ARQUITECTURA ORGANICA

QUÉ ES LA ARQUITECTURA ORGÁNICA Y SUS CARACTERÍSTICAS

La herencia de un genio

Frank Lloyd Wright abrió las puertas a una renovada noción de la arquitectura que parece estar más viva que nunca hoy en día, puesto que ejemplificó mediante sus incontables obras lo que implica vivir de acuerdo con nuestras convicciones.

Posiblemente acuñado por este célebre arquitecto norteamericano en un artículo de 1914, el término de arquitectura orgánica consiste en integrar de forma armónica las construcciones humanas con el entorno en el que se levantan, unificando e interrelacionando sus estructuras con el medio ambiente.

Características de la arquitectura orgánica

Para Wright, existen 6 factores esenciales que conforman este tipo de arquitectura: que el edificio parezca haber surgido del propio entorno, apostar por una forma que predomine en toda la construcción, usar colores naturales, hacer visible la naturaleza de los materiales, hacer uso de espacios abiertos y asegurarse de que haya zonas verdes. Dada la importancia que tiene hoy en día la concienciación con la sostenibilidad y el ahorro energético, cabe destacar otra ventaja de este acercamiento, y es que busca utilizar sistemas pasivos de adecuación al clima, de calefacción, enfriamiento y ventilación, con el fin de disminuir el consumo energético y favorecer una mayor sensación de amplitud.

La teoría llevada a la práctica

Te resultan familiares algunos de estos elementos, ¿Verdad? Has visto promociones de obra nueva de Stoneweg Living que se corresponden con muchas de estas características ¿No es así?

Es que es difícil no darse cuenta de cuánto comparte una de nuestras más especulares promociones de costa con este maravilloso concepto. Estamos hablando de Jardins de Sa Riera Living, una promoción totalmente integrada con su entorno natural que ofrece múltiples tipologías de casa, unos jardines espléndidos y unas zonas comunes y calidades incomparables. Con 52 viviendas de 3 y 4 dormitorios a pie de playa, en pleno corazón de la Costa Brava, este proyecto pone a tu disposición diferentes tipologías de vivienda distribuidas en 26 casas únicas con terrazas y jardines privados, cada una de las cuales ofrece diferentes amplitudes de superficie. No obstante, tienen un elemento en común: se integran a la perfección con el paisaje. Y no uno cualquiera, porque se trata de una exclusiva zona virgen tocando la cala que da nombre a la promoción, la cual destaca por sus fabulosas vistas al Mediterráneo y una vegetación preciosa que da paz con tan solo mirarla.

Simplicidad.

Otra característica vital de este tipo de construcciones. Simplificar la estructura, reducir el número de habitaciones repensando el espacio para que tenga más amplitud y resulte más diáfano.

Si echas un vistazo a las fotos de nuestra promoción en Sa Riera, podrás comprobar la relevancia que se le ha dado a este aspecto, ya que todas las estancias respiran y son muy espaciosas. Desde las cocinas, con materiales y colores que se funden visualmente con el entorno, pasando por los baños, con inodoros suspendidos,  mampara de vidrio fijo laminado de suelo a techo en la zona de ducha…todo en estos hogares está pensado para estar integrado a más no poder con el terreno en el que se ha levantado.

Otro gran ejemplo de arquitectura orgánica en Stoneweg Living es el colosal proyecto Skyline, en Madrid, ya que Touza Arquitectos ha creado una doble fachada con vegetación colgante que actuará como “chimenea ecológica” haciendo que se creen corrientes de aire y ventile todas las viviendas.

Esta promoción de obra nueva está compuesta por 2 torres de 100 metros de altura con más de 600 viviendas de 1 a 3 habitaciones y ofrece todo tipo de servicios, más allá de lo que uno pueda imaginar: 4 piscinas (dos de ellas infinity), gimnasio, solárium, sauna, garaje y trastero, sala coworking, huerto urbano, jardines y servicio de conserjería.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es también un componente intrínsecamente vinculado a la arquitectura orgánica, y es que Wright creció en un entorno rural en Wisconsin, donde vivió de primera mano un vibrante entorno natural que servía de inspiración constante para su obra. Desde Stoneweg Living, compartimos este interés y trabajamos para que nuestras promociones sean lo más sostenibles posible. Gracias a este esfuerzo, Skyline tiene el Sello BREEAM y una calificación energética B. El primero es el método de evaluación y certificación de sostenibilidad en la edificación técnicamente más avanzado y líder mundial al respecto, y hace referencia a los beneficios económicos, ambientales, sociales y culturales vinculados a la vida de un edificio.

En la planta baja de esta promoción de obra nueva en Madrid abundan las zonas verdes mientras que el acristalamiento de sus fachadas y las terrazas de hormigón blanco acogen el verde que cuelga entre las perforaciones de la propia fachada, dando lugar a un precioso contraste.

En resumen, estas dos promociones ejemplifican nuestra ambición por buscar la manera de aplicar todos estos conceptos que en su día fueron muy revolucionarios y que tan solo parecen cobrar más y más importancia a medida que pasa el tiempo y la necesidad de cuidar el medio ambiente y nuestro entorno se hace más inquebrantable.

Escribe un comentario