7 Consejos para tener una Casa Organizada y Limpia

Cómo tener la casa ordenada y limpia

Si hace tiempo que tienes en tu To-Do list una casilla que lee “ordenar la casa”, después de este artículo, seguro que encontrarás la inspiración necesaria para hacerlo con nuestros consejos imprescindibles:

Tips para tener una casa organizada

El desorden es como una plaga que debes contener

Si una zona de tu casa (ya sea la habitación de tus hijos, el despacho, la cocina, la que sea) está empezando a sucumbir al caos, ¡no permitas que este reine a sus anchas por todo tu hogar! Es de sentido común: si el desorden se va expandiendo, no tendrás ninguna motivación para restablecer el orden. Por el contrario, si procuras organizar y mantener despejadas las demás estancias, cada vez que veas el contraste, querrás multiplicar la armonía y minimizar el desorden que no produce más que inestabilidad.

Si en tu hogar en la promoción de obra nueva en Barcelona Passatge Living, con piscina comunitaria y zonas ajardinadas en el corazón del Poblenou, la habitación de los chiquitines siempre está desordenada y amenaza con contagiar el resto de vuestro domicilio, hay que cortarlo de raíz: no querrás que esos diáfanos comedores pierdan encanto por algo tan evitable como el desorden.

Menos es más

Es difícil, lo sabemos. Tendemos a querer cosas nuevas constantemente y acumulamos como si no hubiera un mañana, cuando en realidad no necesitamos ni la mitad de lo que tenemos. Precisamente por eso, cuanto más te ciñas a este principio de que menos, en realidad, es más, reducirás significativamente tus dolores de cabeza cada vez que tengas que poner orden en casa.

Esto es especialmente importante en inmuebles relativamente pequeños donde los espacios están comunicados como, por ejemplo, las viviendas de obra nueva de Nicaragua 75 con 2 dormitorios, puesto que son tipo loft.

Guarda todo lo que uses

La peor costumbre que puedes adquirir es la de llegar a casa, quitarte el abrigo y dejarlo tirado encima de una silla: sacarte los zapatos y dejarlos debajo del recibidor, acostumbrarte a que la mochila, el bolso o el maletín se quede encima de la mesa,…Y es que cada cosa tiene su sitio y dejar cosas de por medio solo genera estrés innecesario. Si sacas algo para usarlo, luego devuélvelo a su sitio en cuanto termines: solo así evitarás que se acumulen las cosas.

Que esté ordenado no es suficiente: tiene que parecerlo

¿Quién no conoce a alguien que dice aquello de ‘¿Desordenado? ¡Qué va! Si yo sé donde está todo. Lo que pasa es que está ordenado a mi manera’

A estas personas hay que explicarles que, si algo está realmente ordenado, es claramente visible. Esto es especialmente importante en aquellos lugares donde almacenamos cosas: estanterías del salón, armarios de la cocina,…es recomendable comprar cajas de diferentes tamaños o cestas que encajen con nuestra decoración, para guardarlo todo de una forma verdaderamente arreglada. De hecho mantener el orden en los armarios es uno de los aspectos que más se cuida en la decoración interior de una vivienda.

El principal objetivo del orden es hacerte la vida más fácil

¿Eso que significa? Pues, básicamente tiene 2 implicaciones: que guardes las cosas ahí donde las uses (es decir, no tiene sentido guardar las toallas limpias lejos del baño) y que utilices un método que te sea intuitivo de seguir (sino la cosa te durará 4 días y volverás al desorden de antes).

Supongamos que vives en uno de los pisos de obra nueva en Madrid que ofrece la promoción Skyline. Te metes en la ducha y cuando ya te has desnudado completamente te das cuenta de que no hay una toalla porque están todas para lavar (típico). Lo más lógico es que tengas algunas toallas secas ahí mismo, a mano o, como mucho, en el armario del pasillo, justo al lado del baño. Lo que no tiene ningún sentido es que tengas que ir hasta el recibidor o, peor aún, hasta el salón-comedor de puntillas para coger lo que necesitas.

Amontonar no es sinónimo de ordenar

Si te limitas a ir apilando las cosas (libros, revistas, ropa,…) y dejarlas ahí como si nada, te vaticinamos el futuro: te vas a poner de los nervios cuando quieras coger algo que esté en la base de tu estimada Torre de Babel. Si recurres a este método para huir de la inevitable organización que sabes que tu casa requiere ten en cuenta que, lejos de ahorrarte trabajo, te estás forzando a hacer el doble: primero, fingiendo que pones orden y, segundo, reordenando. ¿No será más fácil ponerse a la primera y hacer las cosas bien?

Una cocina con las basuras hasta arriba = una casa desordenada (y sucia)

Los malos olores, esa imagen de las basuras llenas a rebosar,…no es un buen look si lo que estás buscando es que quien cruce el umbral de tu casa respire orden en todos sus rincones.

Si tienes la suerte de tener una cocina tan fabulosa como las de la promoción de obra nueva en la costa Jardins de Sa Riera, es una auténtica lástima que no esté bien cuidada. Con sus armarios de cocina (tanto altos como más bajos, para que puedas almacenar todo lo que necesites) tendrás espacio más que suficiente para que siempre tengas las superficies despejadas (¡imprescindible!) y cocinar será un placer.

En resumen

¡Ya sabes, querer es poder! ¡Con estos 7 tips, ¡no habrá caos hogareño que se te resista!

Aprovecha antes de que llegue la primavera para darle un buen repaso a tu casa, reubica todo aquello que no tenga su lugar y reestableced unas rutinas que os ayudarán a que reine el orden en casa a largo plazo

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn