Etiqueta: LUXA

28 Mar 2018

INTELIGENTES, SEGURAS Y SOSTENIBLES. ASÍ SON LAS SMART CITIES

Las ciudades inteligentes son el resultado de la necesidad de orientar nuestra vida a la sostenibilidad.

 

Las ciudades de la actualidad generan grandes cantidades de datos en tiempo real, y es por ello, que su uso inteligente que va de la mano de las tecnologías de la información y comunicación que pueden facilitar el hacer frente a los retos presentes y futuros.

Las Smart cities o también conocidas como ciudades inteligentes, son el resultado de que cada vez más estamos teniendo la necesidad de orientar nuestra vida y dónde vivimos hacia la sostenibilidad. En consecuencia, las ciudades han empezado a usar el potencial que ofrece la tecnología y la innovación para promover un desarrollo sostenible en el que se sirven de las infraestructuras, la innovación y la tecnología y así disminuir el consumo energético y reducir las emisiones de CO2.

Todo ello se hace a través del aprovechamiento del potencial, como se explica anteriormente, de la tecnología para que así se puedan ahorrar costes siendo más eficientes, promoviendo nuevos servicios tanto económicos, como sociales, se pueda reducir la huella ambiental, estimular la innovación local y avanzar hacia nuevas formas de gobierno en la Smart City.

Algunos de los ejemplos que los ciudadanos pueden percibir de los proyectos de una Smart City, son las tecnologías que mejoran el flujo del tráfico, los alumbrados eficientes mediante la energía solar o las construcciones de viviendas que están equipadas con sistemas que permiten ahorrar en calefacción o refrigeración.

Estrategias para que la ciudad sea inteligente 

Los gobiernos locales establecen reglas tanto abiertas como transparentes para el uso de datos abiertos por parte de usuarios y entidades privadas. Además, se han comprometido a hacer accesible a todos los usuarios las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC) y la infraestructura de Internet de las Cosas (IoT) y han evitado la creación de espacios cerrados o compartimentados entre los departamentos de gobierno.

Las ciudades junto a sus socios, han trabajado de manera activa y eficazmente para involucrar a los ciudadanos en las iniciativas de la ciudad inteligente. Se destacan sobretodo los casos en los que los beneficios de este tipo de ciudad tienen beneficios muy visibles para los residentes, como por ejemplo la iluminación inteligente y los sistemas inteligentes de aparcamiento.

Esta infraestructura ‘smart’ que se desarrolla de manera escalable para que pueda ir creciendo y evolucionando con el fin de que pueda satisfacer las necesidades del futuro, el mismo tiempo que es capaz de garantizar la seguridad de los datos gubernamentales y privados.

Barcelona, la ciudad más inteligente de España 

En el actual ranking mundial, Barcelona se sitúa como la cuarta ciudad más inteligente. Esto se debe a que dentro de la ciudad considerada como segura y sostenible, se destinaron 200 hectáreas de suelo industrial, en el barrio del Poblenou para convertirlo en un distrito productivo e innovador, con diferentes espacios modernos para la concentración estratégica de las actividades intensivas en conocimiento.

Para poder lograr este objetivo, se creo un modelo de ciudad compacto, donde las universidades conviven con las empresas más innovadoras, centros de investigación, formación y de transferencia tecnológica, además de las viviendas, equipamientos y zonas verdes. De esta forma, se define un nuevo modelo económico que se basa en cinco clusters sectoriales: Media, TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), Energía, Diseño y Tecnologías Médicas. Además, con todo ello, se facilita el crecimiento de las empresas, la creatividad, el networking, la atracción y la retención del talente y, el acceso a la innovación y la tecnología.

Esta zona se conoce como el distrito 22@ y cuenta con una centralidad urbana y metropolitana extraordinaria. Está bien conectado con el centro de la ciudad, con una propuesta importante de parques, ocio, restauración, comercios y bienestar. Con ello, se marca la semilla de la generación futura, por lo que Stoneweg decidió invertir en el corazón productivo de la ciudad con dos proyectos: LUXA y WIP.

El edificio LUXA es la remodelación al completo de la manzana de la Fábrica Pons, y se construirá una zona verde con un paisaje que se complementa a la nueva estructura urbana actual.

El proyecto se compone por dos volúmenes independientes uno es el edificio plateado (Silver de 9920m²) y el otro es el edificio dorado (Gold de 6494m²). La luz es la protagonista de ellos, por eso las fachadas se componen de cristales con alta protección solar, a partir de la serigrafía de unas franjas reflectantes verticales. Por lo que se podrán ver perfectamente en el interior y creará una imagen única y representativa.

LUXA es un complejo de oficinas de última generación, con un diseño y personalidad que va unido a las tecnologías avanzas y eficiencias energéticas, por lo que tiene el sello de calidad LEED Gold.

Doce plantas en total son las que completan este edificio que se divide de la siguiente manera: el sótano que se convierte en un aparcamiento común con 245 plazas para el coche, 40 espacios para motos, 48 para bicicletas y 10 puestos de carga para vehículos eléctricos y eficientes distribuido en tres plantas, después nos encontramos con una planta baja y el resto, son ocho pisos superiores.

El edificio WIP está compuesto por oficinas exclusivas y vanguardistas, todo ello de nueva construcción. Al lado del LUXA, en la misma manzana es donde lo podemos encontrar. Su adaptación volumétrica se convierte en una doble virtud funcional para las oficinas con terrazas exteriores mejorando la iluminación.

Una de las características del WIP es su fachada, no sólo es elegante, sino que también es distintiva ofreciendo singularidad diferente a la de un edificio convencional que se genera con un muro cortina de perfiles metálicos. Los vidrios de la misma, crean una serigrafía específica, creando un damero bitono de blanco y negro, con alta protección solar, dando luminosidad al interior sin reducir la visibilidad al exterior. Gracias a las características térmicas de la fachada, la elección de materiales óptimos por sus prestaciones y su origen sostenible, y, la generación energética centralizada, le han ayudado a conseguir el sello de calidad LEED Gold.

 

 

 

15 Sep 2017
certificación LEED

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE UNA CERTIFICACIÓN LEED?

Los certificados LEED son sellos de calidad que se otorgan a los edificios para acreditar que son sostenibles y buenos con el medioambiente.

 

La certificación LEED (Leadership in Energy & Enviromental Design) se desarrolla para acreditar el uso de diferentes estrategias que certifican que los edificios son sostenibles.

Son cuatro los niveles de sostenibilidad que se pueden conseguir: LEED Certification, LEED Silver, LEED Gold y LEED Platinum, siendo este último el de mayor puntuación. Para poder optar a uno de ellos, se tienen en cuenta los diferentes factores que van desde la optimización de los materiales que se han utilizado para la construcción, hasta los recursos naturales.

El resultado que se obtiene certifica que se trata de un edificio con el menor impacto posible sobre el medio ambiente y los habitantes de los mismos.

 

¿Cómo conseguir un sello LEED? 

Para que un edificio consiga uno de los sellos de calidad, es necesario que obtenga la mayor cantidad de puntos en el cumplimiento de una serie de requisitos desde el inicio de la construcción. Estas partes son las siguientes:

Lo primero que se mide es la situación y el emplazamiento sostenible. Aquí se tienen en cuenta las parcelas y se puntúa la recuperación de las zonas poco utilizadas y abandonadas, para que, de esta forma, se evite el desarrollo inadecuado y se reduzca el impacto ambiental.

El segundo punto es la eficiencia en el uso del agua. La finalidad es reducir al máximo el consumo del agua y aprovechar las aguas pluviales, eliminando y limpiando las aguas sucias para su reutilización.

La eficiencia energética, es una de las más importantes, ya que se refiere a la mejora en el consumo energético reduciéndolo como mínimo un 15%. Lo que se tiene en cuenta en este punto es lo siguiente: la obtención y el transporte de los materiales, incluyendo el consumo energético del propio edificio, terminando por el gasto energético en la reconstrucción del mismo edificio.

Una de las cosas que más se tienen en cuenta es la ubicación y el transporte. Relacionado con el punto anterior, se pretende reducir la distancia del desplazamiento de los vehículos promoviendo la habitabilidad, la actividad física y el medio de transporte público para los viajes.

El quinto punto se refiere a los materiales y los recursos usados para la construcción. Se escogen, preferiblemente, los que ya tienen algún sello ecológico, ya que contienen un elevado porcentaje de material reciclado.

Una de las cosas que han comenzado a tener importancia en los últimos años es la calidad del ambiente interior. Es decir, se tiene en cuenta la calidad que tiene éste a través de la ventilación del lugar, el aislamiento térmico y acústico, la correcta iluminación para conseguir un ambiente interno confortable y que no sea dañino para los ocupantes del edificio.

El penúltimo punto se refiere a la innovación en los diseños en los que se valoran los diseños innovadores y sostenibles.

Por último, las prioridades regionales, que se da a los proyectos que traten problemas de tipo ambiental que afectan a la región donde se sitúa el proyecto.

 

¿Dónde podemos encontrar edificios con certificación Leed en España? 

En España, tenemos edificios con todos los tipos de sellos de calidad y estos son algunos de los ejemplos: Ciudades como Barcelona o Madrid es donde podemos encontrar este tipo de construcciones.

Con un sello de calidad LEED Silver se encuentra el EDIIIFICIO, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Este cuenta con una innovación en la eficacia energética que lo lleva a ahorrar un 53% de ésta misma, un 73% en el consumo de agua, y también un 67% en iluminación y climatización. Además, se han utilizado materiales reciclados y de origen cercano, alcanzando un ahorro en emisiones de CO2 de 600 toneladas al año.

En Barcelona también, nos encontramos con el edificio de oficinas LUXA con un certificado LEED Gold. Este, cuenta con unas fachadas acristaladas únicas que tienen protección solar con el objetivo de aprovechar la luz natural. Este edificio está siendo construido por el fondo de inversión inmobiliarias Stoneweg.

El sistema de climatización que se está instalando en este edificio es el fancoil, lo último en el mercado con motores EC y climatizadores de aire primario con caudal variable. También cuenta con falsos techos y suelos técnicos para toda la instalación eléctrica, dejando espacios amplios y con el mínimo de columnas para crear un ambiente abierto y agradable de trabajo.

Con el sello LEED Platinum, nos encontramos el edificio más sostenible de Europa situado en la Universidad de Madrid. Este es Lucia, que reduce un 31% el inevitable agotamiento de recursos renovables diferentes de la energía primaria que toda edificación conlleva, en más de un 90% los impactos de la edificación respecto al cambio climático, la pérdida de la fertilidad del suelo, la emisión de productos foto-oxidantes y agotamiento de energía primaria no renovable.

 

 

11 Ago 2017

CRECE LA DEMANDA DE OFICINAS EN ESPAÑA

El sector de oficinas está creciendo en España ya que cerró el 2016 con una inversión de 5.000 millones de euros

 

En España hay una gran demanda de oficinas. Este sector está creciendo exponencialmente en todas las ciudades de la península pero sobre todo en las capitales como Madrid y Barcelona. Ambas se encuentran entre las ciudades del mundo donde más crecerán las rentas de oficinas en los próximos 3 años.

El precio de las oficinas en las zonas prime se elevará hasta un 10%. Alguno de los motivos por los que se dará este aumento es por la escasez del suelo que hay para este propósito, y la subida, en general, de los precios del sector inmobiliario que hay actualmente en el país.

La inversión con la que se cerró el mercado de oficinas en 2016, sumó un total de 5.000 millones de euros. En cuanto a las capitales españolas, Madrid tuvo una inversión superior a la de Barcelona. Específicamente, un 84% y un 16% respectivamente.

Las operaciones que se realizaron en el sector de oficinas en ambas ciudades, acapararon el 50,5% del valor total de las inversiones que se realizaron en España en 2016.

Para los próximos años, se prevé un salto exponencial de nuevo producto en España en todos los sectores que completan el mercado. No sólo se espera que se de en el de oficinas, también se espera que ocurra en el comercial, logístico y residencial. Pero, aunque hay una importante demanda de contenido, no vale cualquier producto en cualquier zona. Por ello, la perspectiva es del aumento de las rentas en todos los sectores.

Las compañías que se instalan en las oficinas, cada vez son más exigentes con las características y las condiciones de las mismas. La rentabilidad de estas ha variado según la calidad, la localización y la situación de los inmuebles.

Oficinas en Madrid y Barcelona

Ambas ciudades son las que más demanda de oficinas están teniendo, por lo que las constructoras están comenzando a centrar sus inmuebles/construcciones en las mismas, para poder satisfacer las necesidades de los clientes.

Hasta el 2019 se esperan construir más de 312.000 m2 nuevos de oficinas en Barcelona y 47.000m2 de reformas. El 82% de todo ello, se concentrará en el distrito 22@. En logística están previstos 636.000m2 nuevos en la primera y segunda corona metropolitana.

En el caso de Madrid, le está dando importancia a la rehabilitación del stock. No obstante, la reforma que se llevará a cabo será de 96.249m2 y se construirán 16.251m2 más. Por el momento, la tasa de disponibilidad se va a reducir hasta el 11,4% pero, la renta media que se alcanza en la zona prime del distrito de negocios de la ciudad, superó los 27,8 euros por el metro cuadrado al mes.

31 Jul 2017

ENTREVISTAMOS A ENRIC BATLLE: ARQUITECTO Y PAISAJISTA DE BATLLE I ROIG

Enric Batlle nos cuenta cómo es el proyecto de LUXA.

 

El arquitecto y socio fundador de Batlle i Roig, nos explicaba que el distrito 22@ de Barcelona representa la ciudad de la innovación. Está construido sobre el Ensanche, continuando la construcción que ya estaba hecha desde finales del siglo XIX. Actualmente se está renovando sobre su misma estructura para convertirse así en el distrito de la innovación y que sea una nueva manera de entender la ciudad.

Enric Batlle nos contaba que LUXA se compone de dos edificios que son, como cajas de cristal que constan de una planta baja y ocho plantas hacia arriba. Lo están haciendo conjuntamente con el fondo de inversión suizo Stoneweg. Este proyecto “quiere ser un edificio moderno de oficinas, pero al mismo tiempo, también quiere recuperar las terrazas” añadía el arquitecto.

“LUXA intenta ser lo más eficiente posible y sostenible en términos energéticos, tal y como está concebido” agregaba Batlle. “Tiene la calificación LEED Gold, que es un sello que certifica que el edificio cumple con todos los requerimientos”, continuaba. “Se está construyendo con materiales naturales, todos ellos certificados y con una calidad de diseño muy elevada, para que las empresas que se implanten aquí estén en los máximos niveles de eficiencia y comodidad”.

Además, el arquitecto nos comentaba que ha aparecido una nueva certificación llamada WELL. Ésta certifica la salud de las personas que habitan los edificios, porque “la salud se pone en el centro y será la novedad de los próximos años”.

Actualmente, la mayor proyección es ver que sus clientes, que son los propios promotores, quedan satisfechos. Una de las mayores valoraciones es que, el edifico grande, el plateado será ocupado por Amazon, “y que lo haya elegido entre muchos de los edificios que se están construyendo, es la mayor valoración” que pueden tener, concluía Enric Batlle.