ODA A LA LAVANDERÍA

Seguramente si nos preguntan cuál es la estancia más importante de cualquier hogar la mayoría de nosotros haría referencia a la cocina, pues son el centro neurálgico de una casa; al salón-comedor, donde se reúne la familia alrededor de la mesa; y quizás otros aludirían a los dormitorios. ¿Pero qué sucede con cuartos como el de la lavandería?

Para una familia, y especialmente si esta es numerosa, no basta con instalar la lavadora en un hueco de la cocina, porque si bien es cierto que su función la cumple -la ropa sale limpia-, todo el proceso que antecede y excede al del lavado se hace mucho más tedioso. La tarea, sin embargo, se facilita e incluso puede llegar a ser motivadora si esta se realiza en una estancia pensada especialmente para ello. Promociones como la de Marina Living, en Badalona, o la de Enrique Granados, en pleno Eixample, cuentan con habitaciones donde la labor de la colada dejará de ser un quebradero de cabeza.

Un hogar con vistas al mar

Los apartamentos de cuatro habitaciones de Marina Living, un proyecto de 214 pisos en el puerto de Badalona con vistas al mar situado en el área metropolitana de Barcelona, constan desde 120m² de superficie construida y en ellos se ha reservado una estancia en la que ubicar la zona de lavado. Esta habitación independiente y adosada a la cocina cuenta con el espacio suficiente como para que la tarea de la colada se mantenga bajo control.  Las montañas de ropa dejarán de acumularse en la típica cesta del cuarto de baño, porque en esta lavandería podrás instalar baldas, cestos, barras para perchar la ropa, etc. y de esta manera tu casa se verá mucho más ordenada, porque todo, incluso la ropa sucia, tendrá su propio lugar en la vivienda.

El piso se completa con un amplio salón-comedor parcialmente abierto a la cocina y con salida directa a una terraza desde 28m², a la cual también puede accederse desde las cuatro habitaciones contiguas de entre 10 y 15m². Todo en esta vivienda está pensado para tu comodidad y por ello sus dos baños y su aseo son perfectos para familias numerosas. ¡Se acabó lo de coger turno por las mañanas para lavarse los dientes!

Funcionalidad también en el centro de la ciudad

La funcionalidad también ha sido un aspecto troncal en la construcción de otra promoción de obra nueva en Barcelona, la de Enrique Granados, ubicada en el centro de la Ciudad Condal. Sus nueve viviendas de alrededor de 130 m² con dos o tres habitaciones son el claro ejemplo de que no es necesario que la lavandería se sitúe en una gran habitación, sino que con que esta pueda ser reubicada en un pequeño rincón es suficiente para mantenerla separada del resto de las estancias. Es por ello que los armarios lavadero de estos pisos son otra solución perfecta para aislar la zona de la colada. Sus puertas de DM hidrófugas y lacadas en blanco se integran perfectamente con el resto de la vivienda y no sólo son estéticamente decorativas, sino que también cumplen una función práctica al esconder aquella ropa sucia que, en ocasiones, puede acumulársenos de más.

Su interior es también de alta calidad, porque el espacio goza, como los baños de las viviendas de gres porcelánico. Un hogar luminoso, con estancias abiertas, diáfano, con chimenea acristalada y una amplia terraza donde incluso hacer la colada se hará apetecible, porque el orden y la organización son también la clave para disfrutar más de tu domicilio.

Tu familia, lo primero

Las necesidades de una familia quedan cubiertas cuando las estancias de una casa se han diseñado pensando en su funcionalidad. Es evidente que no es lo más práctico tener la lavadora debajo del fregadero o amontonada junto con la secadora en una columna dentro del lavabo. Tanto la cocina como el cuarto de baño son dos de las habitaciones más concurridas y tener que compartir ese espacio con la tarea de la colada altera la dinámica del día a día, que ya es de por sí ajetreada y estresante. Estar haciendo la cena mientras que tu marido intenta sacar la ropa de la lavadora sin que esta se manche de aceites, salsas y otros ingredientes típicos de la cocina es una pesadilla que ni en Marina Living ni en Enrique Granados sucederá porque la lavandería es una estancia con lugar propio en estas viviendas. Se acabó aquello de esperar a que tus hijos salgan de la ducha o a que acaben de maquillarse para poder colgar la ropa limpia. El lavadero, a priori, puede parecer una habitación menor, pero disfrutar de uno en tu hogar marca la diferencia y esta es una máxima con la que estarán de acuerdo, sobre todo, las familias con varios hijos.