LA ARQUITECTURA RESIDENCIAL GANA PESO EN EL MERCADO DE LA VIVIENDA

Los arquitectos y las viviendas siempre han ido de la mano. Incluso los autores más afamados por otro tipo de obras tienen en el residencial algún exponente importante. Desde Le Corbusier hasta Frank Ghery, pasando por Niemeyer. Todos tienen en su portfolio haber diseñado alguna vivienda especial.

El interés por el diseño de las construcciones, quizá más característico de activos como las oficinas, los hoteles o el retail, ha llegado definitivamente al segmento residencial. Incluso algunas promociones que están actualmente en marcha podrían calificarse perfectamente como edificios de autor, un concepto que hasta ahora solo se vinculaba con las viviendas premium de arquitectos de renombre y con las sedes corporativas más modernas.

Hace poco más de diez años, este fenómeno era inimaginable. Sin embargo, parte de la trasformación del sector inmobiliario ha pivotado sobre la colocación del cliente en el centro del proceso, de sus necesidades y de sus gustos. En eso Stoneweg Living tiene experiencia. Y es que más allá de la ubicación, los promotores inmobiliarios han entendido que una vivienda de obra nueva debe cumplir con mucho más.

Venimos de un modelo anterior en el que los promotores ordenaban y los arquitectos obedecían. Y esa relación es, también, otro de los aspectos que está cambiando en este nuevo ciclo inmobiliario. Esta relación debe cimentarse en el entendimiento, la confianza y la colaboración mutua, de forma que el arquitecto se sienta orgulloso de trabajar para un cliente que valora su trabajo y permite su desarrollo profesional, y el promotor sea consciente del valor que adquiere su empresa con el desarrollo de viviendas de diseño.

Esta nueva relación entre promotor y arquitecto es mucho más profesional, como consecuencia de la propia profesionalización e industrialización del sector.

Ante un mercado residencial más pequeño y con una competencia más dura, el promotor tiene la necesidad de diferenciarse y esta diferenciación en muchos casos viene por dotar de valor al diseño,  como algo muy positivo, hasta convertirlo en uno de los aspectos más representativos de su marca.

Stoneweg Living, comprometidos con el diseño

El diseño innovador es una de las características fundamentales de Stoneweg Living. Las viviendas de obra nueva tanto en núcleos urbanos como en costa de Stoneweg priorizan el diseño no solo como concepto estético sino como rasgo distintivo de una marca que cuida al detalle sus viviendas.

Prueba de ello es la colaboración que Stoneweg Living lleva manteniendo con arquitectos de primer nivel para muchos de sus proyectos.

Es el caso de Skyline, una promoción residencial de obra nueva en Madrid, ejecutada por el prestigioso estudio de arquitectura Touza Arquitectos. Un edificio que proyecta calidad, confort, sostenibilidad y prestigio gracias a una actuación arquitectónica impecable. Un proyecto del más alto nivel que está llamado a redibujar y revitalizar la zona norte de Madrid.

Touza Arquitectos también trabaja con Stoneweg Living en Ferraz 41, un proyecto de viviendas exclusivas en un edificio emblemático en la zona de Argüelles. Se trata de una rehabilitación llevada a cabo con el máximo cuidado y respeto por el edifico histórico en el que se encuentra. El resultado, 25 viviendas de obra nueva en el centro de Madrid con el inconfundible sello Stoneweg Living.

En Alfonso X, la impecable coordinación entre la promotora y el estudio Hans Abaton les valió la nominación y premio Asprima 2018 a la mejor actuación inmobiliaria en vivienda de España.

En la costa, Stoneweg Living trabaja con el dúo Villaroel-Torrico en el proyecto Scenic. Una promoción de viviendas de obra nueva en Estepona en las que el diseño se está cuidando al máximo, incorporando conceptos de eficiencia medioambiental que llevarán a la promoción a la obtención de la certificación internacional  BREEAM.

En Barcelona, Stoneweg Living también colabora con arquitectos de renombre. Joan Pascual está ejecutando el proyecto Enric Granados 52, una exclusiva promoción de tan solo 9 viviendas en una de las zonas más céntricas y demandadas de Barcelona, l’Eixample.

El equipo de Plasencia Arquitectura es el encargado de llevar a cabo el proyecto Passatge Living, ubicado en una de las zonas más vibrantes de Barcelona, Poblenou.

Es tan solo una muestra de la importancia que una compañía como Stoneweg otorga a la innovación en el diseño, que debe venir de la mano de la colaboración con los arquitectos más idóneos para cada proyecto. Un proceso que obtiene como resultado viviendas de obra nueva únicas, que priman las necesidades y gustos del cliente.

Escribe un comentario