CRECEN LOS VISADOS PARA OBRAS EN ESPAÑA

Durante el 2018 el número de permisos se han multiplicado alcanzando los 100.000 permisos en el país.

 

Seguimos siendo testigos del buen momento que está teniendo el sector inmobiliario. A pesar del aumento de los precios en las viviendas cada vez son más los permisos que se están otorgando para la construcción, rehabilitación o reforma de las mismas.

El 2018 comenzó con un breve descenso de los visados, llegando a ser tan sólo un 4,6% en el primer trimestre del año. Eurostat confirmaba que, durante el segundo trimestre éstos pudieron aumentar un 2,4% y no fue hasta los meses de marzo y junio cuando la cifra ascendió al 24%.

Con estas subidas, el pasado año pudo cerrar con 100.000 visados aproximadamente para realizar obras de vivienda. Las estimaciones del BBVA Research indican que los permisos se han multiplicado desde el 2015, dejando así atrás los malos años que sufrió el sector.

Tal y como muestran los datos del Ministerio de Fomento, se concedieron más de 68.000 autorizaciones para este fin, lo que sumaron un 36% más que en el mismo periodo que en el año anterior, haciendo que el mes de agosto del 2018, fuese el mejor desde hacía diez años.

Poco a poco vemos cómo el mercado inmobiliario se está recuperando y los años venideros muestran buenos pronósticos dejando atrás el ‘boom’. Para hacernos una idea de ello, explicaremos que en el 2018 el sector cerró con un aproximado de 100.000 permisos para obra nueva, lo que significa que se concedieron ocho veces menos de los que se dieron en el 2006, cuando registró su máximo absoluto en la historia de España en el que se otorgaron 865.561. Sólo en abril de ese mismo año se entregaron 126.753 licencias, superando el total de los del pasado año, según indica El Mundo en el artículo: “De los 865.561 visados para la construcción de vivienda en 2006 a los 91.662 de 2010”.

Fue en el 2013 cuando estas licencias llegaron a sus mínimos, siendo los peores años para el sector a nivel global. Durante ese año, las que se dieron en España sumaron un total de 34.288, el peor año de la historia. Desde entonces, y hasta el 2015, los visados fueron creciendo lentamente (2%) hasta que ese año aumentaron a un 43%. Hasta la fecha, se han ido dando crecimientos alrededor del 25% y se mantiene así desde entonces, tal y como explica Cinco Días en el artículo “Los visados de obra para vivienda nueva se duplican en tres años”.

Según otro estudio de BBVA Research, podemos confirmar que el sector inmobiliario se está desenvolviendo en un contexto positivo: en el tercer trimestre del pasado año el empleo en la construcción aumento en un 1,3%, del mismo modo que el crédito para poder acceder a la compra de viviendas en un 16,8% interanual. Esto hizo que las ventas en agosto del pasado año fueran un 10% superior a las del mismo periodo del 2017.

Hasta la fecha y como una consecuencia directa de los años de la burbuja, sigue habiendo mucho stock en determinadas ciudades españolas donde la demanda es menor. Esto hace que el crecimiento sea más lento de lo habitual y provoca que sea más complicado conseguir un permiso para realizar obras. También hace que en las zonas donde se necesitan obras nuevas para hacer frente a la demanda existente, los precios de los inmuebles aumenten cada vez más.

Como un claro ejemplo están las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, siendo las que más permisos solicitan anualmente. Las cifras de los alquileres y compra de viviendas están alcanzando precios muy altos porque no se están concediendo el número necesario de visados para poder construir, rehabilitar y reformar las mismas.

Tipos de permisos concedidos 

El Ministerio de Fomento concedió los datos sobre los tipos de obras que se llevan a cabo en el país. La mayor parte de los visados que se confieren están destinados al sector residencial, con un 80% de construcciones durante los meses de enero y agosto del pasado año. Estos, estaban destinados a pisos y edificios de viviendas, dejando tan sólo un 20% a las casas unifamiliares. Las obras nuevas obtuvieron un 79% de los permisos, donde el 19,7% permitió reformas o rehabilitaciones. Un 1,6% de este total estaba destinado a las obras de ampliación.

Si analizamos estos datos desde las superficies, la media de los inmuebles construidos en este periodo de tiempo fue de 117 metros cuadrados, frente a los 199m2 de media de las viviendas unifamiliares. En los primeros meses del pasado año, Madrid, Barcelona y Valencia fueron las ciudades en las que más autorizaciones se concedieron (7.097, 2.241 y 1.646 respectivamente).

¿Se seguirán construyendo viviendas durante el 2019? 

La respuesta es sí. A pesar de que sea más difícil conseguir los permisos para construir, las promotoras, las constructoras y gestoras inmobiliarias ven que hay una necesidad en diferentes ciudades de España y les están haciendo frente. Por lo que a lo largo de este 2019 no dejaremos de apreciar grúas en los horizontes. Además, debemos recordar que todos los pronósticos para este sector durante este año son buenos.

Este es el caso de la gestora inmobiliaria Stoneweg Living, que cerró un 2018 con datos muy positivos de ventas en Madrid y Barcelona y para este presente año seguirán comercializando los proyectos ya existentes. También, esperan agregar nuevas promociones a su cartera para poder seguir haciendo frente a la demanda de viviendas.

 

 

 

 

 

Escribe un comentario