VUELVE LA RENTABILIDAD DE LA VIVIENDA

Te damos las claves para invertir en tu futuro hogar de una manera sencilla.

 

Años después de la crisis que se vivió en España vuelve a ser rentable invertir en vivienda. Los precios de cada inmueble dependerán de la comunidad autónoma y de la zona donde se quiere adquirir.

El último informe que recoge Sociedad de Tasación con respecto al primer semestre de este año revela que las tasadoras confirman que los precios de las viviendas se siguen encareciendo. Durante este periodo de tiempo, el precio medio de los inmuebles, siendo de primera o segunda mano, han tenido un incremento anual de un 4,5%. En consecuencia, el precio por metro cuadrado en España se ha colocado en 1.557 euros, un aumento del 2,2% si lo comparamos con los datos que se obtuvieron el primer semestre de este mismo año.

Sabemos que es difícil encontrar una vivienda que se ajuste a nuestro presupuesto y más en la actualidad, donde los precios de ésta no se encarecían tanto desde hacia años. Por ello, en este artículo encontrarás algunos trucos o referencias para todos aquellos que quieran invertir en una vivienda y lo quieran hacer de la mejor manera.

Para comenzar hay dos factores clave que hay que tener en cuanta a la hora de adquirir un inmueble. El primero de ellos es tener claro cuánto dinero podemos invertir en él para poder adquirirlo; el segundo, tener claro que dependiendo de la ciudad y zona la inversión puede ser mayor.

Dicho esto, si hacemos un pequeño análisis del sector inmobiliario actual en nuestro país, observaremos rápidamente que las ciudades más demandadas para comprar una vivienda son Madrid y Barcelona, y, sobretodo, sus barrios o municipios cercanos.

En el caso de Madrid las zonas que más inversiones están obteniendo en los últimos meses han sido Móstoles, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcalá de Henares, Fuenlabrada o el distrito de Salamanca. La tendencia de los precios en cada uno de estos lugares ha ido en aumento, algo también positivo para gestores inmobiliarios o inversores, que ven la posibilidad de construir nuevos edificios y proyectos para abastecer la demanda que se está creando.

Tal y como lo hace Stoneweg Living. La gestora ofrece promociones en diferentes distritos de la capital española, pero además en las ciudades de alrededor con proyectos como Residencial Casiopea, Fuensanta Residencial, El Real de Alcalá o Zafra Living, todos ellos situados en estas diferentes zonas en auge.

La Ciudad Condal no se queda atrás. Tiene una gran oferta de propiedades en barrios de moda como el Eixample o La Sagrera, o en zonas más en auge como Badalona u Hospitalet de Llobregat. Es sabido que los precios en Barcelona para adquirir una vivienda no han sido nunca baratos, pero siempre hay edificios de obra nueva que nos pueden ofrecer lo que estamos buscando. Como en el caso de la promotora anteriormente mencionada, Stoneweg está construyendo nuevos edificios o rehabilitando los ya existentes para poder ofrecer productos para esta alta demanda de viviendas que se está dando, con proyectos tales como Marina Living, Marqués de Sentmenat, Nicaragua 75, Nova Sagrera, Odeón Residencial o Prat de la Riba Living, entre otros.

Los expertos siempre han coincidido en que las mejores zonas para comprar un piso siempre suelen ser las más caras de las ciudades, sobretodo si se trata de las que acabamos de mencionar, seguidas muy de cerca de las zonas costeras.

Claves para adquirir una vivienda

Antes de invertir en una vivienda, debemos hacer un análisis exhaustivo para estar seguros de que lo elegido es lo que estamos realmente buscando.

Lo primero que debemos hacer es hacer un estudio tanto de la propiedad como de la zona donde está ubicado. Es importante saber cuál es la revalorización del edificio en sí, porque si pensamos en el futuro puede que queramos venderla, por lo que necesitaremos saber que si está en el centro de la ciudad tendrá más demanda que si está en la periferia. Además, hay que tener muy en cuenta si la vivienda es de obra nueva, si se trata de un piso de segunda mano o si hay que restaurarlo.

Para saber si el precio que vamos a pagar por este inmueble es el adecuado, hay que tener en cuenta cuál es el precio medio de las viviendas de la zona. Ésta es la única manera de saber si invertiremos una cantidad razonable por la propiedad o no. No obstante, tenemos que tener claro si queremos comprar en una zona más activa o más tranquila, además de que tenga servicios a nuestro alrededor o, en el caso contario tenemos que tener algún método de transporte para realizar tareas de diario.

Una vez que analicemos todos estos factores, es la hora de realizar un presupuesto que se adapte a nosotros mismos. Lo ideal y lo recomendado es que las hipotecas que contratemos no superen el 40% de nuestro salario, por lo que debemos conocer nuestros ingresos a corto y largo plazo.

En el caso de contratar una hipoteca, que es lo habitual en estos casos, tenemos que tener en cuenta que cada banco ofrece opciones diferentes y que las financiaciones son distintas, por lo que tenemos que estudiar cuál es la que realmente nos conviene, ya que hay de tipo fijo o variable.

Otro aspecto a valorar también es cuenta la fiscalidad aparejada y si se trata de una vivienda de segunda mano, hay que pagar el Impuesto de Transmisiones (ITP). En el primer caso, cuando invertimos en una vivienda hay una serie de gastos fijos, como por ejemplo el IVA, aunque el comprador además tiene que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que, además, varía dependiendo de cada comunidad autónoma.

Otros gastos que debemos tener en cuenta son los gastos energéticos que tiene la vivienda y los derivados de la propia comunidad. Por ejemplo, el pago mensual a la misma, el mantenimiento de las zonas comunes, reparaciones de fachada o pintar las zonas necesarias, pueden ser un extra que hay que tener muy presentes.

Dentro de las opciones que hay en el sector inmobiliario, también podemos comprar una vivienda que o bien sea completamente nueva o que haya que reformar. Si escogemos el segundo caso, hay que realizar un estudio de cuánto dinero nos va a costar la reforma total del inmueble, sobre todo para su rentabilidad.

Si queremos ahorrar en gastos, os recomendamos que antes de realizar cualquier compra se visiten todas las opciones de compra que haya y que se localicen los problemas previamente para evitar sorpresas después de haber firmado los papeles y se haya adquirirlo el piso. Por lo que, es una buena idea realizar una inspección del inmueble para saber el estado real del mismo.

VUELVE LA RENTABILIDAD DE LA VIVIENDA
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario