¿Cómo elegir la mejor iluminación? ¿Luz fría o cálida?

¿Cuál de las dos es mejor? ¿Y la más recomendable? ¿Cómo puedo saber cuál es la iluminación adecuada para cada estancia de mi vivienda? ¿Qué aspectos debo tener en cuenta si quiero tener un hogar que me aporte toda la luz que necesito y en las condiciones en las que la necesito? Todas las claves, a continuación.

Un poco de teoría

Debemos partir de la base de que la luz es nuestra mayor aliada. Pero para saber cuál nos conviene más, primero es preciso definir cómo es y qué aporta cada una de ellas.

La luz cálida en términos generales se sitúa por debajo de los 3300 grados Kelvin aportando una tonalidad suave y tenue. Es ideal para iluminar zonas sin dar mucha intensidad, es decir de manera moderada. La sensación que sugiere es de relax, confort y reposo, dado que crea un ambiente acogedor. Así pues, es recomendable instalarla en los dormitorios, el salón, el comedor y las zonas de reposo.

La luz fría, oscila entre los 5000 a los 6500 grados Kelvin. Para que visualicemos su tonalidad, equivale a la que nos ofrece un día muy soleado o nublado. Al contrario de lo que pueda parecer, genera una percepción de mayor luminosidad e intensidad, creando un ambiente estimulante debido al predominio de los tonos azulados. Se suele recomendar para trabajar, para realizar alguna acción concreta que requiere concentración, y normalmente se utiliza en oficinas, despachos y comercios. Dentro de una casa, lo lógico es utilizarla en pasillo, cocina, baños y zonas de tránsito.

También existe la denominada luz neutra o natural. Suele estar a unos 4000 grados Kelvin y produce sensación de limpieza y frescura. Ésta, es recomendable usarla en zonas donde nos interesa transmitir transparencia y pureza. Básicamente el baño, el lavadero o microespacios muy concretos de la cocina.

La elección de este elemento para cada habitación de nuestro hogar no debe ser casual. Es más, una mala elección nos puede provocar dolores de cabeza, estrés, bajo rendimiento o descanso intermitente. Así pues, conviene pararse a pensar cómo queremos hacerlo, partiendo de la base de que la clave está en saber qué actividad principal realizaremos en cada espacio.

Ejemplos prácticos

Por ejemplo, si vives en uno de los pisos de obra nueva en Barcelona de Passatge Living, en el barrio del Poblenou, estás ubicado cerca del mar y podrás presumir de tener numerosas ventanas, balcones y terrazas en prácticamente todas las habitaciones. Estos inmuebles reciben mucha luz solar durante el día, cosa que te permite ahorrar consumo de luz artificial. Sin duda alguna, una vivienda así mejora tu estado anímico y físico. Y es que, está científicamente demostrado que la luz natural mejora nuestro rendimiento y nuestra productividad.

El complejo residencial Fuensanta, en Móstoles, Madrid, está diseñado para amantes de la vida hogareña y del descanso. Ubicado en una zona no especialmente transitada y con balcones en todos los dormitorios que ayudan a desconectar del ruido, cuenta con una iluminación cálida que invita a crear un ambiente acogedor y relajado. Al ser un proyecto de obra nueva, tiene zonas comunitarias abiertas e integradas para hacer vida al aire libre. Podrás disfrutar de la piscina compartida, zonas verdes y solárium.

Odeón Residencial, una vivienda nueva en Sant Andreu (Barcelona), cuenta con 32 pisos de obra nueva que incorporan tecnología punta que se adapta a las exigencias de los hipsters. En este caso, cada uno tiene una iluminación de lámparas led que se activan por sensores de control de presencia y de luminosidad, con el objetivo de favorecer el ahorro de consumo energético y hacer más sostenible el proyecto.

Skyline, uno de los proyectos arquitectónicos más ambiciosos que Stoneweg Living tiene entre manos, presume de ser un diseño pionero y ofrece un nuevo concepto de lifestyle. Estamos hablando de 2 torres de 100m de altura que se alzan imponentes en el barrio de Tetuán, en Madrid. Se trata de 303 apartamentos con los mejores acabados y de la mejor calidad, y es que este factor también condiciona la calidez. Además, cuenta con muchas áreas de recreo donde realizar múltiples actividades, incluso zona de coworking. Estas zonas, como bien hemos contado al principio del artículo, deben estar iluminadas con luz fría, de mayor intensidad para estimular cualquier tipo de acción que se realice en su interior.

En el barrio de Les Corts de Barcelona se encuentra la promoción Marqués de Sentmenat con 12 viviendas de 1 a 3 habitaciones perfectamente adaptadas para vivir. Un lugar que te permite estar conectado al 100% al ritmo de vida de la ciudad, pero sin renunciar a la calidad de vida más propia de las urbanizaciones aisladas. Todas las habitaciones tienen una iluminación adaptada a cada momento porque cada momento es diferente y especial. Las áreas de descanso tienen luz cálida y el baño o la cocina, por ejemplo, además de estar hechos con materiales orgánicos, cuentan con luz fría para favorecer la actividad.

Pero si esto fuera poco, esta promoción destaca porque sus suelos están hechos con tarima flotante laminada. Y además también ofrece un sistema de calefacción por suelo radiante con regulador y termostato inalámbrico digital programable. La vida así es mucho más fácil y cómoda.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn