¿Cuáles son las mejores zonas para vivir en Barcelona?

Poblenou: todo a un tiro de piedra

Este barrio de raíces industriales convertido en un auténtico hub artístico y tecnológico, encabeza nuestra lista por varios motivos.

1. Su ubicación:

Flanqueada por la playa de Bogatell y la Mar Bella, este barrio perteneciente al distrito de Sant Martí está al lado de la Avenida Diagonal – con un gran atractivo comercial – y cuenta con excelentes comunicaciones en transporte público (tanto metros como buses e incluso el tranvía). También en vehículo propio es muy fácil entrar y salir de la ciudad, puesto que tiene la Ronda Litoral al lado.

2. Su propuesta cultural y toda clase de servicios

Desde el Disseny Hub, un equipamiento municipal con un innovador diseño, hasta la Torre Agbar, un icono de la ciudad, si algo desprende Poblenou es personalidad. Si lo que buscas es una zona donde dar un paseo tranquilo, ir a tomar algo, cenar en un buen restaurante o entrar en boutiques y tiendas de todo tipo, la Rambla del Poblenou está hecha para ti. Repartidos por todo el barrio, encontrarás sitios exquisitos donde hacer un buen vermut, un brunch o salir de copas.

Por otro lado, hay muchas zonas verdes, parques y las calles son más espaciosas que en el centro, de modo que se vive con otro ritmo de vida, a pesar de estar a 4 km de Plaza Cataluña.

No es de extrañar, por lo tanto, que Stoneweg Living tenga una promoción de obra nueva como es Passatge Living: con certificación energética A, piscina comunitaria, zonas ajardinadas, garaje y trastero. 37 viviendas de 2 a 3 dormitorios en un lugar perfecto para residir en la Ciudad Condal con la tranquilidad que proporciona vivir tan cerca del mar.

Les Corts: el mejor puntuado por sus vecinos

Un barrio tradicional, ideal para las familias que adoran vivir en Barcelona pero que disfrutan de la paz que ofrece un barrio de toda la vida como es el de Les Corts.

Aquí conviven dos mundos muy diferentes: por un lado, el casco antiguo del barrio donde está la popular Plaça de la Concòrdia, en comparación con los altos edificios más recientes y, en contraste, está la Avenida Diagonal, con sus modernos negocios y su ambiente cosmopolita a unos pocos minutos.

Uno de los grandes atractivos de este barrio agregado a Barcelona en 1897 es que tiene muchas plazas y espacios al aire libre, como el fabuloso Parque de Cervantes en Pedralbes. De hecho, se calcula que hay un total de 28 hectáreas de parque urbano.

En este magnífico distrito de la ciudad, hay 2 promociones de obra nueva de Stoneweg Living: Marquès de Sentmenat y Nicaragua 75.

La primera está compuesta por 12 pisos, de los que únicamente quedan uno disponible con una habitación. Se trata de un bajos dotados de una excelente y eficiente distribución.

En cuanto a los pisos de obra nueva en Barcelona que ofrece Nicaragua 75, se trata de unos lofts de diseño industrial con garaje, trastero, portero, balcones y terrazas privados y unas zonas comunes de gran calidad.

Eixample: el más chic de la city

Puesto que se trata de un distrito compuesto por 6 barrios, seremos más concretos: l’Antiga Esquerra de l’Eixample. Siendo la primera parte urbanizada en este distrito, cabe esperar un cierto charm al caminar por sus calles. El hecho de que se instalaran por aquí la Facultad de Medicina y el Hospital Clínic a principios del siglo XX, abrió las puertas a que se desarrollara esta parte de la ciudad, dándole una personalidad muy dinámica, viva y, por supuesto, comercial.

Es en este fabuloso barrio donde se encuentra Enric Granados, una promoción de viviendas en pleno Quadrat d’Or, que ofrece unas estancias magníficas (por su diseño y la calidad de sus acabados) y junto con calificación energética A. Todo ello en una ubicación verdaderamente insuperable. Siendo una calle peatonal, uno camina muy a gusto por aquí, dejándose encandilar por galerías de arte, cafeterías, terrazas de restaurantes excelentes, …

Sant Andreu: el encanto de toda la vida, todavía por descubrir

Lo primero que salta a la vista si te desplazas hasta esta zona de la ciudad es, sin lugar a dudas, lo magníficamente comunicado que está. Tanto si coges el metro, como si optas por el tren, el bus o te acercas en coche o moto, la realidad es que – si no es hora punta, claro – ¡llegas en un periquete!

De una forma bastante parecida a lo que sucedió con Poblenou, aunque con más aire industrial y menos aire tecnológico, Sant Andreu vio cómo sus fábricas se convirtieron en espacio de desarrollo cultural. Por ejemplo: la fábrica de la Pegaso es ahora un colegio y un parque. Otro ejemplo claro es la fábrica Fabra y Coats, reconvertida en espacio de creación que acoge proyectos de iniciativas culturales y es también una biblioteca.

Para quienes atesoran el sosiego de vivir en una zona sin excesivo turismo, este es un lugar idóneo, puesto que el turismo todavía no se ha apoderado de sus calles.

Odeón Residencial es una promoción de obra nueva con 32 viviendas, de las que todavía hay disponibles 2 de 3 habitaciones y 1 una de 4 habitaciones. Disponen de garaje con plaza para coche y trastero, terrazas y balcones privados e instalaciones de alta eficiencia energética.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn