¿HAS PENSADO ALGUNA VEZ EN VIVIR EN UN ÁTICO? 

Si lo tienes claro o todavía te lo estás pensando, en este artículo te dejamos las razones por las que vivir en las alturas puede ser tu mejor opción.

 

No podemos negar que las modas vienen y van, y que los tiempos están cambiando. Hace años en los últimos pisos de los edificios vivían las personas con bajo poder adquisitivo, ya que estos no tenían ascensor y la climatización no era la adecuada.

En la actualidad esto ha cambiado. Ahora, con las mejoras en las construcciones, los áticos se reservan para las personas con recursos. Muchas son las razones por las que se puede escoger vivir en las alturas, pero, hoy en día la demanda de este tipo de viviendas es mayor que su oferta.

Vivir en un ático supone residir en la zona más exclusiva de un edificio y por lo general, su precio es más elevado que los inmuebles que están en plantas más abajo.

Si hablamos de sus ventajas, la primera de ellas es que, al residir en la planta superior de un edificio, no hay vecinos en la parte de arriba, por lo que no pueden molestarte. Además, están dotados de mucha más luz.

Ésta puede ser una de las razones de peso por las que se ha puesto de moda comprar áticos. Cuando adquirimos un piso en una planta inferior, no suele tener tanta claridad y acabamos encendiendo las luces de diferentes partes del mismo para ver mejor. Esto, en los áticos, no suele pasar. Durante el día hay gran luminosidad, por lo que al tener luz natural en una casa es un aspecto importante a la hora de ahorrar energía, y eso se notará en las facturas. También nos ofrece versatilidad a la hora de decorar el piso. Se puede aprovechar cada espacio del mismo para colocar un pequeño lugar para leer o cocinar con luz natural. Hablamos de un privilegio del que no todos pueden gozar.

Generalmente todos los áticos cuentan con amplias terrazas. ¿A quién no le gustaría estar una tarde de verano sentado observando una bonita puesta de sol? Este espacio amplio y exterior permite colocar tumbonas, mesas para comer o pasar tardes con amigos divertidas y de relax. Sí que es cierto que los muebles que debes poner tienen que ser específicos para exteriores, pero, se trata de una inversión a largo plazo. Sus opciones son infinitas, es tan válido tener una zona de chill out como un pequeño jardín ecológico en tu propio hogar.

Al hablar de un ático hablamos de altura, lo que significa vistas. Efectivamente, a pesar de su orientación, esta es una ventaja sin igual. Se puede contemplar el cielo estrellado por las noches y espectaculares atardeceres de verano. Incluso, si prefieres la lluvia, es el mejor sitio para verla caer mientras te tomas un chocolate caliente. Ésta es la mejor manera de poder disfrutar de una ciudad cada día: contemplando su skyline desde las alturas.

Habitualmente, las personas que prefieren vivir en los áticos lo hacen porque les permite un nivel de privacidad que en otros pisos no tienen. Es decir, la tranquilidad de no tener vecinos en la parte de arriba y al ser una planta que no es muy transitada lo convierte en un entorno agradable y más íntimo.

En ocasiones este tipo de viviendas pueden ser o no dúplex. Por ello recomendamos antes de comprar o alquilar, tener claro qué es lo que realmente necesitamos y si vamos a sacar más partido a una o a dos plantas.

Otra de las ventajas que queremos destacar de vivir en las alturas es para muchos un sueño: tener una piscina privada o jacuzzi. Al no estar compartido con el resto de vecinos, sigue ofreciendo privacidad a sus propietarios. Por supuesto, hay que asegurarse de que ya viene construida desde la obra inicial, o en el caso contrario se debería tener el permiso de la comunidad y contar con un profesional para que nos garantice la impermeabilización y seguridad que se necesita para evitar futuros problemas.

Áticos en Barcelona 

Si llegados a este punto sigues pensando que tu vivienda ideal es un ático, te presentamos tres increíbles opciones en Barcelona. Son inmuebles que están siendo construidos por Stoneweg Living, una gestora inmobiliaria que se especializa en construir hogares adaptados a las necesidades de sus futuros propietarios.

Dos de estas promociones se encuentran en el barrio de Les Corts. La primera de ellas y bajo el nombre de Marqués de Sentmenat 76, da lugar a 12 viviendas. Cuenta con dos fachadas que dan a diferentes calles, por lo que el diseño aprovecha toda la luz del día. Marqués de Sentmenat cuenta dos áticos de más de 150 metros con 3 dormitorios y dos baños cada uno. Además, ambos poseen amplias terrazas de uso privativo en la parte superior del edificio, por donde se accede por unas escaleras exteriores.

Nicaragua 75 es el otro proyecto ubicado en este distrito. Se trata de la rehabilitación de la antigua sede del PSC, que contará con 37 viviendas tipo loft, por lo que los espacios serán amplios y con altos techos. El activo cuenta con 6 áticos de dos dormitorios cada uno de los que disfrutar de las alturas y calidad de vida de la zona. Además, dos de ellos poseen amplias terrazas de entre 90 y 115 metros.

Por último, si prefieres la zona costera, Badalona puede ser tu lugar ideal. Stoneweg Living ofrece una oportunidad increíble construyendo 303 apartamentos con vistas al mar. Marina Living consta de un total de 33 áticos y sobre áticos, simples o dúplex de dos, tres y cuatro dormitorios. Las superficies oscilan desde los 70 m² de superficie + 20 m² de terraza hasta los 150 m² de superficie + 130 m² de terraza con los que disfrutar del magnífico clima, el mar Mediterráneo y la tranquilidad de la zona.

¿HAS PENSADO ALGUNA VEZ EN VIVIR EN UN ÁTICO? 
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario