HOGARES PERFECTOS PARA FASHIONLOVERS

HOGARES PARA FASHION LOVERS 

¿Te encanta la moda y no sabes ni dónde ni cómo guardar toda tu ropa? ¿Tienes problemas para almacenar tus outfits en el armario? Asúmelo, eso es porque no tienes el vestidor perfecto adecuado a tus necesidades. Te ayudamos a descubrir qué le falta y qué le sobra a tu hogar para ser una vivienda adaptada a tu manera de vivir y vestir.

Se podría decir que el concepto fashion lover nació de manera espontánea a finales del siglo XX para definir a todas aquellas personas que se confiesan amantes y seguidores incondicionales de las tendencias de moda. Se trata de gente que valora la moda y la integra a diario en su vestimenta y también en la decoración de su hogar, por ejemplo. Y es que el estilo nos define por fuera y por dentro y acaba afectando a todos los ámbitos de nuestra vida.

Después de la Segunda Guerra Mundial el sector de la moda empezó a afianzarse en Europa, y más concretamente en una de sus grandes capitales, París. Este despegue supuso una revolución no sólo en la manera de vestir de mujeres y hombres sino también en la manera de vivir.

Y es que la moda condiciona nuestro way of life. Nos define, nos perfila y nos permite proyectar nuestra personalidad. La moda influye en nuestras aspiraciones, nuestras actitudes e incluso en nuestra forma de ver las cosas.

Rasgos distintivos

1. Pendiente de su imagen.

Un amante de la moda que se precie busca una imagen singular y concreta. Sueña con crear su propio estilo y hacerlo realidad.

2. Selecciona su hogar.

Alguien que ama la moda también suele amar la decoración. Trabaja su imagen interna pero también la externa, es decir, lo que le rodea. Los acabados también son importantes. El hogar en el que vivimos contribuye a definirnos y a enmarcarnos ya que suele ir acorde con nuestra personalidad.

3. Cuida su ropa.

No hay detalle que se les escape. Los conjuntos están seleccionados con un criterio, el que sea. Y mantener toda esta ropa tiene un precio. Si no la cuidas, la ordenas, la guardas y la almacenas como debe ser, la ropa se estropea, se arruga, no luce y lo que es peor, muchas veces ni te acuerdas de que la tienes en el armario porque está tan escondida que no la ves. Para que todo esto no pase, es importante contar con grandes armarios bien clasificados y un buen vestidor.

4. Perfeccionismo en estado puro.

Un amante de la moda busca y rebusca. Es detallista, perfeccionista, exigente y atrevido.

 Un vestidor a medida

Hay tres elementos que debes tener en cuenta: la ubicación (la zona dónde los sitúas), la composición (los materiales y la distribución) y la iluminación (la luz natural o artificial)

1. Un buen vestidor no depende del tamaño sino de su ubicación.

Un vestidor puede adaptarse prácticamente a cualquier espacio. Lo mejor es situarlo en una zona poco visible y convertirlo en un punto de unión o intersección entre el baño y el dormitorio. En ningún caso le debe quitar protagonismo a la zona de descanso.

Dehesa Living, una promoción de obra nueva en Puerta de Hierro, cuenta con 9 singulares inmuebles de diseño con 4 o 5 habitaciones según su tipología, pero ambas opciones ofrecen un vestidor de entre 4 y 6 metros cuadrados, con un acceso al baño principal.

Esta ubicación es ideal para quienes valoren la tranquilidad, pero también disfruten de los beneficios de vivir en Madrid, ya que el área está rodeada de parques y zonas verdes, pero dispone de excelentes comunicaciones con el centro.

2. Hay que evaluar los materiales con los que está construido y la organización de la ropa.

Intenta que todas las piezas sean intercambiables y fácilmente modificables por si algún día quieres reestructurar el espacio. Huye de la clasificación en vertical. Las divisiones horizontales dan sensación de amplitud.

Madera, paneles de vidrio reflectantes, espejos, tonos orgánicos, o el clásico blanco suelen funcionar. La promoción de obra nueva en Barcelona, El Turó de la Cisa cuenta con la posibilidad de jugar con estas distribuciones en los diferentes estantes de los vestidores que ofrece.

Por otro lado, la promoción de obra nueva en Madrid, Ferraz 41, está diseñada precisamente para amantes de la moda y de las últimas tendencias. Se trata de viviendas de 2 y 3 dormitorios ubicadas en la antigua Audiencia Provincial de Madrid, en el barrio de Argüelles. Una zona señorial con estilo propio. Cuenta con vestidores confeccionados con acabados de primera calidad y los mejores materiales. Por descontado, el resto de la vivienda también ofrece comodidades como calefacción por suelo radiante a baja temperatura y sectorizado, un control de la temperatura en la vivienda integrado en el sistema de domótica, y hasta un gimnasio y piscina comunitarios para que puedas mantenerte en forma y poder lucir con gusto todos tus looks.

3. La iluminación es mucho más importante de lo que puedas imaginar.

De hecho, es determinante. La luz natural neutra siempre va a favor porque te ayuda a apreciar los tonos reales de la ropa. Ahora bien, los vestidores suelen estar en zonas donde no hay ventanas.

Si es así procura tener siempre una iluminación lineal. Es decir, descarta los focos o puntos de luz concretos que aíslan. La luz debe estar sobre todo en la zona frontal y debe tener la misma intensidad.

Los expertos dicen que es conveniente elegir luminarias de 3.000 grados Kelvin. La promoción de Enric Granados en el barrio de l’Eixample de Barcelona presume de disponer de viviendas con mucha luz y espacios diáfanos que favorecen la creación y mantenimiento de un buen vestidor. Gracias a su fabulosa localización, las estancias están bañadas por la luz natural, brindándote un nido acogedor desde el que disfrutar de todo lo que tiene que ofrecer este incomparable enclave barcelonés.

Sin duda alguna, si estás pensando en crearte uno, no busques más, aquí tienes el espacio perfecto para desarrollar tu estilo con libertad.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn