LA REHABILITACIÓN DE FACHADAS

Los más versados en la materia sostienen que es adecuado llevar a cabo una rehabilitación de la fachada cada 25-30 años, evidentemente en función de las características del edificio en cuestión.

Realmente, se trata de un proceso delicado que requiere muchos cuidados para preservar la identidad de aquellos edificios que han formado parte de la ciudad durante décadas. Pero, ¿cómo se ejecutan las rehabilitaciones?

Como con tantas otras cosas, la tecnología ha marcado un antes y un después en su modus operandi. A día de hoy se colocan aislamientos térmicos con el fin de incrementar la eficiencia energética del inmueble y una insonorización más lograda.

En primer lugar, se debe inspeccionar el estado de la fachada y hacer una evaluación que permita valorar las necesidades más imperativas. En segundo lugar, se hace una petición de presupuestos a varias empresas y, una vez se decide a cuál de ellas confiar la tarea, se procede a pedir las licencias necesarias.

¿Por qué debería rehabilitar la fachada?

Hay varios motivos por los que plantearse rehabilitar una fachada, pero destaquemos los top 3:

  1. Incrementar la calidad de la vivienda: la fachada debe ser un reflejo de lo que uno encontrará al adentrarse. No tiene ningún sentido tener un interior espléndido pero exterior en mal estado o con un aspecto descuidado.
  2. Aumentar su valor: directamente vinculado al primer motivo, es lógico que invertir en una mejora de la calidad repercuta muy favorablemente en el valor final de un inmueble.
  3. Supone una mejora en eficiencia energética: a continuación, desarrollemos más este tercer punto.

Relación con la eficiencia energética

La rehabilitación de una fachada tiene repercusiones directas sobre el ahorro energético de todo el edificio y hoy en día el sector inmobiliario está muy concienciado y encaminado hacia la sostenibilidad.

La fachada ventilada permite un ahorro estimado del 45% y, con subvenciones, tiene un coste estimado de 85 euros/m2. Este proceso consiste en un cerramiento exterior constituido por una hoja interior, una capa aislante y una hoja exterior no estanca.

Otra técnica es la fachada sate, un sistema de aislamiento térmico por el exterior mediante el cual se colocan planchas de aislamiento térmico adheridas al muro. Este tipo tiene un coste menor con subvenciones, pero también un ahorro ligeramente más bajo que el anterior, un 40%.

Teniendo en cuenta que las características de una fachada inciden en el uso que el edificio en sí hace de la energía, sustituir ventanas corrientes por unas más eficientes, con un mayor aislamiento es uno de los cambios más frecuentes.

Cuando se trata de fachadas de edificios del centro, lo lógico es que la rehabilitación procure ser fiel al aspecto original, y eso es lo que ha sucedido con 3 promociones de obra nueva de Stoneweg Living.

Enrique Granados, un enclave icónico

Ubicado en pleno centro barcelonés, este proyecto de 9 viviendas de 2 a 3 habitaciones las ha vendido ya al 56%.

Para situarnos un poco, primero debemos destacar que Enrique Granados es una de las calles más emblemáticas de la ciudad, muy buscada a la hora de encontrar una residencia céntrica y con una oferta cultural incomparable: a escasos metros de la Casa Batlló y la Universidad central de Barcelona, la zona está repleta de fantásticos restaurantes, galerías, tiendas y edificios emblemáticos.

Como es de esperar, la fachada de este edificio de l’Eixample es una obra en sí misma que, tras la rehabilitación, adquirió todavía más carácter, pero además ha permitido dotarlo de mayor luminosidad. Además, todos los apartamentos o bien son exteriores o tienen terrazas amplias.

Las instalaciones de calefacción y refrigeración son excelentes, ya que la calefacción funciona por suelo radiante en todo el piso y el aire acondicionado mediante conductos integrados en un falso techo con impulsión a través de rejillas en salas y dormitorios.

Los lofts de Nicaragua 75

Esta rehabilitación permitió convertir una antigua fábrica de lámparas con el fin de hacer 36 lofts amplios, luminosos y de techos altos.

Estas viviendas de obra nueva en Barcelona se encuentran en el consolidado barrio de Les Corts, un barrio que destaca por su tranquilidad. No obstante, también tiene un vibrante panorama comercial y de ocio. El edificio está a escasos metros de múltiples estaciones de metro y tranvía, pero también está a tiro de piedra de la Estación de Sants, con lo que las comunicaciones son excelentes.

Cada piso tiene de 1 a 3 habitaciones, y la vivienda al completo cuenta con unos acabados de gran calidad y electrodomésticos imprescindibles como microondas, vitrocerámica de inducción y preinstalación para lavadora y secadora de condesación. 

Ferraz 41, un oasis en la ciudad

Finalmente, una de las promociones de viviendas en Madrid que ha sido sujeta a una rehabilitación de fachada por parte de Touza Arquitectos (especializados en llevar a cabo estas misiones en edificios históricos sin que éstos pierdan su esencia) es lo que antiguamente era la Audiencia Provincial y que se convirtió en un edificio con 25 viviendas envidiables con una oferta de zonas comunes espléndida: gimnasio, piscina comunitaria, parque infantil, zona ajardinada y parkings.

Los salones de dos ambientes tienen altos techos, las cocinas están totalmente amuebladas y equipadas con todos los electrodomésticos, hay también un aseo de cortesía y, en resumen, las viviendas están distribuidas de una manera absolutamente funcional y cómoda a la vez que elegante.

Esta promoción se encuentra en Argüelles, un barrio residencial en cuyas calles abundan bares de tapas, librerías y panaderías. Ubicado al lado de un extenso parque en el que poder dar un paseo tranquilo, está también excelentemente comunicado con varias líneas de metro, la estación de Cercanías Principe Pío y una distancia escasa con la M-30. El 83 % de las viviendas ya se han vendido, ¡eso lo dice todo!

Escribe un comentario