Cuidar mis horas de sueño | Claves para Dormir más

¿Por qué debo cuidar mis horas de sueño?

Vivimos en una época en la que parece que se ha popularizado el no dormir, el trabajar a tope, como si dormir nuestras 8 horas fuese malo o, peor aún, poco productivo, cuando, en realidad, es lo más productivo que podríamos hacer si realmente nos preocupa tanto nuestro rendimiento.

El #nodaysoff parece una llamada al esfuerzo desmesurado colectivo, cuando lo que realmente se desprende de este mantra instagrammer es pedir a gritos un trastorno del sueño y unos niveles de estrés que nuestro cuerpo no puede aguantar a largo plazo.

Las consecuencias de no descansar bien han estado ampliamente estudiadas: afecta muchísimo nuestra capacidad de concentración y de pensar con claridad, pasa factura también a nuestra salud emocional, pero también es muy dañino para nuestro cuerpo, puesto que dormir bien nos ayuda a mantener activas y en buen estado las funciones corporales, repara los tejidos musculares, le permite al cerebro procesar nueva información y muchísimas más cosas de vitas importancia.

Dicho esto ¿qué debe tener un dormitorio para que duermas bien? El aislamiento del ruido y el frío/calor, la luz, colores que inviten a la calma…

Claves para dormir más horas de sueño

Algunas claves de los expertos

  1. Respetar los horarios son clave: debe ser regular. Se recomienda tener 7-8 horas de descanso, ir a dormir y levantarse siempre a la misma hora.
  2. La importancia del ejercicio físico para regular tu energía y humor, proporcionándote salud mental y física. Ya sea salir a correr, un poco de cardio con la bici, hacer unos ejercicios de pilates o yoga, o bien dedicarle un rato cada día a caminar si no tienes tiempo para más, ¡darle movilidad al body es imprescindible!
  3. El estómago, ni muy lleno ni muy vacío

Las cenas pesadas son lo peor para dormir bien.

Ah, claro y nada de alcohol, cafeína ni tabaco unas horas antes de ir a dormir. Fumar favorece el insomnio, dificulta entrar en fase REM, provoca más ronquidos.

  1. Evita el uso de las pantallas antes de ir a la cama y mucho menos una vez ya estés dentro de las sábanas, porque la iluminación retrasa la producción de melatonina, la imprescindible hormona para dormir.
  2. Un entorno relajado: con una temperatura adecuada, más bien fresca, donde reine el silencio y haya oscuridad.

Para garantizar un descanso inmejorable, los dormitorios de las promociones de obra nueva de Stoneweg Living tienen todo lo necesario.

  • En la Costa del Sol, más concretamente en la bellísima Estepona, se encuentra una promoción de obra nueva en la playa llamada Velaya, compuesta por 24 apartamentos, 6 adosados, 2 villas y 6 áticos. Los dormitorios tienen una entrada de luz natural fabulosa, son diáfanas y tienen unas vistas de película.
  • Por otro lado, está la promoción de obra nueva en Madrid que se está construyendo en estos momentos, Skyline, compuesta por 2 torres de 100 metros con increíbles instalaciones (piscina infinity, sauna, solárium, huerto urbano, coworking, gym…) Pues bien, en está singular construcción, los dormitorios disponen de cortinas que permitirán el oscurecimiento total de las estancias y suelo radiante. Si a eso le añadimos la de baños relajantes que podrías darte, después de un buen workout en el gimnasio del propio inmueble, ¡lo difícil sería dormir mal!
  • El Turó de la Cisa, en la comarca del Maresme, es una promoción de obra nueva en Barcelona cuyo dormitorio principal dispone de salida a una terraza, además de disponer de unos amplios jardines privados y unas vistas al mar que, indudablemente, contribuirán a una mayor sensación de relajación.

Complementos indispensables para dormir más horas

  • La cama. Lógicamente, la cama es el primer elemento de tu dormitorio que más debería preocuparte: que sea cómoda, que tenga unas dimensiones adecuadas y situarla en el lugar correcto, esto es, situarla junto a una de las paredes, centrada y con espacio para caminar alrededor. Frente a la ventana o en paralelo a esta, si tienes vistas al exterior te dará la sensación de que la habitación es más grande de lo que realmente es.
  • Tonos claros tanto para la cama, como par las mesitas de noche y, en el caso de que las tengas, para las alfombras.
  • Un toque de verde contribuirá a que te relajes nada más entrar, imprescindible si quieres conseguir un buen descanso.
  • Ventílalo para mantener una temperatura adecuada y para que la calidad del aire sea buena, que no haya un cúmulo de CO2, ácaros y demás. 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn