Etiqueta: viviendas

05 Mar 2019

EL 2019 COMIENZA CON NÚMEROS POSITIVOS EN LAS VENTAS DE VIVIENDAS

Las grandes ciudades siguen en cabeza, seguidas muy de cerca por las zonas costeras del país.

 

Madrid y Barcelona siguen en cabeza. El pasado mes de enero estas dos ciudades y todas las que cuentan con más de 50.000 habitantes cerraron el mes con un crecimiento del 9% en el precio de la vivienda con respecto al mismo periodo del año anterior, tal y como señala el último informe de Tinsa. En el caso de la costa mediterránea el valor ha aumentado un poco más, llegando al 10,1%.

En este mismo informe se ha constatado que el precio de los pisos en España tiene una media anual del 6,8%. Esto sólo da una pequeña variación de tres décimas si lo comparamos con los datos que se recogieron el pasado mes de diciembre (2018).

Analizando las cifras más minuciosamente, observamos que, en las áreas metropolitanas tanto de las ciudades como de las capitales, el valor de los inmuebles ascendió un 6,8%, seguido muy de cerca por las Islas Canarias y Baleares con un 6,6% en cada una de ellas. En las ciudades del interior del país, por el contrario, el crecimiento ha sido más moderado con tan sólo un 1,5%.

Las zonas que más destacan en la variación mensual son las áreas metropolitanas. Estas tienen un incremento del 2% respecto a lo que se recogió en el mes anterior (diciembre del 2018). Nuevamente, seguido por los archipiélagos canario y balear, que aumentaron un 1,6% mensual. En el resto de las áreas de España, las subidas sólo fueron de un 0,8%.

No obstante, podemos seguir hablando de una mejora del sector inmobiliario con el aumento de los precios de las viviendas, donde los valores mínimos ya se encuentran en un 14,9%, dejando de lado, por supuesto a las capitales, grandes ciudades y las islas, ya que aquí el valor alcanza ya un 23%.

Donde también se ha registrado un crecimiento acumulado ha sido en la costa mediterránea, donde se da un 19,2%, y en las áreas metropolitanas un 13,1%. Por otro lado, en el resto del territorio se sigue acumulado un 5%, mínimos que aún cuestan superar.

Aunque a día de hoy no se han alcanzado los precios máximos que se dieron en el periodo anterior a la crisis, las caídas que presenta el sector no están siendo tan severas como las de antaño. En cifras generales, se recoge un 34,1% en las capitales.

Este aumento en los precios y que el 2019 haya comenzado de manera positiva, nos indica que es un buen momento para comprar una vivienda. Además, hay que tener en cuenta la demanda de obra nueva que se está generando en España, por lo que actualmente hay diferentes productos que pueden encajar en nuestros deseos.

La gestora inmobiliaria Stoneweg Living ofrece una cartera de promociones en estas tres zonas donde el precio de la vivienda está creciendo, con diferentes tipologías que se adaptan a las necesidades de cada persona.

Proyectos para familias como Mateo Inurria (Madrid) o El Turó de la Cisa (Barcelona). El primero se trata de cinco viviendas unifamiliares en Chamartín, dónde sólo queda una disponible. Con cuatro o cinco dormitorios, zona completa para el servicio, un jardín privado, terraza y tres plazas de garaje. Por otro lado, tenemos 22 exclusivas casas en Premià de Dalt, donde cada día se podrá disfrutar de magníficas vistas al mar. La promoción cuenta con cinco habitaciones, jardines y piscina privada, terrazas y porche en el dormitorio y espacio para tres o cuatro coches.

Si estamos pensando en comprar una segunda residencia en la playa, esta gestora inmobiliaria cuenta con diferentes opciones con proyectos por toda la costa mediterránea. Desde Roses, con la promoción de Golden Bay, hasta Estepona (Málaga) donde se están construyendo dos urbanizaciones, una de ellas, Velaya, en primera línea de playa y la otra, Scenic Estepona, en mitad de la naturaleza.

En el caso de que prefiramos vivir en los centros de las ciudades como Madrid o Barcelona, en una zona prime, Nicaragua 75 o Zafra Living son algunas de las mejores opciones. La primera se sitúa en Les Corts (Barcelona) donde se está rehabilitando un edificio que dará lugar a 39 viviendas de tipo loft. El espacio y la luminosidad son las características principales de los pisos. La segunda está ubicada en el Distrito de Salamanca (Madrid), donde se van a construir 19 inmuebles rodeados de zonas verdes y parques.

17 Ene 2019

CRECEN LOS VISADOS PARA OBRAS EN ESPAÑA

Durante el 2018 el número de permisos se han multiplicado alcanzando los 100.000 permisos en el país.

 

Seguimos siendo testigos del buen momento que está teniendo el sector inmobiliario. A pesar del aumento de los precios en las viviendas cada vez son más los permisos que se están otorgando para la construcción, rehabilitación o reforma de las mismas.

El 2018 comenzó con un breve descenso de los visados, llegando a ser tan sólo un 4,6% en el primer trimestre del año. Eurostat confirmaba que, durante el segundo trimestre éstos pudieron aumentar un 2,4% y no fue hasta los meses de marzo y junio cuando la cifra ascendió al 24%.

Con estas subidas, el pasado año pudo cerrar con 100.000 visados aproximadamente para realizar obras de vivienda. Las estimaciones del BBVA Research indican que los permisos se han multiplicado desde el 2015, dejando así atrás los malos años que sufrió el sector.

Tal y como muestran los datos del Ministerio de Fomento, se concedieron más de 68.000 autorizaciones para este fin, lo que sumaron un 36% más que en el mismo periodo que en el año anterior, haciendo que el mes de agosto del 2018, fuese el mejor desde hacía diez años.

Poco a poco vemos cómo el mercado inmobiliario se está recuperando y los años venideros muestran buenos pronósticos dejando atrás el ‘boom’. Para hacernos una idea de ello, explicaremos que en el 2018 el sector cerró con un aproximado de 100.000 permisos para obra nueva, lo que significa que se concedieron ocho veces menos de los que se dieron en el 2006, cuando registró su máximo absoluto en la historia de España en el que se otorgaron 865.561. Sólo en abril de ese mismo año se entregaron 126.753 licencias, superando el total de los del pasado año, según indica El Mundo en el artículo: “De los 865.561 visados para la construcción de vivienda en 2006 a los 91.662 de 2010”.

Fue en el 2013 cuando estas licencias llegaron a sus mínimos, siendo los peores años para el sector a nivel global. Durante ese año, las que se dieron en España sumaron un total de 34.288, el peor año de la historia. Desde entonces, y hasta el 2015, los visados fueron creciendo lentamente (2%) hasta que ese año aumentaron a un 43%. Hasta la fecha, se han ido dando crecimientos alrededor del 25% y se mantiene así desde entonces, tal y como explica Cinco Días en el artículo “Los visados de obra para vivienda nueva se duplican en tres años”.

Según otro estudio de BBVA Research, podemos confirmar que el sector inmobiliario se está desenvolviendo en un contexto positivo: en el tercer trimestre del pasado año el empleo en la construcción aumento en un 1,3%, del mismo modo que el crédito para poder acceder a la compra de viviendas en un 16,8% interanual. Esto hizo que las ventas en agosto del pasado año fueran un 10% superior a las del mismo periodo del 2017.

Hasta la fecha y como una consecuencia directa de los años de la burbuja, sigue habiendo mucho stock en determinadas ciudades españolas donde la demanda es menor. Esto hace que el crecimiento sea más lento de lo habitual y provoca que sea más complicado conseguir un permiso para realizar obras. También hace que en las zonas donde se necesitan obras nuevas para hacer frente a la demanda existente, los precios de los inmuebles aumenten cada vez más.

Como un claro ejemplo están las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, siendo las que más permisos solicitan anualmente. Las cifras de los alquileres y compra de viviendas están alcanzando precios muy altos porque no se están concediendo el número necesario de visados para poder construir, rehabilitar y reformar las mismas.

Tipos de permisos concedidos 

El Ministerio de Fomento concedió los datos sobre los tipos de obras que se llevan a cabo en el país. La mayor parte de los visados que se confieren están destinados al sector residencial, con un 80% de construcciones durante los meses de enero y agosto del pasado año. Estos, estaban destinados a pisos y edificios de viviendas, dejando tan sólo un 20% a las casas unifamiliares. Las obras nuevas obtuvieron un 79% de los permisos, donde el 19,7% permitió reformas o rehabilitaciones. Un 1,6% de este total estaba destinado a las obras de ampliación.

Si analizamos estos datos desde las superficies, la media de los inmuebles construidos en este periodo de tiempo fue de 117 metros cuadrados, frente a los 199m2 de media de las viviendas unifamiliares. En los primeros meses del pasado año, Madrid, Barcelona y Valencia fueron las ciudades en las que más autorizaciones se concedieron (7.097, 2.241 y 1.646 respectivamente).

¿Se seguirán construyendo viviendas durante el 2019? 

La respuesta es sí. A pesar de que sea más difícil conseguir los permisos para construir, las promotoras, las constructoras y gestoras inmobiliarias ven que hay una necesidad en diferentes ciudades de España y les están haciendo frente. Por lo que a lo largo de este 2019 no dejaremos de apreciar grúas en los horizontes. Además, debemos recordar que todos los pronósticos para este sector durante este año son buenos.

Este es el caso de la gestora inmobiliaria Stoneweg Living, que cerró un 2018 con datos muy positivos de ventas en Madrid y Barcelona y para este presente año seguirán comercializando los proyectos ya existentes. También, esperan agregar nuevas promociones a su cartera para poder seguir haciendo frente a la demanda de viviendas.

 

 

 

 

 

27 Dic 2018

¿CÓMO DEBERÍAN SER LAS VIVIENDAS PARA PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA?

Los antiguos inmuebles tienen que adaptarse para hacer frente a las necesidades de las PMR.

 

Una vivienda no adaptada se puede convertir en un problema para las personas con necesidades especiales. En España, en uno de cada cinco hogares vive una persona con discapacidad, lo que hace que estas personas ocupen el 20% del total de los inmuebles del país, según los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística.

En el Real Decreto Legislativo 1/2013, se aprobó un Texto Refundido para la Ley General de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social. En él, se especificaba que para el 2017, todos los inmuebles públicos tendrían que tener un acceso sin barreras para las personas con movilidad reducida, pero actualmente muchos edificios no cuentan con estas adaptaciones.

Uno de los retos de algunas promotoras y constructoras desde entonces es que las viviendas que se comenzaran a construir desde aquel año y en los venideros cumpliesen una serie de estándares, adaptándose a las necesidades de personas con movilidad reducida para que puedan acceder a todos los edificios sin ningún tipo de impedimento.

El problema es que, cuando se trata de inmuebles ya existentes, sobre todo aquellas con más de 25 años, es difícil que estén adaptadas. Unas veces por el factor económico y otras por la tramitación de los diferentes permisos, pero este tipo de hogares y de edificios no suelen estar preparados para hacer frente a estas necesidades. Por ejemplo, hoy en día podemos encontrar ascensores más pequeños de lo normal, donde una silla de ruedas no cabe, no existen rampas para acceder a los edificios o las puertas son pequeñas. Incluso la altura en la que está situada la cerradura de la entrada o el pomo de una puerta puede suponer un reto para una persona con dificultades de movilidad.

Con la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal que se publicó en 2003, un edificio tiene que realizar obras de mejora y adaptabilidad si tiene el voto de la mayoría de los propietarios del mismo, por lo que deberían adaptar los espacios comunes con las normativas vigentes. Por otro lado, cuando hablamos de proyectos de obra nueva, las zonas comunes de los mismos ya están adaptados dejando a un lado estas barreras.

No obstante, este tipo de impedimentos arquitectónicos nos hacen darnos cuenta de que el entorno en el que vivimos no está adaptado para ‘el día de mañana’. Algunas de las características que este tipo de viviendas deben tener para hacer frente a las necesidades que tienen a diario las personas con movilidad reducida son los siguientes:

Tener claro que un hogar adaptado o accesible se refiere al inmueble al que se puede acceder sin ningún problema y donde una persona con movilidad reducida o con una discapacidad tiene posibilidad de moverse por el piso de una manera más fácil.

A la hora de hacer la adaptación de una vivienda ya existente, se debe tener en cuenta las necesidades de cada individuo, ya que no es lo mismo reformar un inmueble para una persona mayor que para una discapacitada y necesite de una silla de ruedas para moverse.

Eliminando las barreras arquitectónicas

Lo primero que se suele hacer cuando se adapta una vivienda es ampliar las zonas de la misma evitando los obstáculos. Por ello y tal y como publica el BOE en el Código Técnico de la Edificación, los marcos de las puertas tienen que tener 80 centímetros y su orientación de apertura oscilar entre 120 y 150 centímetros para poder maniobrar de una forma más fácil en el interior de la vivienda. Del mismo modo, la anchura que tienen que tener los pasillos también es de 80 centímetros.

Lo mismo ocurre con las zonas comunes del edificio, tal y como hemos comentado anteriormente, el acceso al mismo tiene que contar con rampas o elevadores para quienes lo necesiten, y posiblemente bajar la altura de las cerraduras de las puertas de entrada.

Detalles de las viviendas para mejorar la calidad de vida 

No sólo es recomendable hacer estas modificaciones fuera de las viviendas, sino también dentro de ellas. En el caso de puertas y ventanas a los exteriores, habrá que adaptarlas para que las personas puedan pasar por ellas o abrirlas sin ningún problema. También hay que tener en cuenta cosas básicas como las alturas de los enchufes, ya que si están en el suelo puede suponer una dificultad.

Las diferentes áreas o espacios de las viviendas tienen que ir adaptadas según las necesidades que se necesiten. Por ejemplo, en el caso de los baños requieren un espacio esencial, por lo que la reforma que hay que hacer será amplia. Tanto la ducha como los grifos, el lavabo y el inodoro tienen que estar adecuados con sus respectivas barras y termostatos.

En cuanto a la remodelación que hay que hacer en las cocinas, tiene que ir a la altura de la persona que la vaya a utilizar. Ocurre lo mismo con el dormitorio. El diseño puede ser el que la persona desee, pero, se recomienda que la cama no sea un impedimento y deberá estar a la altura de la silla de ruedas, al igual que los armarios.

Inmuebles de Stoneweg Living para PMR

La gestora inmobiliaria Stoneweg Living, siempre apuesta por proyectos innovadores y sobre todo sostenibles. En este caso, dentro de su cartera de promociones Cuentan con viviendas adaptadas para personas con movilidad reducida.

Se trata de proyectos de obra nueva donde las inmuebles ofrecen el mejor diseño y los mejores acabados adaptados para hacer frente a esas necesidades que surgen a diario. Así, los propietarios pueden disfrutar de viviendas con el máximo confort y totalmente equipadas.

El Real de Alcalá, situado en Alcalá de Henares, es una promoción de 123 unidades de VPPL donde, cinco de ellas están adaptadas a PMR. En Móstoles nos encontramos con Residencial Casiopea, un proyecto de 82 viviendas de las cuales tres de ellas están destinadas a este cometido. Por último, un futuro activo que se ubicará en Las Rozas contará también con inmuebles adaptadas.

05 Dic 2018

¿CONOCES LAS VENTAJAS DE INVERTIR EN EL SECTOR INMOBILIARIO DE LA COSTA ESPAÑOLA?

 Su alta rentabilidad, la calidad de vida o como una inversión de futuro, son algunos de los factores por los que los inversores eligen la costa como su destino favorito.

 

Con todos los signos de la recuperación del sector inmobiliario que hemos tenido a lo largo de este año, no es de extrañar que la costa de España vuelva a convertirse en una de las zonas más rentables para realizar inversiones en el sector inmobiliario.

Uno de los últimos informes de Urban Data Analytics mostraba que, para un propietario con una vivienda en la costa, combinar el alquiler y la venta puede alcanzar una rentabilidad de un 9%. Esta cifra, en cambio, es difícil que se alcance en cualquier otra parte del país.

Las razones que llevan a los inversores o a las personas buscar una primera o segunda residencia en la costa española son muchas. La principal de ellas es el clima y la calidad de vida que conlleva vivir en una zona como esta. Pero, también debemos recordar que es el destino favorito de los turistas para el verano, ya que muchos de ellos eligen nuestro país durante estas fechas. Según los datos que recoge el INE, son casi 82 millones de turistas los que visitan España estos meses.

Tanto si son inversores como si son familias las que desean invertir o adquirir en una vivienda en la costa, aquí algunas de las ventajas que conllevan:

La primera de ellas, y una de las más importantes, es alta rentabilidad que supone. Desde la crisis, los precios han tenido una tendencia al alcista y, además, se prevé que siga así durante los próximos años. Aunque los precios han subido un 6,7% durante este último año, siguen siendo más bajos que los que se dieron durante el boom inmobiliario (datos obtenidos del artículo de El Mundo: “El precio de la vivienda modera su crecimiento, con una subida del 6,7% anual”). Por ello, las operaciones son seguras y las provincias que más podemos destacar y que están siendo el foco de inversiones son Málaga y Alicante

Durante el año pasado, España recibió una inversión extranjera de un 13% en el total de las transacciones (datos obtenidos del artículo de El Mundo: “La costa española sigue atrayendo al inversor extranjero”), de las que se pueden destacar las que tuvieron lugar en Islas Baleares y en la Comunidad Valenciana. A pesar de la situación política que está viviendo Europa actualmente, son muchos los inversores de diferentes países quienes eligen a España para invertir en este sector.

Aunque las grandes ciudades concentran mucho del turismo anual, la costa mediterránea y las islas (Canarias y Baleares) son los puntos donde mayor tasa de turismo hay durante los meses del verano. Esto puede deberse al buen clima durante todo el año, pero sobre todo en los meses de sol. El resultado de ello son masificaciones de turistas, por lo que se sobrepasan todas las limitaciones y los precios de este periodo son los que marcan la rentabilidad, ya que se van superando año tras año. Por lo que, estos meses suelen ser los mejores para los propietarios que ponen en alquiler y venta sus viviendas.

Un 20% de las viviendas de lujo de nuestro país se encuentran en la Costa Blanca, y Alicante se encuentra en cabeza (dato obtenido del artículo de Monover: “Alicante lidera la oferta inmobiliaria de lujo en España”). Tanto personas como inversores con un poder adquisitivo alto suelen escoger esta zona porque cuenta con más de 300 días de sol al año y una temperatura media superior a los 23 grados centígrados.

Como última ventaja por la que invertir en la costa mediterránea podemos decir que es como una inversión para el futuro. Muchas de las personas que eligen esta zona lo hacen por su clima, calidad de vida y gastronomía, por lo que es el lugar perfecto para disfrutar de la jubilación. Es por eso que es el destino favorito por muchos extranjeros europeos.

En las grandes ciudades y capitales españolas, los precios de las viviendas son muy elevados y este es uno de los motivos principales por lo que muchos deciden vender su residencia principal e invertir en una que esté cerca de la playa.

Stoneweg Living hace frente a esta demanda creciente de viviendas en la costa mediterránea creando diferentes proyectos en distintas partes. Algunos de ellos se encuentran en la costa gerundense, como Golden Bay, Jardins de Sa Riera Living, Platja d’Aro o Les Terrasses de Palamós. Otro de sus proyectos se sitúan en el centro de Alicante o en la costa malagueña, con promociones como las de Scenic Estepona o Velaya.

 

20 Nov 2018

ESTAS SON LAS DIFERENCIAS ENTRE LA VIVIENDA DE PROTECCION PÚBLICA BÁSICA Y LA LIMITADA

En este artículo vamos a desvelar las diferencias que hay entre ambos tipos de viviendas y cuáles son sus características.

 

Para empezar, debemos de saber que en España existen diferentes tipos de viviendas protegidas. Este tipo de inmuebles permiten que personas con menos recursos puedan acceder a ellas, pues suelen tener unas condiciones económicas mucho más favorables.

Tenemos que tener en cuenta que cada una de las comunidades autónomas tiene unas características o normativas diferentes que vienen condicionadas por el Plan Estatal de Vivienda, y, por consiguiente, son las provincias quienes van a poner las normas para poder acceder a este tipo de inmuebles, que están destinados tanto para el alquiler como para la compra.

Generalmente, este tipo de viviendas protegidas están destinadas a ser una residencia habitual y para una estancia permanente. Los pisos suelen tener una superficie habitable de un mínimo de 90 metros cuadrados.

Pero, la pregunta clave es, ¿cómo podemos acceder a este tipo de viviendas? Como bien hemos explicado, cada Comunidad Autónoma es la responsable de marcar las normas para poder solicitar un piso de protección oficial, entre las que encontramos que tendrán que saber la cantidad de ingresos de los interesados para poder garantizar que, las personas que están intentando acceder a una vivienda de este tipo, la necesitan realmente. Para conocer este dato, las provincias se basan y utilizan el indicador que cada año se publica en La Ley de Presupuestos, que es el Indicador Público de Rente Efectos Múltiples, conocido como el IPREM.

Descifrando las siglas: VPPL, VPPB y VPO 

Para comenzar, hay que ser consciente de que cada Provincia Autónoma tiene una nomenclatura diferente, por lo que antes de nada hay que realizar un análisis para que sepamos a qué tipo de vivienda podemos acceder o cuál es la que nos conviene más.

La primera sigla que tenemos que entender es la de VPO, ya que se trata del acrónimo de Vivienda de Protección Oficial. Es el término que más escuchamos o con el que más relacionados estamos, pero se refiere a las viviendas destinadas a las personas que cuentan con recursos más limitados y que no pueden acceder a una vivienda con, posiblemente, las facilidades que tienen otro tipo de personas.

Sabiendo esto, en lo referente al conjunto de Comunidades Autónomas, cada una a derivado diferentes nomenclaturas a este tipo de viviendas estableciendo así, otras categorías. A lo que se refieren estos términos al final es que son viviendas que se ofrecen para facilitar la compra, con precios más competitivos, o hacer los alquileres más asequibles, cumpliendo los diferentes requisitos que cada una ellas exigen para dar las viviendas.

Las viviendas de Protección Pública Básica, conocida por sus siglas VPPB, son las que se destinan a las personas con menos recursos. Su característica principal, a pesar de ser la misma que en las viviendas de precio limitado, es que tienen un Precio Máximo Legal de Venta (PMLV), esto significa que por cada metro cuadrado tienen un precio tope que ya viene fijado por su superficie útil, lo que hace que no se pueda vender por un importe superior.

La superficie de la que hablamos está en torno a los 110 metros cuadrados máximos construidos. En este caso, hay que tener en cuenta que hay que contar 20 años desde la fecha de la Calificación Definitiva, que es lo que durará el régimen legal de protección en este tipo de viviendas.

Por otro lado, las viviendas de VPPL (Viviendas con Protección Pública de Precio Limitado), aunque comparten la misma característica que la anterior del PMLV, se diferencia porque las viviendas tienen 150 metros cuadrados como máximo y estará destinada, sobretodo a familias numerosas. Del mismo modo, la duración de este régimen es de 20 años una vez que se da la fecha de la Calificación Definitiva, pero, transcurridos los primeros 15 años se puede solicitar una descalificación.

Oferta de viviendas de protección en Madrid y Barcelona

Son muchas las empresas o gestoras inmobiliarias que ofrecen viviendas de protección básica o de precio limitado, tanto así que Stoneweg Living, por el momento, también cuenta con tres proyectos en su cartera con estas características.

En Barcelona, en Hospitalet de Llobregat para ser exactos, dentro de su promoción Prat de la Riba Living. 45 de las 276 viviendas que van a construir serán VPO. Los inmuebles tienen de 1 a 4 dormitorios, con trasteros y tienen una certificación energética B.

Por otro lado, la promotora cuenta también con dos promociones que están destinadas a VPPL y VPPB completamente. El primero de ellos es el proyecto que tienen en Alcalá de Henares, llamado El Real de Alcalá, que se trata de la construcción de una urbanización privada (obra nueva) con 123 viviendas de VPPL. Cada una de ellas tendrá de 2 a 4 dormitorios, garaje y trastero.

El otro proyecto, que ya está vendido en su totalidad a excepción de 3 residencias, se ubica en Móstoles y se realizará la construcción de un edificio con 82 viviendas de VPPB con 2 o 3 habitaciones por vivienda y, también será una urbanización privada de obra completamente nueva.

 

28 Sep 2018

LA VENTA DE LAS 82 VIVIENDAS DE VPPB EN MÓSTOLES HA SIDO TODO UN ÉXITO

El proyecto Residencial Casiopea de Stoneweg Living ha vendido el 95% de sus inmuebles poco antes de comenzar sus obras.

 

La promoción, que está ubicada en Móstoles (Madrid), es una urbanización privada, ideal para familias y que estará formada por 82 viviendas de VPPB que se construirán de obra nueva.

El proyecto está siendo todo un éxito ya que a pesar de no haber comenzado aún las obras se han vendido más del 95% de las viviendas, a falta únicamente de tres viviendas para PMR. La entrega de los inmuebles se realizará en el cuarto trimestre de 2019.

Las viviendas de VPPB son las que se refieren a las viviendas con protección pública básica y se caracterizan por contar con una superficie construida máxima de 110 metros cuadrados, exceptuando las viviendas que estén destinadas a familias numerosas. En estas circunstancias, las viviendas pueden llegar a los 150 metros.

Aunque el régimen de su protección es de 20 años, esta modalidad permite la venta de viviendas antes de que finalice este periodo de tiempo, pero al precio máxima de venta legal. Hay casos en los que se requieran permisos específicos para poder realizar estas operaciones a través de una autorización de transmisión.

Las viviendas y sus características 

Esta promoción está formada por diferentes tipos de viviendas con un diseño de última generación en el que se aprovecha todo el espacio, y es así como aportará una gran amplitud y luminosidad. La promoción tiene un diseño vanguardista con el que cuenta y su distribución funcional, permite que se puedan tener diferentes acabados para que el cliente pueda personalizarlo como quiera.

En cuanto a las viviendas, cada una de ellas podrá contar con dos o tres dormitorios, garajes y trasteros. Como novedad, en esta promoción los inmuebles estarán adaptados para PMR (persona con movilidad reducida). También habrá una piscina comunitaria, unas excelentes zonas ajardinadas y un área deportiva.

La urbanización tiene un control de acceso con una piscina, una pista deportiva y un aparcamiento para bicicletas. En las zonas de soportales y soladas, tendrán los pavimentos antideslizantes. En el área de la piscina se instalarán aseos.

Se darán llaves maestras, que permiten acceder a la vivienda y al portal con un único juego. En el caso de la puerta del garaje, estará motorizada con un mando a distancia y el pavimento será de hormigón con un acabado de cuarzo pulido. Además, se va hacer una preinstalación de cara al futuro con una electrolinera en cada plaza de garaje.

Dentro del inmueble, en la cocina se colocarán suelos alicatados y de azulejo cerámico de primera calidad entre los que se podrá elegir tres colores diferentes y se pondrá un falso techo con unas placas laminadas de yeso. Los muebles que se van a disponer con altos y bajos, con la instalación de un fregadero, una vitrocerámica, una campana extractora y un horno. Además, de la misma forma que se pueden elegir los colores de los azulejos, los muebles también podrán escoger entre tres diferentes opciones de colores de puerta, tiradores y encimeras.

En este tercer trimestre de 2018 es cuando se han empezado las obras de este proyecto y se espera poder entregarlos en el cuarto trimestre del 2019.

Una de estas viviendas de dos habitaciones se puede adquirir por 136.000 euros con 67 metros cuadrados. Dado que actualmente ya hay un 95% de las viviendas venidas y cuentan con un certificado energético B, la promoción está siendo un éxito.

El centro urbano de Móstoles 

La promoción Residencial Casiopea se encuentra localizada en el centro urbano de Móstoles. Su ubicación es perfecta dado que tiene numerosos servicios a su alrededor, desde restaurantes y tiendas o supermercados, hasta centros comerciales, centros educativos o de salud.

Sus comunicaciones son buenas tanto para vehículos privados como para los transportes públicos. Tiene una conexión directa a la A5 y a la R5. También se encuentra próxima a la estación del metro de Manuela Malasaña, a la estación de Cercanías Móstoles Central y a diferentes líneas de autobuses.

Una de las características a destacar de Móstoles es la cercanía que tiene con la capital española. Esto, ha propiciado un acusado desarrollo demográfico a lo largo de las últimas décadas. En poco mas de cuarenta años, su núcleo rural ha pasado de tener casi 4000 habitantes a mediados de 1960, a una ciudad satélite con más de 212.000, integrándose dentro del Área Metropolitana de Madrid.

A pesar de ello, en los años 70, Móstoles tenía un carácter eminente de ciudad dormitorio. Actualmente, es una de las zonas más importantes porque alberga el campus tecnológico y la sede central de la Universidad Rey Juan Carlos y el Centro de Exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid. Además, en esta localidad en 2004, después de un convenio suscrito con el gobierno regional, se instaló la primera base operativa de las BESCAM (Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad Autónoma de Madrid).

En cuanto al clima que tiene esta localidad es perfecta todo el año ya que goza de un clima mediterráneo continentalizado. Esto hace que sus temperaturas medias en verano sean de 38 grados centígrados y 14 grados centígrados en invierno, con unas mínimas de 15 en verano y 2°C en invierno. Las épocas en las que más llueve son la primavera y en el otoño con una precipitación media anual aproximada de 420mm.

02 May 2018

SE PREVÉ UN ALZA EN LA INVERSIÓN EN VIVIENDA PARA ESTE 2018

Se estima que el aumento será de un 6,1% durante este año y de un 5,6% en 2019.

 

En los últimos datos recogidos por un estudio del BBVA Research, se ha comprobado que a lo largo de este presente año se dará un aumento en la inversión de la vivienda, de forma que llegará a crecer un 6,1%. Además, con la vista puesta en el próximo año, las estadísticas indican que se puede dar un aumento de un 5,6%.

Estos números se han obtenido después de realizar un estudio en el que el se ve que el pasado año se cerró con un crecimiento del 8,3%, al tiempo en el que la construcción estima que pueda avanzar un 4,7% en el 2018, y hasta un 5,4% para el 2019.

En el informe “Situación España” que ha elaborado el servicio de estudios de esta entidad, se explica que la inversión en vivienda continuará mostrando un dinamismo a pesar de que se han dado señales de una deceleración que se extraen del empleo y de los visados de la construcción de vivienda de obra nueva en los pasados meses.

Además, en el informe también se explica que hay un notable crecimiento que se apoya en la recuperación de sus determinantes, ya que el dinamismo de la economía ayuda en la creación de empleo para los próximos dos años, lo que, sumado a unas condiciones de financiación positivas, se impulsará la demanda de viviendas.

BBVA Research dice que creen que los precios están empezando a crecer “en línea con los ingresos salariales de las familias”, no obstante, todavía se sigue alejando del precio de los niveles precrisis.

A estos datos positivos se les suma que el crecimiento que se ha estado dando en los países de nuestro entorno va a continuar incentivando la demanda de vivienda por parte de los extranjeros en España.

 

Tendencia positiva en la financiación 

En el estudio del BBVA se explica que después de que el stock de crédito al sector privado cerrase el pasado año con una caída del 17%, y aunque se moderó la tendencia de desapalancamiento de los meses anteriores, las nuevas operaciones que se han concedido, se han consolidado en terreno positivo alzándose a un 5,8% durante el pasado año. Al contrario que en el ejercicio anterior, que cayó un 13,9%. Es más, en el informe se explica que el 2018 se ha comenzado con una desaceleración experimentada tras los últimos meses del 2017.

Las empresas de más de un millón de euros, han podido recuperar la tendencia positiva y han crecido un 12,4% hasta febrero del presente año. Por ello, en cuanto a las operaciones de financiación, se está observando una importante recuperación del flujo del crédito tanto de las familias como de las pymes, con un alza del 17,5% hasta febrero, frente al 8,4% que se dio en todo el pasado año.

Lo que se destaca de esta situación es que el precio del nuevo crédito se está manteniendo en mínimos, favorecido por el Euríbor negativo y también resaltan, las condiciones de liquidez para los propios bancos, la relativa contención del riesgo soberano y el menor riesgo de crédito afrontado por las entidades.

Por otro lado, se explica que cabe la posibilidad de que algunas carteras hayan alcanzado sus niveles mínimos lo que les impide unos descensos adicionales que se derivan de la reducción de los márgenes de los intereses de la banca, el alargamiento de los plazos y los cambios a tipos fijos. En este mismo estudio, se explica también que los tipos para las adquisiciones de vivienda muestran una “clara resistencia a disminuir”, ya que las hipotecas a tipo de interés fijo han comenzado a crecer y están tomando más importancia a la hora de contratar alguna de ellas.