Etiqueta: eficiencia

30 Abr 2019

LOS PLANES URBANÍSTICOS DE LAS CIUDADES PARA EL FUTURO

Edificios más eficientes y sostenibles, renovar y rehabilitar áreas de la ciudad o mejorar el transporte público, son algunos de los objetivos que tienen estos proyectos.

 

Cada ciudad española cuenta con un plan de renovación que va cambiando conforme pasan los años y los objetivos propuestos se van cumpliendo. El Plan General de Ordenación urbana es donde se van a establecer todos los requisitos para que cada localidad pueda renovarse de manera sostenible y eficiente.

Dado que cada vez es mayor la preocupación por el medio ambiente, los ciudadanos, la administración pública y las empresas buscan las formas de poder reducir la contaminación para llevar sus ciudades hacia un futuro mejor. En los últimos años se ha relacionado el estado de la salud de las personas con el del ambiente en el que viven, por lo que es importante cuidar del entorno para evitar problemas más graves.

Hace años que la arquitectura se dedica a generar diferentes estrategias para que las futuras construcciones en las urbes estén adaptadas a los nuevos tiempos, de manera que se aseguren la conservación del medio ambiente a través de edificios más sostenibles, que reciclen energía y no contaminen tanto como otros.

Aunque todavía tienen un gran camino que recorrer, muchas ciudades ya se están adaptando a las nuevas tecnologías y están haciendo frente al cambio climático que se genera desde nuestros hogares.

Para poder realizar estos cambios, es necesario que los ayuntamientos tengan unos planes urbanísticos donde el objetivo principal sea mejorar zonas de las ciudades que necesitan una transformación y renovación para solventar los problemas que surgen día a día.

Cuando se comienza con las obras de rehabilitación, es posible recuperar y reformar las viviendas y edificios que componen el área, de manera que se le pueda cambiar el aspecto y renovar nuevos espacios urbanos.

En la actualidad podemos encontrar muchos ejemplos de construcciones de edificios sostenibles que cuentan con los últimos avances en domótica, eficientes y que gracias a los sistemas que se implementan en ellos, es más sencillo hacer frente a la contaminación y a la protección del medio ambiente. En concreto, en España se han creado edificios que tienen un consumo de energía casi nulo, que incorporan instalaciones de paneles solares y la energía proviene de otras fuentes renovables.

¿Por dónde empezar una renovación de una ciudad para que no contamine? 

El proyecto R2Cities se creó con la finalidad de desarrollar proyectos en barrios para que estos tengan un consumo de energía mínimo. Así, se quiere lograr hacer frente a la contaminación que se genera en las ciudades con los coches y los edificios, entre otros. Los datos que se ofrecen en este proyecto sobre la polución que generan estos últimos es alarmante, ya que consumen el 40% de la energía que genera y tienen unas emisiones de CO2 aproximadas de un 36%.

Por ello, este proyecto ha desarrollado diferentes estrategias y planes urbanísticos en diversos barrios de ciudades, para que se puedan producir a gran escala en otros. Además, R2Cities también consigue que se rehabiliten antiguos edificios de las ciudades europeas a través de construcciones eficientes y que tengan un consumo neutro de la energía.

La finalidad del proyecto es que se pueda garantizar un consumo mínimo de energía, que es uno de los objetivos que tiene propuesta la Unión Europea para el 2020. Es por eso que, si unimos los nuevos planes urbanísticos, con la sostenibilidad y diseños eficientes, podemos transformar las ciudades actuales en su mejor versión.

El desarrollo de las ciudades y sus planes urbanísticos

Con la generación de nuevos planes urbanísticos que mejoren las ciudades, es necesario dar pasos firmes para poder desarrollar todas las posibilidades que las zonas tengan, integrando todos los espacios disponibles y adaptándose, por supuesto, a las necesidades de los ciudadanos. En los últimos años, el foco principal en las nuevas propuestas de diseño de las zonas metropolitanas han sido los jóvenes.

Para realizar todas las mejoras de las ciudades y llevar a fin los planes urbanísticos, es necesario que haya una colaboración entre la política y la administración del sector privado. Así, lograrán que los barrios crezcan y se formen de una mejor forma. Es cierto que con los cambios de partidos en los ayuntamientos, muchos de los propósitos no se terminan de llevar a cabo y quedan obsoletos, pero es importante que todos miren por el bien de la ciudad y logren llevarla hacia el futuro.

Además de analizar las necesidades de los habitantes, también hay que ver cuáles son las de la propia ciudad. La generación de nuevos parques, edificios de viviendas o zonas de ocio tienen que estar siempre desarrolladas desde el punto de vista sostenible. En la actualidad, los barrios más antiguos son los que requieren más ayuda, porque son los que presentan mayores problemas en eficiencia energética.

El desarrollo de las grandes ciudades ha hecho que quede poco espacio para construir, por lo que su objetivo debe estar fijado en la reconstrucción y mejora de las áreas ya existentes.

Uno de los objetivos principales que se tienen en cuenta a la hora de realizar un plan urbanístico es la movilidad y el derecho a la vivienda. Cuando se opta por dar luz verde y renovar y rehabilitar una parte de la ciudad, ya bien sea para crear una zona de ocio, parques o edificios de oficinas o inmuebles, es imprescindible tener en cuenta el acceso a la misma. Para que las personas puedan acceder al lugar, tiene que estar bien conectado, promoviendo el transporte público y los carriles bici.

El papel de las gestoras inmobiliarias 

Para gestoras inmobiliarias como Stoneweg Living es muy importante la eficiencia energética en sus promociones y cuidar y respetar el medio ambiente.

Son varios los proyectos de la promotora que tienen certificación energética A  optan al certificado energético internacional Breeam, como Jardins de Sa Riera Living, Scenic Estepona o Velaya. Por otro lado, Stoneweg Living cuenta también con proyectos que contribuirán a la mejora de la sociedad con la habilitación de espacios públcios para la comunidad, como es el caso de Prat de la Riba Living. Este activo, situado en LHospitalet, estará formado por 276 viviendas en la antigua fábrica Cosme Toda, de las que un porcentaje del total de las viviendas irá destinado como VPO, y que rehabilitarán todas las zonas de los alrededores para generar nuevos parques, caminos, aceras, y cederán un espacio para la comunidad creando bibliotecas o centros culturales.

Esto se está llevando a cabo después de que el plan urbanístico de la zona se reactivase dándole a la zona una proyección mas sostenible.

 

 

 

04 Oct 2018

CONSEJOS PARA HACER MÁS EFICIENTE TU HOGAR Y AHORRAR DINERO

Cerrar los grifos, poner cortinas o comprar electrodomésticos con certificados energéticos A, nos ayudaran a ahorrar dinero y a cuidar al medioambiente.

 

En los últimos años se ha estado haciendo hincapié en el cambio climático y en las consecuencias que éste está trayendo a nuestro entorno. Para hacer frente a esto, son muchas las personas que han decidido hacer algunos cambios en sus hogares, para que así la huella de impacto medioambiental sea más pequeña y, por consiguiente, ahorrar dinero en sus facturas.

Para ello, sólo hay que hacer pequeños cambios en nuestras casas, como apagar luces o comprar los electrodomésticos adecuados.

Lo que sí es cierto es que desde la construcción de los edificios se ha empezado a tener en cuenta este aspecto creando proyectos y modificando las viviendas para que pasen de tener un certificado energético de B al A, incluso hay algunos que están obteniendo sellos de calidad o certificados internacionales, como el BREAAM en dos promociones de la gestora inmobiliaria Stoneweg Living. Ambos proyectos están en Estepona (Málaga) y son Scenic Estepona y Velaya.

Ahorrar energía en casa es una tarea fácil y simple que, además, no quita mucho tiempo. Antes de que te demos los consejos necesarios para empezar a cambiar tus hábitos, te recomendamos que compruebes todas las facturas antes de comenzar a ahorrar energía en tu casa. Además, nuestra recomendación clave es tener la casa aislada de la manera adecuada, de esta forma evitaremos que el frío entre en invierno y se pueda llevar mejor el calor del verano. De este modo conseguiremos ahorrar dinero en calefacción y aire acondicionado.

La potencia eléctrica contratada debe ser la adecuada

El pasado mes de agosto tuvo las subidas más fuertes de todo el año, ya que el precio de la electricidad alcanzó un máximo de 71 euros el megavatio/hora. Este aumentó duro varios días y con una variación mínima. Esto se debe a la escasez de lluvias y viento que hubo durante todo el mes, por consecuencia el mes de agosto de este presente año tuvo una subida de un 35,5% más que en el mismo periodo del pasado año (datos obtenidos del artículo “El precio de la luz alcanza en agosto máximos anuales y la factura se dispara”, El País).

Por ello, a la hora de contratar la electricidad deberemos poner sólo la potencia que realmente necesitamos y no más. Para entender lo que esto significa lo explicaremos de una forma muy simple: se calcula mediante la cantidad de aparatos que podemos tener conectados al mismo tiempo antes de que salte el automático de casa.

Otra de las formas de ahorrar energía eléctrica es limitando el consumo de la misma, es decir, no es necesario renunciar a nada, basta simplemente con vigilar los consumos que tenemos en standby en nuestros hogares, como las televisiones o cargadores enchufados a la corriente sin utilizar. También es importante ir apagando las luces de la vivienda, cuando salgamos de una habitación, la apagamos y así ahorraremos más energía, otra opción en estos casos es tener unos termostatos instalados que sean de baja temperatura. Hay inmuebles en los que es posible colocar programadores de horarios, con un bajo coste y su consumo es casi nulo.

Deberemos aprovechar la propia naturaleza: la luz solar nos ofrece luz y calor, por lo que, si tenemos cortinas, durante las horas de claridad podemos retirarlas y así, no será necesario encender las luces.

Si todavía usas bombillas incandescentes es hora de que hagas un cambio y compres de LED. Es cierto que pueden ser un poco más caras que las otras, pero se pueden llegar a ahorrar 192 euros al año utilizándolas, y la inversión que se haga si se compran 10 bombillas, se puede amortizar en un año.

Te recomendamos que al poner la lavadora lo hagas en los programas de frío o con temperaturas mínimas, ya que gastan el 8% del consumo eléctrico y hasta un 90% de la energía en calentar el agua. Además, cuanto más calor tenga que tener la lavadora mayor será su consumo.

Ponla siempre cuando tengas la carga completa, al igual que el lavaplatos, de esta manera se puede reducir la frecuencia con la que se ponen y se ahorran más de 100 euros al año.

Termostatos en casa 

No importa si en el exterior hace frío o calor, los termostatos nos ofrecen la forma perfecta de mantener la temperatura que queremos dentro de nuestros hogares. Con una inversión no mayor a 30 euros al año, puede llegar a tener un ahorro de 120 euros anuales.

En el caso de que se suba la temperatura del termostato en invierno para tener más calor dentro de la vivienda, el gasto energético que conlleva es de un 5 o 10% (todo depende de cada inmueble). Para que la temperatura y el gasto sean los adecuados, durante las horas que se está en casa se recomienda tener una temperatura de 20 grados, y de 15 grados por las noches o cuando se esté fuera de la vivienda. En el caso del verano, con una temperatura de 21 grados centígrados tiene que ser más que suficiente.

A pesar de tener un termostato en la vivienda, es recomendable que ventilemos la casa en los horarios correctos, y si queremos mantener la temperatura de las habitaciones, deberemos cerrar las puertas de las habitaciones.

Las decoraciones también ayudan al ahorro 

Sí, una alfombra o una cortina puede ser muy bonita y decoran los espacios de la casa, pero también tienen una finalidad en cuanto al ahorro se refiere. Como comentábamos anteriormente, retirar las cortinas ayudan a tener más luz en casa, pero también pueden evitar fugas si son lo suficientemente gruesas.

Por otro lado, podemos colocar alfombras en las diferentes estancias de nuestra vivienda ya que ayudan a conservar el calor. Lo que se deberá tener en cuenta a la hora de escoger una buena alfombra será el espesor de la misma y su amortiguación inferior. Sobre todo, si en la vivienda el suelo es de baldosas, ya que en invierno se siente más frío y con una buena podemos evitar pasar más frío del debido.

Nuevos electrodomésticos de bajo consumo 

En la actualidad, todos los electrodomésticos nuevos están teniendo certificados energéticos de A, aunque la clasificación va hasta la G. Para que lo entendamos: los colores comienzan en el verde, con la calificación A y finalizan en la G con el color rojo. Estos últimos son los menos eficientes. Por ello, siempre hay que procurar comprar aparatos que sean de bajo consumo y eficientes.

Si tienes un frigorífico que aún funciona, no te preocupes, sigue usándolo hasta que se estropee, pero si es el momento de cambiarlo siempre infórmate de cuál de los nuevos son de bajo consumo y qué certificado energético tiene. Esto es importante que ya, el gasto energético que se tienen en las viviendas por los electrodomésticos que utilizamos casi llega a 550 euros anuales de media, donde el frigorífico ya gasta un 30% de ese total (datos obtenidos del artículo “10 trucos para ahorrar los gastos en el hogar”, de PreAhorro).

Una de las claves para ahorrar y no gastar tanto en nuestra factura con el uso de este aparato es que hay que mantener un gasto bajo del mismo. Para ello, deberemos ajustar el termostato entre 5 y 7 grados centígrados en el frigorífico y, los fabricantes recomiendan tener el congelador entre -16 ºC y -18 ºC. Contra más subamos la temperatura más lo hará su consumo.

Otra de nuestras recomendaciones es que no se introduzca comida caliente dentro del mismo, porque tendrá que funcionar más por un cambio de temperatura, como descongelar los alimentos dentro del frigorífico.

Hay una diferencia de un 80% entre los frigoríficos más eficientes y los que menos. Uno que sea A+++ dará un ahorro más seguro que uno de tipo D. En números esto se traduce a 1.000 euros a lo largo de lo que dure el electrodoméstico (datos obtenidos del artículo “10 trucos para ahorrar los gastos en el hogar”, de PreAhorro).

Esta misma lógica de electrodomésticos que ahorren se puede llevar a todos los ámbitos de la vivienda, las lavadoras, lavavajillas, microondas, etc., tienen un certificado energético marcado por sus fabricantes, por ello, deberemos elegir el que sea de menor consumo para que nos aseguremos un ahorro mayor.

Ahorrar en el consumo del agua 

Cerrar grifos, duchas cortas o tener un sistema de doble descarga en el baño son claves para ahorrar tanto dinero como agua, y nuestro bolsillo y el medioambiente nos lo agradecerán.

Nuestro inodoro no es una basura, por lo que, si aún no la tienes, deberás colocar un pequeño cubo, ya que el 30% del consumo de agua de la vivienda se debe al uso del baño. Una persona puede descargarlo hasta 1000 veces al año (datos obtenidos de “50 trucos fáciles para ahorrar en casa”, de El Mueble).

Lo ideal es tener un sistema de doble descarga con una interrupción, así reduciremos el consumo. En el caso de que aún tengas una cisterna antigua, no pasa nada, se puede adaptar sin necesidad de cambiarlo por completo.

Stoneweg se compromete con el medio ambiente 

La promotora inmobiliaria sabe lo importante que es cuidar el medio ambiente, por ello, todas sus promociones están creadas desde la eficiencia con certificados energéticos de A o B.

Todas las promociones que tienen en Madrid, incluso las que ya están totalmente vendidas, tienen un certificado energético de B, en Barcelona, por el contrario, proyectos como el de Bac de Roda, Nova Sagrera o Marina Living, tienen un certificado de A.

En el caso de la costa, hay que destacar que casi todas sus promociones tienen un certificado de A, algunas aún están a la espera, pero dos de ellas esperan obtener el certificado Internacional BREEAM.

 

 

16 Feb 2018

LA IMPORTANCIA DEL CERTIFICADO ENERGÉTICO EN LOS INMUEBLES

Muchas veces no sabemos cuánto consumen nuestras casas, pero, ¿tenemos claras las características de los sistemas eléctricos?

 

Esta información muchas veces se nos escapa, y por ello una parte importante de nuestros gastos del mes va en facturas como la de la luz. Por ello, hay una forma de ahorrar en nuestras casas.

Hablamos de los certificados oficiales conocidos como los Certificados Energéticos. Éstos, no sólo harán que gastemos menos dinero, también ayudan a reducir el impacto en el medio ambiente.

Pero, ¿qué es el certificado energético del que hablamos? 

Se trata de un documento técnico en el que se formaliza el nivel energético que tiene una vivienda. Se específica tanto la nota de la eficiencia energética y el consumo de un edificio o una parte de él, como puede ser un local, una vivienda… Además, se documentan los procedimientos, una descripción de las diferentes características energéticas y son recomendaciones viables para cada uno de los casos concretos.

Son siete los niveles energéticos que van de la “A” a la “G”. El primero es el más eficiente y el segundo el que menos. Pero, lo importante es que es imprescindible contar con este certificado si se quiere vender o alquilar el inmueble, ya que informa también sobre las emisiones de CO2 que tiene la vivienda.

La calificación debe registrarse en un organismo oficial de la comunidad autónoma que corresponda para que se pueda obtener el carácter que se busca del certificado. En la parte final de este documento, los técnicos aconsejan unas medidas de mejora no obligatorias, que en el caso de que se hicieran, se podría subir dos niveles la calificación del inmueble.

Además, a todo lo anterior se le adjunta una etiqueta energética, que es un documento estandarizado en el que sólo se representa la escala energética y la letra que corresponde al edificio. En ella, si la vivienda está a la venta o puesta para alquilar, deberá adjuntarse a las características de la misma.

Y, ¿es obligatorio tenerlo? 

La responsabilidad de tenerlo o no recae sobre el propietario o promotor que quiere vender o alquiler la vivienda en cuestión. Ambas personas son las responsables de llevar a cabo todos los pasos para presentarlo en el organismo que corresponda para realizar el registro. Pero, si vas a alquilar o a comprar una vivienda, has de saber que los propietarios del inmueble tienen la obligación de mostrar dicho certificado para que la persona que lo vaya adquirir esté al tanto de la calificación energética de su futuro hogar.

¿Quién controla estos certificados y cuánto duran? 

Este documento empezó a ser obligatorio en 2007-2008 para los edificios de obra de nueva construcción, y desde el 1 de junio de 2013, comenzó a requerirse en todos los inmuebles que se ponían a la venta o en alquiler.

Es una competencia respectiva a cada una de las comunidades autónomas, por lo que son éstas las que gestionan y conceden los certificados dependiendo de sus criterios y organismos. Por lo que, si estás pensando en solicitar uno, te recomendamos que te informes en los portales online de vivienda de cada una de las comunidades autónomas.

Los certificados energéticos tienen una validez de 10 años, y es el propietario el responsable de la renovación o actualización, dependiendo de las especificaciones de cada una de las autonomías donde se viva.

¿Tiene consecuencias no disponer de este certificado cuando vendas o alquiler un inmueble? 

Actualmente el real decreto determina un régimen sancionador por el incumplimiento de este requisito obligatorio en todas las compras y ventas de inmuebles desde hace varios años. Por lo que sí, tiene consecuencias si no lo tienes.

Existen tres tipos de sanciones: una leve, una grave y una muy grave. La suma que se deberá pagar si se llegará a tener una, irá desde los 300 hasta los 6.000 euros.

Las infracciones muy graves son las que falsean la información en la expedición o en el registro de los certificados, además de actuar como un técnico certificador o publicitar un certificado cuando no está ni registrado.

Las de carácter grave de dan cuando se trata de incumplir con la metodología de cálculo del procedimiento básico para la certificación, no presentarlo ante la CC.AA. para su registro, exhibir etiquetas que no correspondan con lo real, y, por último, vender o alquiler un inmueble sin que el vendedor entregue el certificado en vigor al comprador o arrendatario.

Por último, las infracciones leves son las que van desde publicitar la venta o alquiler de viviendas sin mencionar la calificación de las mismas, hasta no exhibir la etiqueta de la eficiencia cuando esto es obligatorio, expedir certificados sin la información mínima, incumplir obligaciones renovación o actualización de éstos y no incorporar el certificado en el Libro del Edificio y publicitar la calificación del proyecto cuando el edificio ya está finalizado.

Si el propietario no tiene el certificado, ¿el particular puede denunciarlo? 

Cuando un consumidor va a comprar o alquilar un inmueble y éste no cuenta con el certificado, puede denunciar al propietario. No obstante, puede darse el caso de que el propietario ya cuente con el certificado, pero aún no lo ha registrado porque la CC.AA. pertinente todavía no tiene habilitado en el registro. En estos casos, pueden estar tranquilos.

¿Quién realiza los certificados? 

Aunque cada propietario puede solicitar a un técnico competente que realice el certificado. Las únicas personas que pueden realizar esta tarea son: los arquitectos, un arquitecto técnico o un ingeniero. Los colegios de arquitectos ya cuentan con listados públicos al que se puede acudir para escoger una persona para que lleve a cabo la inspección,.

¿Existen edificios que queden exentos? 

Efectivamente, en la actualidad los edificios y los monumentos que se encuentren protegidos, los lugares que se usen para culto o actividades religiosas, las construcciones provisionales, las partes que no son residenciales de edificios industriales, los de defensa y agrícolas, y por último los edificios o partes de ellos que estén aislados con menos de 50m2 útiles y los que tengan un uso menor de 4 meses al año, son los que quedan exentos de tener un certificado energético.

Entonces, ¿cuál es el objetivo de los certificados energéticos? 

La finalidad de contar con un certificado de estos es que las viviendas en España sean lo más eficientes posible, a pesar de que la calificación energética de una vivienda no conlleva a ninguna consecuencia. El objetivo del gobierno y de Europa, en general, es que, a través de certificados como este, las viviendas con peor calificación puedan ser sometidas a reformas para mejorar su eficiencia y poder ahorrar dinero además de, mejorar su calidad de vida.

El marco objetivo es que, a partir del uno de enero de 2021, todas las viviendas que se construyan tengan un consumo de energía casi nulo, tal y como se ha establecido en la disposición adicional del real decreto 235/2013, 5 de abril.

En España, sólo el 1% de las viviendas presenta la máxima calificación, “A”, en su certificado energético, mientras que solo el 16% obtiene una calificación entre “A” y “D”.

El 42% de las viviendas de nueva construcción presentan un certificado de nivel “E” o inferior. Por lo que hay que tener en cuenta que la forma correcta de acondicionar una vivienda con certificado de eficiencia de nivel “A”, puede llegar a producir un ahorro de hasta el 90% de la energía consumida respecto al nivel “G”, aunque con una vivienda con un nivel energético “B”, gastará un 75% y una de clase “C” un 35%.