LICENCIAS URBANÍSTICAS EN ESPAÑA

En la actualidad los trámites de concesión de estos permisos se demoran más tiempo del habitual, pero con la ayuda de las nuevas tecnologías podría cambiar.

 

En España la concesión para las licencias urbanísticas se estima entre 10 y 12 meses de media. Este hecho, perjudica a diferentes sectores de la sociedad económicamente. Entre los afectados están los clientes, las promotoras y los ayuntamientos.

El acto de carácter administrativo particular y concreto se expide por los ayuntamientos o autoridades municipales, que tiene por decreto permitir la autorización a adelantar obras, construcciones, ampliaciones o modificaciones de las mismas y reconstrucciones, entre otros. La implicación que corresponde con esta concesión de licencias urbanísticas, es que se adquieran los derechos de desarrollo y construcción dentro de los términos y condiciones que vienen dados en el acto administrativo. También, se le añade el certificado para cumplir las normas urbanísticas y todos los demás reglamentos que conllevan la aprobación para realizar las obras.

La concesión de los trámites podría agilizarse con la ayuda de las nuevas tecnologías, éstas, pueden hacer una reducción de la burocracia en la solicitud de los mismos. Las recientes invenciones mejoran las construcciones contribuyendo a la reducción a la mitad de los tiempos de obra y aumentan los negocios con los clientes. También generan mejoras que rodean a la concesión de licencias urbanísticas.

Actualmente, los ayuntamientos son los que están poniendo restricciones y demorando los plazos para que las constructoras puedan reducir sus tiempos en las edificaciones, es decir tardan más por que los técnicos municipales no aprueban las solicitudes y los prolongan más allá de los periodos estipulados.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA), considera que un tiempo legítimo para realizar estos trámites es menor a tres meses ya que, la obligación de los ayuntamientos es conceder los permisos dentro del periodo convenido, pero no lo están cumpliendo. La realidad es que estas gestiones se retrasan entre 10 y 12 meses.

Las licencias urbanísticas se deben conceder, ya que se trata de una aprobación sujeta a criterios objetivos, y una vez hecho, no hay motivos para que estas se puedan rechazar. Se trata de un proceso rápido, sin dificultades, pero, en su práctica no se está demostrando porque el proceso se ha ralentizado.

Por poner un ejemplo, en la Ley de Suelos de la Comunidad de Madrid, en su artículo 154 se explica que una vez transcurridos “tres meses desde que se presentó la solicitud de la licencia sin la necesidad de un requerimiento o una resolución municipal, o un mes desde el cumplimiento del requerimiento de subsanación de deficiencias o mejora de la solicitud que hubiera podido ser formulada, se entenderá otorgada la licencia por silencio positivo en los términos resultantes del correspondiente proyecto de obras de edificación”. No obstante, la realidad es que hay que esperar una respuesta de la Administración Pública para llevar a cabo la construcción.

Una de las soluciones principales es simplificar estas gestiones. Los retrasos en su concesión influyen en la rentabilidad de los implicados en los proyectos que se tienen que llevar a cabo, los costes pueden encarecerse por la espera que supone esta solicitud. Es cierto, que, previniendo estas situaciones, las promotoras y constructoras ya cuentan con estos periodos de tiempo en sus planificaciones.

La implementación de las nuevas tecnologías 

A día de hoy toda la documentación que se presenta para realizar el trámite de solicitud urbanística se hace de forma telemática, pero la administración también exige su entrega en papel. Este hecho hace que los tiempos se alarguen más y que el sector privado, que está a favor y adaptándose a las nuevas tecnologías, sienta que está desperdiciando tiempo y esfuerzo.

Para hacer frente a estas situaciones y poder agilizar los trámites, la empresa Cype con la colaboración de Asprima, han desarrollado un software bajo el nombre Cypeurban. La finalidad del mismo es poder valorar las normas urbanísticas, pero desde la base del modelo digital de cada edificio (BIM). De esta manera, el proceso de validación se podría agilizar.

En la actualidad existe un Ayuntamiento en Madrid que ha implementado este software con resultados positivos, por lo que Asprima está conversando con otras ciudades para que lo instalen.

Promociones que se han comenzado a construir en España

Gestoras inmobiliarias, promotoras y constructoras siguen apostando por los proyectos en las ciudades españolas. Entre ellas Stoneweg Living, que desde varios años construye proyectos en Madrid, Barcelona y la costa mediterránea.

La gran mayoría de sus promociones se comenzaron a construir entre 2017 y 2018 y se entregarán a sus nuevos propietarios a partir del 2020. Por ejemplo, Marina Living (Badalona, Barcelona) con 214 apartamentos y unas obras que empezaron en el cuarto trimestre de 2018 y se comenzarán a entregar a finales del 2020.

Otra promoción es Jardins de Sa Riera Living, en Begur donde las 52 viviendas que componen la obra, se han comenzado a construir en el primer trimestre de este año, y se espera entregarlas en el segundo trimestre del 2021. En Madrid encontramos casos similares como el de Zafra Living, que dará lugar a 19 viviendas en el Distrito de Salamanca (Madrid) en el que las obras comenzaron a principios de este 2019 y se espera dar las llaves a sus propietarios en el segundo trimestre de 2020.

Escribe un comentario