a diferentes velocidades en Madrid, Barcelona, la zona costera y las Islas Baleares, todas estas en cabeza, la recuperación que se ha venido dando se irá extendiendo poco a poco al resto de España.