CRECE LA DEMANDA DE OFICINAS EN ESPAÑA

El mercado de oficinas vuelve a buenos niveles con grandes adquisiciones en las ciudades de España.

 

Los grandes edificios de las ciudades son los que hacen que el skyline de las mismas cambie, sobre todo cuando éstos están destinados a oficinas. Es el caso de Madrid, donde a través de construcciones de varias torres, la panorámica de la capital ha ido evolucionando con el paso de los años. Este tipo de edificaciones suelen ser conocidos alrededor del mundo siendo atractivas para los empresarios e inversores.

Cuando una empresa decide trasladar sus despachos a este tipo de edificios puede hacerlo por varios motivos, entre los que se encuentran: competitividad; ubicaciones privilegiadas que las zonas donde se sitúan ofrecen; buenas conexiones tanto de transportes públicos como privados; zonas verdes y la amplia gama de todo tipo de servicios en las inmediaciones de sus trabajos.

 

Hasta la fecha, la capital española cuenta con varias de las torres más altas de todo el país, como la Torre de Cristal, con 250 metros de altura, la Torre Cepsa con 249 metros, o la de PwC (236 metros).

Generalmente, tener una oficina en un punto alto puede ser ventajoso, puesto que estos inmuebles cuentan con una categoría superior al resto y una mayor eficiencia económica. 

Mercado de oficinas en Madrid 

Con el aumento de empleo en el país y la mejora en la economía, la demanda de oficinas vuelve a estar en auge. Tanto así que, durante el tercer trimestre del pasado año, la contratación con este fin llego a los 230.000 metros cuadrados entre Barcelona y Madrid. De esta forma, se superó la tasa recogida el anterior año durante el mismo periodo de tiempo con la suma de un 7% superior, tal y como se muestra en los datos del informe de JLL “Fundamentales Mercado Oficinas”.

En el caso de la capital española, contabilizando los meses de verano que son los más bajos, se sumaron un total de 135.000 metros cuadrados en la contratación de oficinas. Es por ello, que la tasa de disponibilidad en Madrid se ha visto reducida en un 10,19%, porque son muchas las empresas que están adquiriendo este tipo de espacios para trasladar y ampliar sus empresas (datos obtenidos del informe de JLL “Fundamentales Mercado Oficinas”).

Una consecuencia clara de esta tendencia es que, gracias al interés que se está mostrando por parte de empresarios en este sector, en Madrid se ha comenzado a impulsar la rehabilitación de zonas dentro de la M-30.

En cuanto a las rentas, se espera que durante el 2019 sigan creciendo. En el pasado año, se mantuvieron en torno a los máximos altos, concretamente llegaron a alcanzar los 34 euros por metro cuadrado mensualmente, lo que supone un 3% de manera trimestral.

Aunque las inversiones siguen siendo escasas, ya se ha comenzado a construir más edificios destinados a oficinas para abastecer la demanda que comenzó a finales de 2018. En el caso de Barcelona, en el sector 22@, y en Madrid son diferentes zonas las escogidas por las promotoras e inversores. Así, se siguen manteniendo activos a éstos últimos.

Como bien se indica en el informe de JLL mencionado anteriormente, las rentabilidades de estos edificios terminaron el año presionando a la baja y disminuyeron en ambas ciudades 25pb. En Madrid fue un 3,5% y en Barcelona un 3,75%.

A la espera de las últimas estadísticas sobre las transacciones, podemos decir que, para el tercer trimestre del 2018, este mercado ya recogía un total de 1.116 millones de euros en ellas.

El volumen de inversiones aumentó durante este periodo de tiempo y con tan sólo 8 operaciones se sumaron 595 millones de euros, haciendo que en Madrid se alcanzara un total del 41%.

El mercado de oficinas de Stoneweg 

El año pasado la gestora inmobiliaria ya se posicionó como uno de los referentes en el distrito de oficinas en el 22@ de Barcelona con Luxa y WIP, un complejo de oficinas exclusivo y vanguardista en la Ciudad Condal. Luxa fue alquilado a Amazon y WeWork y finalmente fue vendido a Catalana Occidente, mientras que WIP sigue en comercialización.

 

 

 

 

Escribe un comentario