Consejos para descongestionar tu hogar

A medida que vas haciendo tuyo tu hogar y te acomodas, también tiendes a acumular más de lo que necesitas. Esto se hace especialmente evidente con las vueltas a la rutina tras las vacaciones o los cambios de estación. Por eso, hoy vamos a compartir los consejos más cruciales y las ideas más acertadas para mantener tu casa despejada y ordenada, y así coger las nuevas etapas con ilusión y no con el desespero que trae el caos.

¿Por qué descongestionar tu casa?

En primer lugar, expongamos algunas obviedades que merecen reiterarse antes de entrar en el quid de la cuestión:

  1. El espacio se desperdicia por completo si no está libre.

    Por lo tanto, las estancias merecen estar bien despejadas tanto para ser útiles como para que luzcan bien. Si son más espaciosas, como en el caso de las viviendas de obra nueva en Dehesa Living, con sus 325 metros cuadrados, por más que tengamos espacio generoso, hay que controlar la aglomeración de objetos en medio. Pero es que, en viviendas más reducidas, como en un piso con una superficie de 60 metros cuadrados en Skyline Madrid, es indispensable no desaprovechar el espacio.

  2. No le das uso a todo lo que tienes, y lo sabes

    Un buen ejercicio es preguntarte cuándo fue la última vez que usaste eso que estás intentando guardar en un nuevo lugar porque no te cabe allá donde estaba. Y es que te vas a encontrar con cosas que hace años que no veías, que quizá incluso ni recordabas. ¿Merece la pena acumular tanta cosa que ni usas ni recuerdas que tienes?

  3. Si no está en buen estado, no debería estar.

    Esas tazas que tienen la pintura saltada, un estuche con la cremallera rota… ¿Para que lo vas a guardar si puedes comprarte uno nuevo? No guardes por inercia, porque sino, cuando hayas acabado, será como si no hubieras hecho nada. Si te has comprado un fabuloso inmueble nuevo, con unos acabados de gran calidad como los que ofrece Passatage Living, una promoción de obra nueva en Barcelona (Poblenou), como que no le hace justicia a tu precioso hogar tener cosas medio rotas por todos lados.

  4. Primero se descongestiona, luego se ordena.

    En este caso, el orden de los factores altera el resultado. No tiene ningún sentido ordenar y luego dedicarte a escoger con qué te quedas y qué tiras o donas a alguien. Principalmente, porque entonces tendrás que volver al paso uno y reordenarlo todo. Un poco absurdo, ¿no te parece? Recuerda: work smarter, not harder.

Tips para realizar la descongestión de tu vivienda

Ahora que ya hemos establecido algunas de las bases para este cometido, vamos a ponernos manos a la obra con la ayuda de los siguientes tips.

Quizá descongestionar tu vivienda no es lo más divertido del mundo, estamos de acuerdo, pero sí que hay maneras de hacer que sea más ameno y menos estresante.

  • Hazlo en bloques de tiempo breves

Si no tienes por costumbre hacer este tipo de tareas, puedes empezar con 15 minutos, y luego ir sumando y dedicarle media hora o, como mucho, una horita a esta faena. No pretendas hacerlo todo de una porque es inverosímil y francamente agotador. ¡Roma no se hizo en un día!

  • Prepara dos o tres cajas para tener claro qué harás con cada cosa.

Una para lo que quieras tirar, otra para lo que quieras donar y otra para lo que te quieras quedar.

  • Crea espacios de almacenaje permanente para aquello que uses con regularidad, de modo que el espacio descongestionado no sea la excepción a la norma.

    En el salón, esto es así de sencillo: las revistas, los mandos de la tele o de videojuegos, los usáis muy a menudo, pero eso no significa que tenga que estar a la vista cada día.

  • Abre la entrada.

    Que lo primero que sientan tus invitados no sea agobio cuando crucen el umbral de tu puerta. Que el recibidor sea acogedor, agradable y, sobre todo, accesible. Si vas a estar entrando y saliendo cada día, bajando la basura, quizá pasando con el carrito de bebé durante unos cuantos años, sacando la bici… más vale que no sea una odisea cada vez que quieras hacerlo, ¿no?

En las casas unifamiliares de El Turó de la Cisa, tienes una entrada de 10,40m2 luminosa, ideal para incluir una monstera y algún detalle decorativo rústico que ofrezca un toque de color y que contraste con el diseño moderno del inmueble.

  • La habitación de los niños es un espacio para dormir.

    Esto es algo obvio, pero también deberían tener una zona donde jugar y otra zona donde relajarse leyendo, junto con un espacio adecuado para hacer los deberes/estudiar. La habitación para los peques en Passatge Living tiene muchísimo potencial si se plantea adecuadamente.

  • El garaje está pensado, en primer lugar, para los coches y, opcionalmente, algunos trastos.

Pero para asegurarte de que podrás guardar tu vehículo sin problemas y también utensilios de jardinería o de bricolaje, merece la pena instalar estanterías en las que guardar los trastos, y no dejar que se acumulen en el fondo, apilados en cajas.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn