¿TE GUSTARÍA VIVIR EN EL CIELO DE MADRID?

Stoneweg Living construye dos edificios de 25 alturas que albergarán más de 600 viviendas en el centro de Madrid.

 

A lo largo de los años hemos sido testigos de los cambios que se están dando en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades. En ellas, se han construido urbanizaciones privadas o torres de viviendas, haciendo que el horizonte al que estamos acostumbrados cambie.

En la actualidad, son muchas las personas que prefieren comprar un piso en una torre antes que en un complejo residencial, ya que estos ofrecen una serie de servicios que en edificios pequeños no tendrían.

La capital española sigue siendo el centro de negocios del país, pero, además, es el destino de muchos turistas y la conexión directa entre el resto de países europeos, África y América, lo que hace que mercados de comercio internacionales siempre estén abiertos. Por eso, qué mejor que poseer una vivienda de acuerdo con la ciudad donde se está residiendo de manera continua o por temporadas.  

Hasta la fecha, es notable que hay una pequeña falta de tradición en cuanto a vivir en edificios altos se refiere, pero el mercado está cambiando y las preferencias de las personas que buscan nuevas viviendas indica que, poco a poco, están transformando la visión sobre estas construcciones.

En España hay muchas zonas que son destacables por la calidad y cantidad de este tipo de edificaciones, como por ejemplo en Benidorm (Alicante), donde en los años 50 y 70 se convirtió en una ciudad con el mayor número de torres de viviendas, y, a día de hoy siguen manteniéndose en cabeza del ranking español.

Otras como Barcelona y Madrid, también cuentan con edificaciones de esta magnitud con varios fines. Algunos son de oficinas y otros tienen inmuebles. En el caso de la Ciudad Condal, hay diferentes construcciones de este tipo en la Fira de Barcelona, Plaza Europa o el Distrito 22@. Y en Madrid, podemos destacar La Torre de Cristal, ​ la Torre Cepsa, ​ la Torre PwC​ y la Torre Espacio.

Este tipo de edificios pueden mejorar tanto el urbanismo de la ciudad como la calidad de vida de los inquilinos que viven en ellos. Cada una de las construcciones se adapta a las necesidades, juega con los espacios disponibles, las formas, añaden zonas comunes y servicios para hacer más sencillo el día a día de las personas, todo ello para hacerlas más acogedoras para sus propietarios.

¿Por qué vivir en una torre? 

Son muchas las ventajas y desventajas que podemos encontrar a la hora de vivir en una torre de inmuebles. Puede que nos agobie estar rodeados de tanta gente, pero, aquí te dejamos algunas de las cosas positivas que tiene.

La seguridad

En este tipo de construcciones una de las cosas primordiales es tener una seguridad durante 24 horas los siete días de la semana. Los edificios de obra nueva vienen adaptados con estas medidas dependiendo de la tipología de cada uno de ellos y sus necesidades. De esta manera, los inquilinos pueden vivir tranquilamente sin tener que contratar otro tipo de seguridad privada.

La ubicación

Uno de los rasgos más importantes a la hora de comprar cualquier vivienda es su ubicación. Siempre queremos lo mejor, que esté cerca de los servicios necesarios para el día a día, de los transportes públicos, lugares para aparcar y, en el caso de las familias, que esté cerca de los colegios de los hijos.

Por lo general, las torres de inmuebles se sitúan en los centros de las ciudades, lo que hacen que la ubicación sea privilegiada e inmejorable.

Las zonas comunes

Las torres tienen que ayudar a mejorar la calidad y estilo de vida de sus propietarios. Por ello, generalmente ya se incluyen zonas comunes de alta calidad que están formadas por gimnasios, saunas, salas de reuniones y piscinas, entre otros.

Estilo de vida

El cambio es significativo. El hecho de mudarse a una torre de viviendas es porque queremos mejorar nuestra calidad de vida, y eso es lo que nos ofrecen estas edificaciones. Las vistas, los servicios y la ubicación son inmejorables para todo tipo de personas: familias, parejas, jubilados y gente de negocios.

La sostenibilidad

En los últimos años, una de las cosas más importantes a la hora de realizar cualquier tipo de construcción es cuidar del medioambiente. Los materiales utilizados, las energías renovables y la sostenibilidad se tiene muy en cuenta desde el principio en los diseños de los proyectos. Además, todas las promotoras, constructoras y gestoras inmobiliarias quieren lo mejor para sus clientes y, además, ya es un requisito ofrecer un certificado energético alto en las viviendas de obra nueva.

Los vecinos

Aunque para algunos puede no suponer una ventaja, en una torre de edificios podemos encontrar apoyo y tener otro tipo de relaciones sociales que se desarrollan con nuestros vecinos.

El nuevo proyecto de Stoneweg Living para vivir en las alturas 

La gestora inmobiliaria Stoneweg Living presentó el pasado 28 de mayo su último proyecto en Madrid. Bajo el nombre Skyline, se construirán dos torres de cien metros de altura con 25 plantas cada uno para dar lugar más de 600 viviendas en total.

Esta promoción cambiará por completo la visión que se tiene de la capital, dando un nuevo impulso al barrio de Tetuán, que es donde se ubica, ya que se dará un cambio estructural y socioeconómico en la zona. A través de esta edificación, se espera un cambio y regeneración urbana del distrito que lo alberga, aportando una renovación en las infraestructuras y servicios, y se crearán nuevos puestos de trabajo,

El Skyline contará con diferentes servicios y zonas comunes de calidad, entre ellas podemos destacar que habrá dos piscinas, una de ellas instalada en la planta 25, un huerto urbano y extensos jardines, gimnasio, sauna, solárium, un servicio de conserjería y una sala de co-working.

Las viviendas pueden tener entre una y tres habitaciones con amplias terrazas, garaje y trastero. Además, todas ellas tienen una certificación energética B y la promoción es aspirante a la obtención del Certificado Internacional BREEAM.

Un inmueble de un dormitorio con 60 metros cuadrados tiene un precio desde 275.000 euros. Hasta la fecha hay un 10% del total vendido.

Las obras se iniciarán en el cuarto trimestre de este presente año, y se espera entregar los pisos a sus futuros propietarios durante el segundo trimestre de 2022.

Este proyecto se ubica en el centro de la ciudad, orientado al noroeste. Por la estructura que tiene, será como un pórtico de entrada a Madrid, siendo un icono de referencia dentro de un barrio que comenzará a desarrollarse en los próximos meses.

 

¿TE GUSTARÍA VIVIR EN EL CIELO DE MADRID?
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Cookies necesarias para el correcto funcionamiento del sitio web.

_gat,_ga,_gid,cookieconsent_dismissed,gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types],gwcc,pll_language