STONEWEG ASPIRA A CREAR 1500 PUESTOS DE TRABAJO DIRECTOS EN MADRID

STONEWEG ASPIRA A CREAR 1.500 EMPLEOS DIRECTOS

Pongámonos en antecedentes

Hace unos años se cerró la que fue la mayor embotelladora de CocaCola en Madrid: la Antigua Fábrica de Casbega, ubicada en Fuenlabrada.

Recientemente, la plataforma de inversión inmobiliaria Stoneweg, centralizada en Suiza, adquirió sus suelos con el fin de convertirlo en un complejo logístico de unos 110.000 metros cuadrados. Sin duda alguna, se trata de un ambicioso proyecto al que la consolidada y experimentada compañía sabrá sacarle el máximo provecho, liderando esta operación de gran magnitud.

Esta transacción es un ejemplo claro de cómo gracias a su red de contactos y socios locales, Stoneweg ha sabido aprovechar la oportunidad de hacerse con uno de los parques empresariales más importantes de la capital.

Según Jaume Sabater, socio fundador y CEO de Stoneweg, hay una considerable escasez de stock industrial de grado A en España y el pasado año, Madrid protagonizó la mayor adquisición de espacio de almacenaje que se haya visto en la última década. La disponibilidad de suelo logístico, argumentó Sabater, es difícil de encontrar, sobre todo en la capital. El cierre de esta operación ha sido, sin duda, un gran ejemplo de cómo Stoneweg ha sabido aprovechar su network de relaciones para generar una oportunidad excepcional.

A ojos de la empresa, se trata de “una de las últimas bolsas de suelo logístico finalista de gran tamaño disponibles en la capital”. Sin duda, esta reciente operación que contribuye a ampliar la cartera de activos de Stoneweg, será un gran acierto, en tanto que el sector logístico registró este año una contratación de 222.000 m2 de suelo, lo que supone un incremento del 38% respecto a las mismas fechas el año anterior, según datos de la consultora CBRE.

Este dato es especialmente significativo, teniendo en cuenta el contexto en el que nos encontramos: con la pandemia del Coronavirus, mientras que muchos otros sectores dentro del mercado inmobiliario se están viendo afectados, la logística parece contar con cierta ventaja. Para este sector, a pesar del impacto de la crisis sanitaria que estamos viviendo, el pronóstico parece ser positivo, ya que la eclosión del comercio electrónico se ha desmarcado manteniéndose estable, seguro y atractivo.

Con todo, esta zona verá un impulso económico y laboral, ya que aparte de que se generarán 1.500 empleos directos, también cosecharán resultados localidades cercanas como Alcorcón, Getafe, Leganés y Móstoles.

El elemento diferencial

Como acostumbra a ser el caso con esta firma suiza, este proyecto está marcado por un aspecto diferencial: en este caso, la ubicación.

Y es que está situado a 20 kilómetros de Madrid, junto al núcleo urbano de Fuenlabrada, un municipio dentro del área metropolitana de la capital española con una población de 193.586, cuya destacada actividad industrial cuenta con complejos como el Polígono Cobo Calleja, considerado uno de los recintos empresariales más grandes de toda la Unión Europea.

Se trata, pues, de un punto estratégico con acceso rápido a diferentes vías de comunicación, lo cual facilita el transporte de mercancías. Algunas de estas vías son la M50, una de las mayores vías de circunvalación del área metropolitana de Madrid; la R-5, unida a la A-5, que conecta Madrid con Lisboa; y la M-506, que conduce a los municipios del suroeste de la Comunidad.

El fondo de inversión aseguraba que “La consolidación del comercio electrónico entre una gran parte de la población hace prever que cada vez más compañías opten por establecer sus espacios logísticos cerca de las ciudades para dar respuesta a esta demanda y mejorar así los tiempos de entrega en la última milla”.

El desarrollo del proyecto consistirá, entre otras cosas, en demoler los almacenes, las naves, oficinas y demás instalaciones, y se ejecutará con el apoyo de Área Industrial, una empresa especializada en este sector. Como no podría ser de otro modo, el proyecto cumplirá con los criterios de sostenibilidad que concuerdan con las necesidades y exigencias del presente. Por lo tanto, se emplearán medidas centradas en reducir el impacto ecológico y se priorizará técnicas y procedimientos que garanticen un parque logístico pionero que ponga de manifiesto su compromiso con nuestro planeta y sus recursos.