LA PAZ DE LA COSTA BRAVA

La belleza de la costa noreste de Cataluña es innegable. Con una extensión de 214 km, esta zona costera se ha ganado el corazón de muchos, tanto españoles como extranjeros, y no es para menos. Desde sus espléndidas calas, playas y paraderos naturales, ya sean bosques, jardines o yacimientos, hasta su deliciosa gastronomía y sus cristalinas aguas, la Costa Brava siempre apetece.

Cuenta con varios parques naturales, como el de las Marismes de l’Empordà, Cap de Creus y pueblos con encanto, muy acogedores, entre los que están Palamós y Begur, dos municipios en los que Stoneweg Living ha apostado con sendas promociones de obra nueva en la costa maravillosas: Les Terrases de Palamós y Sa Riera Living, respectivamente.

Palamós y la luz del mediterráneo 

Este antiguo pueblo pesquero existente desde el siglo XII lo tiene todo. Aparte de sus bonitas calas, un tranquilo y entretenido casco antiguo, una zona de puerto en la que pasear o tomar algo por la noche, cuando se anima tanto con turistas como con locales, Palamós también tiene numerosos miradores desde los que poder disfrutar de singulares vistas. La gastronomía local destaca por la gamba a la plancha, las sepias y los calamares combinados con bacalao o caracoles, logrando un balance de tierra y mar delicioso.

Ahora que conoces un poco más este pueblo, comentemos Les Terrases de Palamós. Los 79 apartamentos de esta promoción están pensados para disfrutar de unas fabulosas vistas y para aprovechar al máximo la luz. Todas las viviendas disponen de provechosas terrazas, parking y trastero.

Otro gran punto a favor es que cuenta con la certificación energética A, lo cual garantiza un uso responsable de los recursos, una mayor eficiencia y, consecuentemente, un gasto menor. Las comunicaciones son inmejorables, ya que se encuentra dentro del casco urbano, pero cerca del acceso a la AP-7 en dirección a Girona y Francia.

Evidentemente, su cercanía a la playa es también un enorme añadido, ya que está a solo 4 minutos a pie. Está rodeada de instalaciones de primera necesidad como supermercados, gasolineras y centros médicos, con lo que todo estará a tu alcance.

No obstante, quizá hemos dejado lo mejor para el final, porque dispone de piscina comunitaria al aire libre, solárium ¡y zona de recreo para los más pequeños!

Sin lugar a dudas, se trata de un lugar magnífico donde establecer una segunda residencia ¡Prueba de ello es que el 95% de las viviendas ya se han vendido!

Begur, el corazón de l’Empordà

Entre l’Estartit y Palamós se encuentra esta joya que enamora. El pasado medieval de Begur sigue presente en la actualidad, gracias a su castillo y a las torres de defensa del siglo XVI. La arquitectura de todo el pueblo en general es digna de visitar, ya que en sus calles lucen casas de estilo colonial que se construyeron en el siglo XIX, la iglesia y otros edificios cargados de historia que merece la pena ver. El clima de esta localidad es muy agradecido, puesto que los veranos son moderadamente calurosos, los inviernos son templados y las precipitaciones regulares a lo largo del año, pero concentradas en otoño.

Cuenta con algunas de las playas más preciosas de toda la Costa Brava, con aguas cristalinas y una excelente combinación de rocas y vegetación. Sus senderos y caminos de ronda permiten disfrutar de excepcionales vistas del Mediterráneo. De hecho, una de las playas más conocidas es la que da nombre a la promoción de Stoneweg Living: Sa Riera.

En este enclave ideal en el que disponer de una amplia variedad de bares, restaurantes y actividades de ocio, se alzan 52 viviendas de 3 a 4 dormitorios, a pie de playa. 26 casas únicas de 4 tipologías diferentes en función de sus dimensiones, todas ellas dotadas de certificación energética A, jardines/terrazas y acabados de última calidad. Además, la promoción cuenta con dos piscinas comunitarias, con lo que podrás disfrutar de un refrescante baño después de un día en la playa.

Por qué elegir la Costa Brava como destino

Más de la mitad de los españoles que consideran adquirir una segunda residencia quieren hacerlo en una localidad cerca del mar, lo cual ha convertido la Costa Brava en uno de los destinos preferidos.

Visto lo visto, no es de extrañar, ¿verdad? Aquí un resumen de sus tres grandes alicientes:

  1. La oferta gastronómica: su variedad y calidad son famosos en todo el mundo, motivo por el cual atrae tanto turismo internacional, pero también acoge numerosos festivales gastronómicos que no te puedes perder.
  2. Infinidad de actividades: tanto para los amantes de la música como para los apasionados del deporte y, por supuesto, los aficionados a todo lo relacionado con el mundo marítimo, es un destino perfecto. Podrás hacer rutas en bicicleta, senderismo, kayak, buceo, … ¡Hay una aventura en cada rincón!
  3. La naturaleza en estado puro: Imagínate abrir los ojos y ver frente a ti la inmensidad del mar y estar rodeado de verde. Eso sí que es recargar pilas, ya sea durante una escapadita de fin de semana o durante el verano.

Escribe un comentario