NUESTRAS VIVIENDAS MÁS REFRESCANTES

LAS VIVIENDAS MÁS REFRESCANTES

Si vives en una gran ciudad, la diferencia entre unas vacaciones largas y unas cortas puede reducirse a tener un inmueble con piscina o sin ella. Porque disfrutar de la piscina en nuestro hogar ofrece muchas ventajas, entre ellas que los días sean más relajados y que la época estival se alargue como cuando eras niño. ¿Recuerdas los largos meses de verano tumbado al sol o chapoteando en la piscina? Ahora puedes revivirlo y compartirlo con la familia en nuestras viviendas más refrescantes.

Una piscina sin salir de casa

Cuando llega el buen tiempo, el sol y la manga corta es como si la tranquilidad del verano se fuera colando poco a poco en nuestras vidas. A medida que la primavera avanza empezaremos a vislumbrar la anhelada tranquilidad de las vacaciones.

Sin embargo, cuando vives en una gran ciudad, el paisaje cambia poco y los días pasan casi sin darte cuenta con el mismo ajetreo ya sea enero o junio. Pero ¿qué pasa cuando tienes una piscina en tu casa?

Llegar de trabajar y darte un chapuzón. Teletrabajar desde la piscina y broncearte mientras oyes el chapoteo del agua de fondo. O dejar que los niños se diviertan mientras nosotros nos tumbamos a tomar el sol y leemos el nuevo informe (o, ¿por qué no? la última novela de nuestra escritora favorita). Todo ello consigue sumirnos en un ambiente de relax que ahuyenta el estrés y nos permite disfrutar aún más de nuestro tiempo.

A todo esto, deberíamos sumarle la situación de incertidumbre actual con respecto a viajar y a organizar nuestro merecido descanso como lo habíamos estado haciendo hasta la fecha. En estos momentos, disponer de un espacio como una piscina o un jardín en nuestra casa puede marcar la diferencia entre vivir un verano pleno y al aire libre o sentirnos encerrados en la ciudad.

Ferraz 41, zambullirse en Madrid

En Argüelles, las 25 espectaculares viviendas de la promoción Ferraz 41 de Stoneweg Living tienen un encanto especial. Techos altos en sus salones de dos ambientes, espaciosos dormitorios en suite, una distribución cómoda, un diseño exquisito, las mejores calidades y equipamiento… Si a todo ello le sumamos tener nuestro hogar en un edificio emblemático con una ubicación inmejorable en una de las mejores zonas de Madrid en las que vivir, ¿qué más podemos pedir?

Pues zambullirnos en nuestra piscina cuando el sol sea nuestro compañero inseparable en los largos días de junio, julio y agosto. Ferraz 41 marca también la diferencia en cuanto a instalaciones privadas y comunes. Una de las más singulares son sus piscinas: una común para todos los apartamentos y otras privadas situadas en los áticos. Todo un lujo en los calurosos días estivales.

Skyline, al agua desde el cielo de Madrid

Si existe un edificio que se va a convertir en un icono arquitectónico ubicado en una zona llena de futuro, ese es, sin duda, Skyline Madrid. Una promoción espectacular de 303 viviendas repartidas en dos torres de más de 100 metros de altura, donde el diseño y los equipamientos de futuro tienen una especial relevancia.

En estos pisos de obra nueva en Madrid, las amplias terrazas, los extensos jardines, el huerto urbano, el solárium, la sauna o el gimnasio se convierten en espacios donde respirar, lugares en los que dedicar una porción de nuestro tiempo a nosotros mismos.

Pero, además, puedes refrescarte en una de las dos piscinas del edificio: más familiar es la que se ubica en los extensos jardines de la comunidad. Espectacular, la piscina panorámica situada en la planta 25 desde donde relajarte observando toda la ciudad, sintiéndote lejos de todo el trajín diario de la gran urbe, pero al mismo tiempo a un tiro de piedra del trabajo. Claro que eso será si no has decidido utilizar la sala de co-working ubicada en el mismo edificio, para desarrollar tu actividad laboral.

Fuensanta Residencial, un chapuzón en Móstoles

Vivir fuera del trasiego urbano, rodeado de tranquilidad y calidad de vida, pero cerca de todos los servicios y bien comunicado con la capital se ha convertido en una de las principales demandas tanto de familias como de parejas jóvenes que quieren empezar a construir un futuro juntos. Si este es tu caso, Fuensanta Residencial, un inmueble de 98 pisos situados en Móstoles, es tu elección. Situado dentro de una preciosa urbanización, son viviendas de dos a cuatro dormitorios que cuentan con garaje, trastero, solárium, las mejores calidades y los últimos acabados.

Pero si hay algo que nos va a atraer de este edificio en cuanto llegue el buen tiempo son sus amplias zonas comunitarias y su piscina en la que pasaremos las tardes de verano junto a la familia.

Barcelona, piscina y playa

Si eres de esas personas que prefiere la Ciudad Condal y de las que no quiere escoger entre piscina y playa, Passatge Living es tu oportunidad. Este precioso proyecto de 37 viviendas de obra nueva en Barcelona, en el barrio de Poblenou, nos ofrece unas terrazas amplias, zonas ajardinadas y una piscina comunitaria que te permitirá disfrutar de las tardes de calor desde otra perspectiva. Y, además, muy cerca del mar.

Poblenou es, además, un barrio muy especial porque mantiene el espíritu de proximidad de los barrios de siempre, pero con una vida comercial y de ocio que nos permite organizar un montón de actividades y disfrutar así de un verano completo. De hecho, fue considerado por la la revista internacional Time Out uno de los mejores barrios del mundo en el que vivir por su fantástico equilibrio entre ocio, cultura, tranquilidad, vida comercial, arquitectura, vecindario, zona residencial, etc.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn