LOS PANELES SOLARES LLEGAN A LAS AZOTEAS DE LOS EDIFICIOS

Ya es posible instalar placas solares para abastecer a todos los vecinos de un edificio.

 

En España se ha modificado la legislación sobre el impuesto al sol y ya se permite que cada edificio de viviendas pueda producir y consumir su propia electricidad. Ésta será generada por paneles solares que irán instalados en las cubiertas de los mismos y abastecerán a todos los vecinos.

Han hecho falta tres años para que el Consejo de Ministros aprobara a finales del pasado año el cambio de la Ley para la transición energética y la protección de los consumidores. Cuatro años atrás, con el Gobierno de Mariano Rajoy, se prohibió el autoconsumo compartido además de la imposición del ‘impuesto al sol’. En 2017, el Tribunal Constitucional dio el primer paso para cambiar esta ley y derogó su prohibición, pero nunca se llegó a legitimar, haciendo que se crease un vacío legal en nuestro país como cuenta el diario El País en su artículo sobre El Congreso acuerda poner fin al polémico impuesto al sol.

No fue hasta finales del pasado año cuando se terminó de realizar el cambio de ley, haciendo que España tuviese la misma legislatura en este aspecto que los demás países europeos. Gracias a ello, hoy el autoconsumo compartido es una realidad.

Existen diferentes formas en las que los vecinos pueden beneficiarse de la instalación de paneles solares en sus edificios. Es cierto que, con colocarlos en uno de ellos, se puede llegar a abastecer a varios. Pero, hay algunas cosas a tener en cuenta antes de ello, como, por ejemplo, la orientación de los mismos, por lo que habrá que ponerlos donde mayor energía se pueda recoger. Su factor principal es que suponen un gran ahorro en las facturas de la luz. A pesar de su inversión final, en varios años se consigue amortizar y desde ese momento, lo que venga sólo serán beneficios.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha informado que, con la utilización de este tipo de energía, podemos conseguir mayor potencia que la que se tiene contratada con cualquier empresa. Ello se debe a que no sólo vamos a conseguir un 30 o 35% de la electricidad, sino que a través de los paneles solares y añadiendo unas baterías específicas se puede producir más y cargar estas herramientas para poder cubrir hasta el 100% de las necesidades energéticas que se tengan.

Desde que se aprobó la Ley, en España son muchas las comunidades de vecinos que han decidido instalarlas para poder beneficiarse de ello. El problema que ocurre con la gran mayoría es que no tienen el dinero inicial para invertir en la instalación. Es por ello que el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) ha creado ya un plan para poder conseguir una línea de financiación a través de fondos europeas y, además, otra para ayudar a las familias que sean más vulnerables.

Pero, ¿qué ocurre cuando las placas están instaladas y no se consume toda la energía? En este tipo de casos, se han planteado dos soluciones: la primera es que sean los propios vecinos quienes tengan unas baterías para poder almacenar esa energía sobrante y utilizarla en otro momento o, que viertan toda la sobrante a la red beneficiándose con un descuento en la factura de la luz, un modo de compensación por dar esa energía que se recoge de un modo sostenible y eficiente.

Aunque ya se haya comenzado a instalar en muchas edificaciones, aún quedan dudas por resolver como qué pasa si uno de los vecinos consume más electricidad que los demás u otros no se enganchan a este sistema desde el principio y lo hacen más tarde.

A pesar de todas las dudas que podrán ir surgiendo, los inmuebles de obra nueva ya tienen que contar con una preinstalación de paneles solares en sus azoteas.

Un claro ejemplo de ello son algunas de las promociones que la gestora inmobiliaria, Stoneweg Living, está comercializando en Madrid.

Bajo el nombre Alfonso X, situado en la calle que lleva su nombre, la empresa ya ha comenzado a entregar las viviendas que forman parte de este proyecto. La instalación de estas placas térmicas estará en la cubierta del edificio, una acumulación centralizada y, además, darán un aporte de energía auxiliar mediante una caldera centralizada de gas.

En Alcalá de Henares se están construyendo 123 viviendas de VPPL (Vivienda de Protección Pública de Precio Limitado). El Real de Alcalá se apoyará en esta instalación de placas para abastecer el sistema de agua caliente de los pisos.

Y, en Móstoles, se creará una urbanización privada con 198 inmuebles. Fuensanta Residencial cuenta con dos, tres y cuatro habitaciones (dependiendo de las necesidades de cada propietario), piscina, zonas comunes, conexión wifi y una preinstalación de aire acondicionado. Cada una de ellas, estará dotada de una caldera individual de gas natral para la producción de calefacción y de A.C.S. En el caso del segundo, tendrá un apoyo de paneles solares que se van a situar en la cubierta de la vivienda.

LOS PANELES SOLARES LLEGAN A LAS AZOTEAS DE LOS EDIFICIOS
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario