5+1 Pasos para rentabilizar tu alquiler vacacional

Cómo rentabilizar tu alquiler vacacional

Los propietarios de viviendas en muchas ocasiones se plantean alquilarlas durante algún periodo de tiempo, ya sea a corto o a largo plazo. Poner en alquiler un hogar conlleva una serie de pasos importantes que debes tener en cuenta. El primero, promocionar tu vivienda para que le resulte atractiva e interesante a posibles inquilinos. Pero… ¿cómo se hace esto? A continuación, te damos algunos pequeños y prácticos conejos que te ayudarán a rentabilizar el alquiler de tus propiedades, sobre todo si se trata de segundas residencias o viviendas utilizadas especialmente durante el periodo vacacional. ¡Apunta!

Poseer una segunda residencia es una práctica muy arraigada en España

Un 14,6% de las viviendas españolas lo son, e incluso llegan a superar el 30% en algunas provincias. Y es que, según un estudio reciente a partir de los 35-40 años aumenta gradualmente la proporción de hogares con segunda residencia. Nos gusta tenerla porque aumenta nuestra calidad de vida, genera patrimonio para la jubilación y/o herencia, nos da estatus social y nos aporta más tiempo para disfrutar del ocio y actividades recreativas que nos permiten desconectar del ritmo vertiginoso de la gran ciudad. Pero no siempre queremos pasar las vacaciones en nuestra segunda residencia. Así pues, una buena opción para sacar partido y rentabilizar esta propiedad, es alquilarla cuando no estamos para evitar que se quede vacía.

Consejos para incrementar la rentabilidad de una vivienda vacacional 

Actualmente, poner en alquiler una vivienda es un proceso relativamente fácil. Ahora bien, conseguir el “inquilino perfecto” y obtener una alta tasa de ocupación no es tan sencillo. El cliente ideal es aquel que disfrutará y cuidará de tu hogar mientras viva allí, será un buen pagador y cumplirá con los requisitos del contrato, informará de accidentes o daños producidos en la casa y tendrá una buena relación vecinal. Para poder tener este inquilino idóneo, lo más conveniente es elegirlo. Y para poder elegirlo, debes tener unos cuantos candidatos interesados en pasar las vacaciones en tu segunda residencia. Así pues, debes promocionar tu hogar para tener éxito:

Limpia y pinta la casa tanto para visitas reales como virtuales

Es un básico. Cuanto más alicatado esté tu hogar, más ganas tendrá un invitado de vivir allí. Asegúrate de que las paredes están bien pintadas y no tienen manchas. Los pequeños retoques estéticos son determinantes. Contrata un servicio de limpieza que deje el suelo limpio y brillante, y si la casa está amueblada, que le saquen el polvo y dejen todo ordenado. La gente se fija en los detalles porque el estado de un piso dice mucho sobre la personalidad de su propietario/a. Y muchos estudios revelan que una casa limpia y ordenada es una casa donde la gente quiere vivir y, por lo tanto, más cotizada.

Acondiciona tu piso o vivienda vacacional

Si crees que tu casa mejorará cambiando algunas cosas, vale la pena contratar a alguien con experiencia para que le haga una puesta a punto. Es, sin duda, una inversión económica que repercutirá en positivo más adelante. Trabajar los acabados ayuda a mejorar el resultado. Y no te olvides de que menos es más y mucho más efectivo. Ten en cuenta que, en un hogar sin amueblar, los visitantes se fijan especialmente en las paredes, el suelo, la cocina y el baño. Y en un hogar amueblado, el visitante centra su atención en el estilo de la decoración, el tipo de muebles, los electrodomésticos y los acabados como la iluminación y la calidez que ofrece cada sala.

Haz fotos precisas y claras de la vivienda

A la gente le gusta ver todos y cada uno de los rincones del espacio que quieren alquilar. Cuantas más fotos haya, mejor informado está el futuro inquilino y menos sorpresas. Es muy importante que las fotos estén hechas con cierta gracia. Si tú no la tienes, contrata a un fotógrafo que sepa sacar partido a tu hogar. Busca luz cálida, a poder ser solar. Enseña las diferentes estancias desde varios ángulos. Muestra alguna puerta o ventana para que vean cómo son los cierres y ajustes. Si la casa está amueblada, haz fotos de la decoración para ver el estilo que define cada habitación. Evita la ostentación y lo rococó. Es importante tener buenas fotos y de calidad, evitando que estén pixeladas o con falta de foco.

Cuelga un video de la “visita virtual” en 3D

Actualmente, la tendencia es que los interesados vean el piso por simulación virtual. Atención, los tours virtuales aumentan el interés del futuro cliente un 300%, puesto que facilita tiempo y trabajo al conseguir que mucha gente acceda a ver la vivienda sin tener que desplazarse físicamente hasta allá. Este servicio lo ofrecen muchas inmobiliarias a través de su web.

Contrata un buen comercial

Nadie mejor que tú para enseñar tu propia casa, pero como el tiempo es oro y hoy en día no disponemos de tiempo para dedicarnos a enseñar nuestra vivienda, lo mejor es contratar a una inmobiliaria de confianza, y que uno/a de los comerciales se convierta en tu referente o mediador con el cliente. Vale la pena explorar varias inmobiliarias para encontrar realmente aquella persona que merezca tu confianza.

Inscríbete en diferentes webs on-line que promocionan vivienda de alquiler

Te recomendamos que primero explores y mires cuáles hay y qué tipo de vivienda promociona cada portal inmobiliario. Una vez hecho tu pequeño estudio de mercado, date de alta de aquellos que creas que te dan más garantías. No pierdas el tiempo en inscribirte en todas y haz una preselección.

Resumen

Como puedes ver, comprar una segunda vivienda en la cosa española es una inversión rentable. De hecho según un estudio, la costa Blanca, la costa de Málaga, la costa de la provincia de Gerona, la de Tarragona y la costa Gaditana son las zonas donde se encuentran las segundas residencias más valoradas por los españoles. Así pues, las promociones de obra nueva en la playa Scenic y Velaya, ubicadas en Estepona, junto con la promoción de viviendas en la costa Jardins de Sa Riera (en Begur) son promociones muy buscadas porque, como comprador, no solo podrás hacer un uso y disfrute de los encantos de estas espectaculares viviendas, sino que además, si decides alquilarlas en periodos vacacionales, es bastante probable que te las quiten de las manos rápidamente.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn