SE CONSTRUYEN 104 VIVIENDAS EN EL FUTURO CENTRO NEURÁLGICO DE BARCELONA

Stoneweg Living crea un nuevo proyecto en La Sagrera.

 

El barrio de La Sagrera acoge el nuevo proyecto de Stoneweg Living, que construirá 104 viviendas. Esta promoción está perfectamente ubicada, pues esta zona se va a convertir en el futuro centro neurálgico de Barcelona, donde se construirá la nueva estación de AVE.

Cada una de las viviendas tendrá la distribución más idónea para los propietarios, quienes podrán escoger el número de habitaciones que quieran para su casa (de dos a cuatro dormitorios). Los inmuebles también contarán con amplias terrazas, pensadas y cuidadas para la comodidad de sus individuos. Lo interesante de estas viviendas es que cuentan con el certificado energético A y hasta el momento se ha vendido más del 80% de los inmuebles, que se pueden adquirir desde 221.000 euros.

Cuáles son las características de las viviendas

Es una promoción que tendrá los materiales y los mejores acabados para dar a este proyecto la calidad que se merece. Por ello, los vidrios que se instalarán serán dobles bajo emisivo y acústico que se adaptan a todos los requerimientos de la normativa. Además, las persianas que se van a colocar serán enrollables motorizadas.

En cuanto al sistema de calefacción, se compondrá de paneles aislantes en poliestireno expandido, que irá estampado en hidropelencia a célula cerrada de elevada resistencia mecánica e irá revestido superficialmente con un film de plástico.

Por consiguiente, el aire acondicionado tiene un sistema de refrigeración térmica mediante aerotermia. La instalación de la difusión del aire frío se realizará con fan-coils de techo, por lo que el sistema tendrá un hidrokit que irá conectado con una unidad exterior de climatización del tipo bomba de calor. Tenemos que añadir que, este equipo que se instalará, tiene la capacidad de calentar el agua para hacer calefacción (por medio de suelo radiante) o para producir ACS.

Los fan-coils que se van a instalar serán de dos tubos de agua. En cuanto a la distribución del aire, se hará por medio de conductos de fibra, que están recubiertos con láminas de aluminio por los dos lados, del mismo modo que se van a colocar rejas de aire acondicionado de aluminio con un marco oculto.

En las cocinas se van a colocar muebles altos y bajos con puertas lacadas mate con tiradores ocultos para crear superficies de trabajo y retorno. El equipamiento que dispondrán será de un fregadero de acero inoxidable, una placa de inducción de cuatro fuegos, un horno y un microondas ambos empotrados, y una campana extractora.

Un videoportero será instalado como medio de comunicación.

Para producir ACS, se hará una instalación de aerotermia que dispondrá de un hidrokit interior y acumulador que irá conectado con una unidad exterior de climatización del tipo bomba de calor. Este equipo tiene una capacidad para calentar el agua y convertirlo en ACS.

Las zonas comunes no se quedan atrás en cuanto a calidad se refiere. Se colocarán pavimentos, un vestíbulo en la planta baja y plantas de piso en un gres porcelánico. También se añadirá una alfombra rígida de perfiles de aluminio con unas tiras de fibra textil. Las escaleras serán de terrazo microgramo. Se añadirá un revestimiento de panelado de madera natural y un panelado de DM lacado de color blanco. Para finalizar, se equipará con buzones de acero inoxidable.

Esta promoción también tendrá opción de plazas de parking y trasteros, además de que en las zonas comunes se incluirá una piscina y un parque infantil.

Las obras comenzaron en el primer trimestre de 2018 y se espera que se entreguen en el segundo trimestre de 2020.

Cómo es La Sagrera 

Dos partes son las que diferencian el barrio de La Sagrera. Por un lado, está la parte más nueva, sobre la conocida Meridiana y la segunda es el casco antiguo, situado alrededor de la plaza Masadas. Actualmente este barrio se encuentra en un proceso de transformación urbanística y de revitalización económica gracias al desarrollo que se está llevando en torno a la creación de la nueva estación del AVE, que conlleva mejoras de accesibilidad, dotaciones residenciales, de equipamientos y sobre todo, de nuevos espacios libres.

El origen de este barrio es bastante curioso, dado que eran los terrenos sagrados que rodeaban las iglesias y se encontraban bajo la protección del clero. La conciencia del barrio popular y trabajador es algo que se ha mantenido durante todos estos años. Esto se debe a que esta zona era un núcleo rural y los campesinos guardaban sus cosechas en los depósitos que tenía la iglesia. De esta forma se protegían durante las guerras y saqueos y eran conocidos como sagrers.

Gracias a la industrialización, muchas fueron las fábricas que llegaron al barrio como la Pegaso, reconvertida hoy en día en un parque municipal, la desaparecida Farinera L’Esperança o la fábrica de pinturas Ivanow, que después de alojar diferentes empresas a día de hoy se ha convertido en Nau Ivanow, un centro de arte y creación.

Todo ello son rastros de una época industrial que está ligada a la avenida Meridiana y al Paseo Maragall, la arteria principal que atraviesa el barrio. Hoy en día se compone de altos bloques de viviendas, fácilmente identificables ya que alguno de ellos tiene hasta 15 pisos de altura y, además, se han convertido en la entrada a la ciudad de Barcelona.

A pesar de que la llegada del AVE alteró una calma de años de historia, durante las obras de la estación se encontró una villa romana anterior al sigo IV a.C, demostrando el enorme patrimonio histórico de la ciudad.

La zona se caracteriza por la importante cantidad de pequeños locales comerciales, en un entramado de pequeñas calles al estilo de otros barrios de la ciudad como Gracia o Sants. Esta vitalidad de La Sagrera se contagia a los barrios colindantes como Sant Andreu y Cam de l’Arpa.

 

 

 

 

 

SE CONSTRUYEN 104 VIVIENDAS EN EL FUTURO CENTRO NEURÁLGICO DE BARCELONA
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario