¿AÚN RECELAS DE LAS URBANIZACIONES?

Todos hemos presenciado esta conversación: “¿Vives en una urbanización? Uy, pero eso está muy solitario y apartado, ¿verdad?” Corre por ahí una leyenda urbana sobre las desventajas de vivir en una urbanización. No negaremos que puedan ser ciertas en algunos casos, pero las promociones residenciales de obra nueva que ofrece Stoneweg Living te ayudarán a contemplar las urbanizaciones como opciones a tener muy en cuenta.

Paren, que me quiero bajar

Un piso en el centro de la ciudad nos ofrece básicamente ocio al alcance de la mano, transporte público más asequible, y también, contaminación acústica, aire cargado, y una sensación de estrés casi permanente, deprisa, deprisa, llego tarde, llego tarde”, como el conejo blanco de “Alicia en el País de las Maravillas”. Aun así, es una forma de vida que nos es muy útil en momentos concretos, ya sea por edad, por cuestión de estudios, profesión o situación familiar.

Escoger vivir en una urbanización es invertir en nosotros

Cada persona tiene sus prioridades, pero seguro que una de las principales es la SEGURIDAD en nuestro hogar. Sobre todo, si hablamos de los más pequeños. Mantenerlos a salvo de intrusos o miradas indiscretas es importante también para Stoneweg Living.

Por eso, promociones como la de Velaya, en la malagueña población de Estepona, ofrece en  ¡1ª línea de mar! 24 apartamentos, 6 áticos, 6 bungalows y 2 villas con amplísimas opciones deportivas (gimnasio, pista de pádel y tenis, piscina) y valla de seguridad. Los niños están seguros y los papis, tranquilos.

¿Quién no querría disfrutar de un entorno tranquilo, donde el olor del mar sustituya a la polución de las grandes urbes? El complejo residencial de Les Terrasses de Palamós está dentro del casco urbano pero cerca del acceso a la AP7, de Girona y de Francia. No sólo es privada, cumpliendo así con la intimidad que todos nos merecemos, sino que combina tranquilidad y equipamientos y comercios. Apenas queda una vivienda disponible, así que, si le interesa, no lo deje para más tarde. 

Dueño de TU TIEMPO. Y de TU ESPACIO

¿Te gusta conducir? Si hay algo que una urbanización asegura casi al 100% son zonas de aparcamiento.  Olvídate de dar vueltas con el coche. Ya no te dará pereza cogerlo, aunque sea para ir a buscar el pan. Claro que, ¿quién querría coger el coche en vez de pasar la tarde en el puerto, con 5 kilómetros de playa, y rodeado de naturaleza y a un tiro de piedra de todos los servicios? Cualquiera de los 214 apartamentos de Marina Living, en la costera población barcelonesa de Badalona ofrece todo eso, y tranquilidad y excelentes comunicaciones…Y piscina comunitaria, y amplias terrazas con vistas al mar.

¿Te gusta la gente? Claro, pero hasta cierto punto, todos necesitamos nuestro espacio. En un complejo residencial, tendremos vecinos con quien compartir zonas comunes pero el número será mucho menor que en los típicos bloques de pisos, abarrotados de gente que ni conocemos.

Corazón urbanita, alma residencial

Lo queremos todo. Es normal. Querríamos las ventajas de la urbanización sin renunciar a las oportunidades del centro ciudad. ¿Es posible? Sí, lo es. Stoneweg Living ha trabajado duro para conseguirlo. Y no ha olvidado, que incluso dentro de la ciudad, podemos disfrutar de nuestro pequeño oasis en una urbanización.

Para muestra, un botón: Fuensanta Residencial en Móstoles, un conjunto de 98 viviendas de 2 a 4 dormitorios, en una urbanización privada, con garaje, piscina, trastero, excelentemente comunicada tanto si elige moverse en transporte público como privado.Vivir en una urbanización

Y sin dejar Madrid, es posible aislarse en medio del bullicio en un ambiente residencial con la promoción Ferraz 41, de Madrid, al lado del Parque del Oeste y el Templo de Debod. Pero ¿quién diría que hablamos de la capital, con todo lo que ofrece? Zona ajardinada, piscina privada en áticos y comunitaria en planta baja, zona infantil, gimnasio totalmente equipado, home cinema y sala comunitaria. Una de las promociones con más éxito y no es de extrañar ya que es fácil crear un ambiente familiar donde los propios vecinos sean tus colegas de gimnasio y los amigos de tus hijos. Y donde todos cuidan de todos.

Otra muestra más la encontramos en la ciudad condal: Passatge Living, en el Poblenou de Barcelona, ha conseguido aunar en un entorno residencial, las comodidades de la vida de barrio: una urbanización con piscina, zonas ajardinadas, garaje y trastero junto a comercios, restaurantes y transporte.

Igual de comunicado, pero más tranquilo

Hace un tiempo, decir que te mudabas a una urbanización o zona residencial era casi sinónimo de dejar la civilización. Amigos y familiares se despedían como si te convirtieras en un ermitaño que se iba a lo alto de una montaña, incomunicado. Como has podido comprobar con las fantásticas promociones de obra nueva que Stoneweg Living te acaba de presentar, esos mitos han quedado en el pasado.

Escribe un comentario