¿QUÉ ES MEJOR COMPRAR, UNA CASA NUEVA O UNA USADA?

En este artículo te contamos las ventajas que tiene cada una de ellas y te dejamos algunas opciones de obra nueva que Stoneweg Living tiene en España.

 

Antes de comprar una vivienda siempre hay una cuestión a la que debemos responder: ¿la preferimos de obra nueva o de segunda mano? Sí es cierto que sea cual sea el tipo de inmueble, ambos tienen unas ventajas que hay que tener en cuenta antes de adquirirla. En este artículo te contamos los aspectos positivos de ambas y unas opciones en el caso de que te decantes por la obra nueva.

Para muchas personas, comprar una casa significa que ésta tiene que ser de obra nueva, pero por las circunstancias que sean, hay veces que hay que decantarse por una que ya haya sido utilizada. Esto se puede deber a múltiples factores como a su ubicación, al espacio que tiene o el tiempo que hace en la ciudad donde van a residir (referente a realizar traslados por la misma). Hay hogares que están en muy buenas condiciones con precios competitivos, aunque sean de segunda mano. Pero, ¿a quién no le gustaría estrenar su hogar?

Ventajas de comprar una vivienda nueva 

En primer lugar y la ventaja más clara que tiene adquirir un inmueble de obra nueva es que no es necesario realizarle ningún tipo de reforma. Éstas siempre están preparadas para entrar a vivir y poder disfrutarla desde el primer momento. Además, hay más variedad, ya que en este tipo de promociones hay diferentes tipologías de pisos, por lo que podremos escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades y, sobre todo, con la vista puesta en el futuro. Por ello, tenemos un gran abanico de posibilidades.

A la hora de adquirir una vivienda de obra nueva, hay un margen de tiempo que las usadas no ofrecen. Mientras esperamos a que se termine de construir y sea totalmente habitable, podemos analizar los diferentes tipos de financiación de los bancos y conseguir que las condiciones estén a nuestro favor. Así, será más fácil que nos la otorguen.

Este tipo de casas tienen una ventaja importante frente a las otras ya que, desde un inicio, cumplen con los requisitos de cuidado con el medio ambiente, por lo que el piso será eficiente y tendrá todos los estándares de sostenibilidad al día. Las viviendas están diseñando los recursos naturales que se tengan al alcance, ayudando a que nuestro consumo sea menor, algo que se verá reflejado en las facturas.

Hay que añadir que todos los materiales que se usan en las construcciones de hoy en día, o la mayoría de ellos, son óptimos y ayudan a que los edificios sean eficientes. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que los inmuebles que incorporan muchos materiales de este tipo (sostenibles y eficientes) suelen tener un precio un poco más elevado al habitual, pero, a la larga y con el ahorro energético, nos veremos beneficiados.

Una de las dificultades de las grandes ciudades es que, cuando nuestro lugar de trabajo está en las afueras y tenemos que movernos con un coche particular, aparcarlo suele ser complicado. Por no hablar, de todas esas cosas que tenemos en casa que no utilizamos habitualmente pero no tenemos espacio suficiente para guardarlas. Adquirir una vivienda nueva suele ser positivo ya que al mismo tiempo se puede comprar un parking y trastero, al no ser que estos ya vengan dentro del precio de compra. Por lo que, no habrá que preocuparse por no encontrar sitio o por almacenar esas cosas que en casa no tienen un espacio.

Antes de comenzar a construir las viviendas, hay muchas empresas que permiten que los compradores puedan modificar los planos del inmueble para poder adaptarla a sus gustos y necesidades.

Generalmente, los edificios nuevos se sitúan a las afueras de las ciudades, lo que significa menos ruido por la calle, más facilidad para aparcar y estar rodeado de zonas verdes donde los niños y las mascotas puedan disfrutar cada día.

En los últimos años, estas nuevas construcciones están dentro de urbanizaciones cerradas, por lo que nos ofrecen zonas ajardinadas, parques infantiles e incluso piscina comunitaria.

Ventajas de adquirir un inmueble usado 

Por otro lado, nos encontramos con las viviendas usadas. Estas ya han sido habitadas con anterioridad, en algunos casos por varios propietarios, por lo que tenemos que revisar bien el piso antes de dar el paso final y comprarlo.

No obstante, cuando adquirimos una de este tipo, podemos elegir entre hacer o no una reforma a la casa para cambiarla y modificarla a nuestro gusto. Muchas veces no suele ser necesario porque el anterior propietario ya lo hizo, incluso algunas veces lo venden con mobiliario por lo que, nos podríamos ahorrar algo de dinero al inicio.

Por otro lado, tiene una ventaja clave frente a las de obra nueva y es que, al ser usada puede estar situada en el centro de la ciudad. Esto nos permite movernos con transporte urbano y estar más cerca de los servicios diarios.

Aunque la construcción del edificio sea antigua, la ventaja que tiene este tipo de casas es que los espacios son más amplios, y se conservan los muros originales, lo que le da un punto diferencial y especial.

La duda que muchos suelen tener a la hora de elegir una vivienda usada es si comprarla o alquilarla. Pues bien, hay que tener en cuenta que, al encontrarse en una zona consolidada, la demanda siempre será al alza, por lo que el interés por otras personas de vivir en esa zona estará presente.

Por último, estos pisos tienen una entrega inmediata. No hay que esperar a que el inmueble esté habitable. Una vez que el acuerdo se cierra los nuevos propietarios ya pueden entrar a residir.

Algunas opciones de obra nueva en Barcelona, Madrid y la costa mediterránea 

Si tu opción es comprar una vivienda de obra nueva, Stoneweg Living tiene una amplia cartera de promociones en Madrid, Barcelona y diferentes zonas de la costa mediterránea.

En la zona de Premià de Dalt (Barcelona), están construyendo 22 exclusivas viviendas unifamiliares de entre cuatro y cinco dormitorios cada una, con piscina privada, varias plazas de garaje y jardines de uso privativo. Pero, si prefieres un piso más cerca del centro, en Sant Andreu se sitúa Odeón Residencial, un proyecto de 32 pisos con 92 plazas de aparcamiento y 22 para motos.

En Madrid encontramos diferentes promociones, algunas se sitúan en municipios más periféricos como Móstoles o Alcalá de Henares. En el primero tienen varios proyectos como Fuensanta Residencial, un conjunto de 98 inmuebles de dos, tres y cuatro dormitorios, con una piscina comunitaria. O, Residencial Casiopea que ofrece 82 viviendas de VPPB con garaje y trastero además de una piscina comunitaria.

En la zona de la costa catalana, Stoneweg Living tiene varios proyectos como Les Terrasses de Palamós (Palamós) o Golden Bay (Roses). El primero tiene 79 viviendas con piscina comunitaria y con unas increíbles vistas; el segundo por otro lado, está en primera línea de playa con ocho pisos de lujo con amplias terrazas y gran luminosidad.

Más al sur, en Estepona (Málaga) hay dos novedosas promociones. Una de ellas es Scenic Estepona, que cuenta con 74 apartamentos con vistas al mar, garaje y trastero, y la otra es Velaya, con 38 inmuebles en primera línea de playa.

Escribe un comentario