Mejorar la armonía en casa【7 Consejos indispensables】

Consejos para mejorar la armonía

Cuando entramos en la edad adulta empezamos a valorar algunas cosas en las que antes ni tan siquiera nos fijábamos: la importancia de cuidarnos, sentirnos a gusto entre nuestras cuatro paredes y lo necesario que es el orden y la limpieza en nuestra casa (todavía más si convivimos con alguien). La realidad es que nuestro hogar es nuestro tempo y el caos exterior expone, inevitablemente, el caos interior.

Precisamente de esto último hablaremos hoy, dado que hay muchas formas distintas de conseguir que tu inmueble sea el santuario armonioso que anhelas.

¿Qué es la armonía?

“El equilibrio, la proporción y correspondencia adecuada entre las diferentes cosas de un conjunto”, eso es lo que entendemos por armonía. Aplicado al hogar, esto significa que cada cosa tiene su lugar y forma parte de un conjunto bien pensando, haciendo que se desprenda energía positiva y una innegable sensación de acogimiento.

La armonía exige la presencia de luz natural, elementos como plantas y flores, prioriza la simplicidad y cuida los aromas y la ventilación.

Esas son, digamos, las premisas básicas. A partir de aquí, vamos a desglosar algunos de los métodos que se han popularizado en los últimos años que tienen el cometido de ayudar a organizar la casa. ¿Cuál te llama más la atención?

7 consejos para optimizar la armonía

  1. Konmari

Este es, sin duda, el más conocido, popularizado por la japonesa Marie Kondo y consiste, ante todo, en facilitar la organización de modo que no sea necesario moverlo todo para encontrar lo que buscas. Eso es fácil cuando todo tiene su lugar, categorizado, uno que sea lógico y funcional para el día a día.

  1. 21 días

Muchos expertos defienden que tan solo se necesitan 21 días para adoptar un nuevo hábito, simplemente gracias a la mera repetición de una conducta. ¡Pues la misma lógica puede aplicarse a la organización de nuestra vivienda!

  1. Pomodoro

Tiene sus orígenes en los años 80 y se basa en potenciar nuestra productividad. La técnica consiste en dividir el tiempo en bloques de 25 minutos con pausas de 5 minutos, de modo que el rato que le dedicamos a x tarea está bien empleado. No se trata de trabajar más porque sí, sino de trabajar de forma más inteligente, dedicándole toda nuestra atención cuando estamos en ello. Una de las ventajas de este approach es que evita el agobio al dosificar el tiempo de forma eficiente.

Si tienes hijos, puede que este sea un gran acierto, dado que los niños les cuesta concentrarse en hacer una sola cosa durante una hora y más todavía si se trata de limpiar y ordenar.

Supongamos que vives con tu familia en una de las viviendas unifamiliares de El Turó de la Cisa, con una gran cocina, un diáfano salón, un maravilloso jardín que requiere cuidado y 3 baños. Tenéis a tarde libre y toca darle un repaso a la casa. Les decís a los peques que uno se encarga del comedor y otro del baño. En lugar de mandarles hacer eso y ya está (como si se tiran toda la tarde que vayan haciendo), aplicáis el método Pomodoro: limpian durante 25 minutos, si quieren con música de fondo y pueden parar hacer un descanso de 5 minutos antes de retomar la tarea. ¡Ya veréis cómo cambia la cosa!

  1. Getting Things Done

Ahí va un consejo que te puede cambiar la vida: no pospongas aquello que puedes hacer en 5 minutos o menos. Tendemos a la procrastinación. Esto es, aplazar nuestros deberes para no tener que hacerlos en el momento presente, en nuestro detrimento.

Este método coge el toro por los cuernos y te insta a hacer las cosas al momento, a resolver una cosa y pasar a la siguiente.

  1. Streamline

Simplificar la ejecución de una actividad hace que todo el proceso sea automáticamente más eficiente. Esa es la base teórica de este método, arraigado en el minimalismo. Pone en valor la importancia de que necesitemos lo que tenemos, es decir, que no esté ocupando lugar porque si, que almacenemos las cosas en módulos, que salga algo cuando entra algo nuevo para evitar acumulación, lo crucial que es el mantenimiento diario…

En una vivienda de obra nueva en la playa como Scenic, Velaya en la Costa del Sol, es especialmente importante saber deshacerse de todo aquello que no suma a nuestro descanso y que no debería tan siquiera estar en nuestra segunda residencia vacacional.

  1. Kanban

Resulta muy funcional dividir las tareas que tenemos que llevar a cabo según el estado en el que están (en curso, terminadas…) y mejor aún si te fijas el modus operandi de no abordar otra tarea sin antes terminar la que estas haciendo.

  1. Dan-sha-ri

Creado por Hideo Yamashita, se trata de una invitación a abandonar todo aquello que no suma nada a nuestras vidas. Si no tiene una clara utilidad o nos aporta felicidad, fuera. De hecho, su propio nombre proviene de ahí: ‘Dan’ (cerrar la entrada a lo innecesario en casa o en la vida) y ‘Sha’ (tirar objetos inútiles), ‘Ri’ (el sujeto que requiere esta depuración para vivir con desapego en un espacio relajante.

El tiempo es oro, ¡no lo pierdas buscando cosas que nos has guardado bien!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn