BUILD TO RENT

El origen de este concepto se encuentra en el Reino Unido pero a inicios de 2020 este fenómeno inmobiliario irrumpió en el mercado español con unas cifras muy elevadas: se esperaba la entrada en operación de 2.000 nuevas viviendas en 2022. Se trata de un modelo que se dispone a facilitar el acceso a la vivienda para aquellos que no puedan optar a comprarla.

Este proceso tiene una lógica implacable puesto que, tal y como apuntó para El Confidencial Pelayo Barroso, director nacional de Savills-Aguirre Newman, a finales del año pasado, “el alquiler es la alternativa más accesible para cada vez un mayor porcentaje de población que tiene dificultades de acceso a crédito y no es capaz de realizar el desembolso inicial para la compra de un inmueble”.

La realidad es que, a pesar de la situación actual, hay motivos más que suficientes para pensar que este modelo crecerá a lo largo del año. Tal y como afirmó la directora ejecutiva de Savills-Aguirre Newman, Susana Rodríguez, “este año, la inversión total en residencial alquilado ha supuesto unos 2.500 millones, de los cuales 800 aproximadamente han sido build to rent”. Está claro que hay una fuerte demanda que este revolucionario concepto está dispuesto a satisfacer.

Éxito y oportunidad

A día de hoy, ya no se trata de una estrategia para el futuro, sino una tendencia en toda regla. De hecho, solo en 2019 logró alzar 1.500 millones de euros según informaba Eje Prime. La idea detrás de esta implicación por parte de fondos y promotoras, es generar un nuevo parque de viviendas destinadas al alquiler partiendo desde la base, con el fin de poder adaptar toda la estructura a las necesidades de quienes vayan a vivir allí.

Paralelamente a estos datos tan positivos, nos encontramos con las implicaciones derivadas de la crisis del coronavirus, que lejos de ser un impedimento para el build to rent, propiciará su crecimiento. A pesar de que se trate de una fase pasajera, los contratiempos del empleo, los desajustes en la economía y, sobre todo, los cambios en la mentalidad de los consumidores, van a provocar (de hecho, ya lo están haciendo) un replanteamiento de nuestras adquisiciones. Ante la clásica coyuntura del “¿Compro o alquilo?”, muchos se inclinarán por lo último, sobretodo si hay una oferta de parques de vivienda adaptados a las particularidades de cada perfil de inquilino, como veníamos comentando al principio.

Ventajas del Build to Rent

  1. A largo plazo, la rentabilidad es mayor.

Tal y como señalaba Tinsa, estos proyectos, en comparación con otro tipo de inversiones, aportan una mayor rentabilidad con una estrategia a largo plazo de patrimonio en alquiler y con menor riesgo.

Otro gran punto a favor en este aspecto, es que, tal y como se están planteando muchas de estas propuestas, con servicios compartidos como gimnasio, lavandería y demás, apelan a las nuevas generaciones que valoran la interacción.

  1. Está en pleno período de apogeo.

Esto es un arma de doble filo, evidentemente, porque si bien es cierto que la demanda de arrendamiento está en pleno esplendor, también hay que tener en cuenta que, precisamente al ser algo nuevo, los medios tradicionales de financiación, como los bancos, están tratando de comprender qué papel juegan en ello.

  1. Atrae la inversión de fondos internacionales.

La gestora de inversiones Axa Real Estate, que adquirió dos fases del proyecto de pisos de obra nueva en Badalona, Marina Living de Stoneweg, cuya fecha de entrega se sitúa en 2021, ha apostado por el build to rent, al igual que muchas otras empresas de la misma línea.

Nuestras promociones de viviendas

Stoneweg trae 3 promociones de obra nueva que encajan a la perfección con este innovador modelo:

En Madrid, más concretamente en El Paseo de la Dirección, se alzará un proyecto de 2 torres de 100 metros que cambiará la imagen arquitectónica de la capital: Skyline.

Este espectacular diseño tiene previsto entregar viviendas el tercer trimestre de 2022 y lo formarán más de 600 viviendas de 1 a 3 dormitorios repartidas en 25 plantas. A pesar de su colosal tamaño, lo que más destaca de esta promoción de obra nueva son sus instalaciones y zonas comunes, ¡Porque tiene de todo! Servicio de conserjería y sala coworking, gimnasio totalmente equipado, solárium y sauna, dos piscinas (una de ellas panorámica), huerto urbano y extensos jardines, terrazas amplias, garaje y trastero. Lo dicho, absolutamente de todo.

También en la comunidad de Madrid pero en las afueras, en Móstoles, se encuentra Fuensanta Residencial: una promoción de 98 viviendas de 2 a 4 dormitorios. Las instalaciones de este complejo residencial tampoco son para menos: todas las viviendas cuentan con garaje y trastero, tiene una piscina comunitaria y amplias zonas comunes y los materiales son de primera calidad. Además, cuenta con el sello BREEAM, la certificación energética más alta que existe para un inmueble.

Por último, debemos mencionar Marina Living, en Badalona: una promoción de obra nueva en Barcelona en primera línea de mar, con espacios open concept gracias a los cuales las estancias rebosan luminosidad. Otro gran punto a favor es que cuentan con amplias terrazas desde las que contemplar el horizonte y disfrutar de la relajante brisa del Mediterráneo, además de permitirte un refrescante chapuzón en la piscina comunitaria.

Escribe un comentario