Convierte la costa en tu primera residencia | Stoneweg Living

.

«>http://

Tras experimentar las dificultades que conlleva una pandemia, entre ellas el confinamiento y las restricciones de movilidad, muchos hemos empezado no solamente a valorar nuestro tiempo al aire libre y toda una serie de comodidades que nos brinda vivir más alejados de la urbe, sino que hemos llegado incluso a plantearnos un cambio.

¿Y si fijaras tu residencia habitual con estas promociones de Stoneweg?

Te proponemos hacer 3 ejercicios de proyección. Empecemos con el primero.

  1. Imagínate que estás en una playa, caminando por la arena a primera hora de la mañana, viendo cómo sale el sol por el horizonte, dejando que esa energía que solo se respira en las primeras horas antes de empezar una jornada te llene de vitalidad. El agradable contacto con la arena te tranquiliza, te mantiene en conexión con todo tu alrededor. La mente no te va a 500 revoluciones por hora. Todo está en paz.

Terminas tu paseo y te diriges a tu hogar, un apartamento en primera línea de playa en una vivienda de obra nueva en la Costa Brava llamada Golden Bay.

Te preparas un café con hielo, coges el diario que te has comprado antes de subir y sales a tu terraza de 12 m2, donde tienes una tumbona, con una mesa redonda y un par de sillas.

A media mañana, te instalas en el comedor para ponerte al día con tu trabajo, con la comodidad del aire climatizado y la luz natural bañando el espacio.

Por la tarde, sales con los peques a dar una vuelta por el centro de Roses, a visitar un sitio que os encanta: la Ciutadella, una antigua fortaleza y una reliquia histórica. Después, os acercáis al centro, hacéis algunas compras y, al ver la certelera dels Cinemes Roses, os animáis a ver una película para completar el día. “Menuda suerte vivir en un pueblo tan bonito con todo lo que necesito a mi alcance”- te dices.

  1. Has salido para hacer una parte del Camí de Ronda en bici, para activar el cuerpo de buena mañana. Acabas de pasar por Punta de la Creu, así que te falta poquito para llegar a Sa Riera, la cala más bella que jamás has visto.

Satisfecha con tu disciplina y sintiéndote más llena de energía que cuando te has levantado en tu dormitorio suite con salida a una terracita y con baño de doble grifo e inodoro suspendido, llegas a la entrada de tu casa unifamiliar de 3 habitaciones. Antes de entrar, no puedes evitar pararte un momento a contemplarla: y es que te tiene perdidamente enamorada.

Es tu casa de ensueño. Antes, vivíais en la gran ciudad y, a pesar de lo mucho que os gustaba, cada fin de semana os escapabais a Begur, refugiándoos en la paz de este paraíso costero. Finalmente, un día descubristeis una promoción de obra nueva de Stoneweg Living y decidisteis dar el paso a mudaros a Jardins de Sa Riera.

Te das una ducha en el baño del dormitorio principal e inmediatamente después te arreglas frente al espejo sin problemas, puesto que es antivaho.

Tu marido está preparando el brunch en la cocina, una de vuestras estancias favoritas de esta vivienda: con sus armarios altos y bajos y un diseño elegante y moderno: una joya.

Llamáis a los niños y coméis todos fuera en la terraza que comunica con el comedor y la sala de estar. Compartís los planes que tenéis para el día: tu marido y tu os acercareis al pueblo para hacer la compra, ya que faltan algunas cosas. Pero, contrariamente a lo que pensaste en un primer momento, lejos de faltarte de nada, hay varios sitios donde comprar.

Tus hijos mayores han quedado con sus amigos para ir a dar una vuelta por el casco antiguo, mientras que tu hija pequeña tiene entreno en el campo municipal de futbol de Begur.

Quedáis en hacer una noche de peli y pizza todos juntos ¡y ellos encantados¡, con ese home cinema tan espléndido que tenéis montado en vuestro espacioso salón, ¡imposible rechazar ese plan!

3. Game, set, match!

El partidito con tu compañera de tenis te ha dejado K.O pero ha sido genial. Nada mejor que un poquito de deporte para empezar el día, al aire libre, delante del mar. Os cambiáis y os metéis un ratito en el jacuzzi, la guinda del pastel. Los demás habitantes de Velaya, niños y adultos, están pasándoselo en grande: los niños juegan en la zona infantil y la piscina infantil, mientras los padres y madres charlan, relajados las zonas verdes.

Cuando llegas a tu apartamento de 3 dormitorios, 120 metros cuadrados, con una terraza de 48 m2 y piscina privada, te diriges a tu vestidor.

Después, coges el coche y te acercas a Estepona en poco más de 10 minutos. Paseas por el casco antiguo de esta localidad malagueña, contemplando los geranios que decoran los balcones de sus blancas casas y sinuosas callejuelas.

Visitas el Orquidario, dado que lo tenías pendiente y te lo han recomendado incansablemente. En efecto, ¡vale la pena ir! Haces 4 recados sin problemas antes de volver a casa: una breve compra en el súper para la cena que tienes esta noche con amigos, recoger un paquete en Correos y una paradita a la oficina más cercana de tu banco.

Esa tarde, haces de chef en tu cocina abierta al salón, equipada con placa de inducción con extractor, horno y microondas, vinoteca y frigorífico y lavavajillas panelados.

Por la noche, tus amigos y tu disfrutáis de una cena maravillosa al aire libre en tu terraza, con unas vistas inolvidables.

Ahora, estimado/a lector/a tras tanto imaginar, ¡vuelve al presente y haz tus sueños realidad para tu futuro!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn