Cortinas para tu hogar: tipos, colores y texturas

El MUNDO DE LAS CORTINAS: TIPOS, COLORES Y TEXTURAS

Las cortinas son una de esas cosas en las que no piensas hasta que un día te das cuenta de que, en tu salón, en tu dormitorio o en tu estudio, falta algo. Ya sea para gestionar la luz natural que entra, para ganar un poquito más de intimidad o, sencillamente, para darle un toque a la estancia, una cortina puede ser la solución.

¿Cómo elegir las más adecuadas para la estancia donde quieres ponerlas?

¿Qué es lo más importante a tener en cuenta antes de comprarlas?

¿Cómo sé si quedarán bien?

A continuación, te damos toda la información que necesitas para dar con la mejor opción.

Tipos de cortinas

En primer lugar, debemos tener presente cuáles son nuestras opciones. ¿Qué tipo de cortinas hay por ahí que puedan darte lo que buscas?

  • Semi-opacas

    Con una ligera entrada de luz que matice el color de tus paredes, esta tipología es especialmente acertada para una habitación con paredes que no sean blancas. A nivel funcional, evitan que los rayos de sol que se cuelen por la ventana te molesten.

  • Opacas

    Como su propio nombre indica, este tipo de cortina bloqueará totalmente la entrada de luz. Es, por lo tanto, una buena opción si quieres asegurarte de que la luz matutina no te despierte o si tienes un espacio donde grabas vídeos o haces fotos y quieres controlar la luz.

  • Aislantes

    En el caso de vivir en una localidad donde los inviernos sean un poquito más duros, puede ser una excelente idea optar por este tipo, puesto que protege tu hogar del frío y lo mantiene fresco durante el verano.

  • Visillos

    De un tejido delgado y algo transparente, los de tonos blancos son perfectos para aquellos inmuebles que no tienen tanta luz como uno desearía.

  • Estores

    Para ahorrarse la instalación de una barra para la cortina, puedes optar por esta alternativa, ya sea un estor veneciano que deja pasar la luz a través de sus persianas, o bien uno enrollable.

El color lo es todo

¿Deberías escoger entre estampado o un color sólido? Pues depende. Lo que está claro es que si optas por una cortina estampada (ya sea con formas geométricas, motivos florales, elementos infantiles si es para la habitación de tus peques…) es obvio que acaparará toda la atención a primera vista, siendo un protagonista indiscutible de la estancia.

Asegúrate de que eso es lo que quieres, si no, opta por una apuesta más fina y sutil (con una cortina de tonos claros), o bien una alternativa un poquito arriesgada, pero que no se coma todo el protagonismo (un color mostaza, azul marino, verde bosque…).

Combinar el color de la pared de esa estancia en la que quieres implementar cortinas es vital. Pueden armonizar o contrastar: si quieres dar con un look más bien placentero, escoge un color para tus cortinas que complemente la de las paredes.

En una promoción de obra nueva sofisticada y elegante como Enrique Granados en Barcelona, la amplitud del comedor, con enormes ventanales, puede salir muy beneficiado de incorporar unas cortinas de color claro, blanco roto, o incluso beige, para tener más intimidad y controlar la entrada de luz.

Una textura adecuada

Acertada, entre otras cosas, para el mantenimiento que requerirá. Deberías lavarlas como mínimo cada 6 meses, pero según el material del que estén hechas, será más o menos sencillo.

Por ejemplo: si quieres despreocuparte de tener que limpiarlas varias veces al año, lo mejor son las de algodón o de telas sintéticas, puesto que se pueden meter en la lavadora, siempre y cuando no tengan líneas. Si tu o tu familia tenéis alergia al polvo, deberías considerarlo antes de hacer esta adquisición. Las cortinas de seda o lana, por ejemplo, traen más dolores de cabeza.

También en términos de privacidad, es importante optar por la textura más apropiada. En general, las cortinas de lino o algodón, presentan varios grados de opacidad, brindando, por lo tanto, más o menos intimidad.

Por último, el material también liga con el tono: unos tejidos más pesados son más adecuados para estilos más tradicionales, mientras que unos tejidos más ligeros son perfectos para un diseño más minimalista.

En Velaya, las 38 viviendas de obra nueva en la playa, rebosan pulcritud gracias a las paredes blancas y el magnífico diseño de sus inmuebles de 2, 3 y 4 habitaciones. Por eso, unas cortinas translúcidas de un tono azul Tiffany o Bondi quedarán como anillo al dedo. 

Unas medidas correctas

Está bastante de moda poner unas cortinas que estén justo a nivel del suelo, pero es bastante probable que quieras inclinarte más por la practicidad que por la moda del momento, y decidas una medida que sitúe las cortinas unos centímetros por encima del suelo, de modo que limpiar será pan comido.

En cualquier caso, lo que si que es importante (en el caso de que quieras tener ese look recogido de las cortinas cuando no están pasadas) es darles un poquito de margen a las medidas.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn