ATRACTIVOS DE PORTUGAL PARA LOS INVERSORES INMOBILIARIOS

El sector inmobiliario portugués está en el punto de mira de los inversores internacionales.

 

El mercado inmobiliario portugués se ha convertido en un destino preferente para los inversores extranjeros del sector. El hecho de que sus precios son competitivos, tiene un atractivo marco fiscal para los ciudadanos foráneos y sus buenas perspectivas económicas, ayudan a que sean muchos los que ven un polo de atracción importante en este sector del país europeo.

Por otra parte, la recuperación que ha tenido tanto en su economía, como en la confianza, hacen que Portugal esté experimentando un periodo de crecimiento en los bienes inmuebles. Aparte de que son muchos los factores que atraen a los inversores como el turismo, el establecimiento de las importaciones multinacionales y que los precios se encuentran por debajo de la media europea, el fomento de la inversión ha sido una prioridad para los últimos Gobiernos portugueses.

Este ‘boom’ que se está viviendo en el país y sobre todo en Lisboa, están disparando la inversión inmobiliaria enfocada sobretodo, en los hoteles y alojamientos para cortas estancias, no obstante, el negocio no se ha detenido ahí y se han comenzado a construir edificios de oficinas y parques de viviendas, que también se encuentran en el punto de mira del capital extranjero.

Los inversores provienen de numerosos países como China, Brasil o Francia, y apuestan por el sector inmobiliario en el que se está convirtiendo Portugal, que, además, cuenta con un emplazamiento privilegiado y una gran riqueza arquitectónica.

Hugo Santos Ferreira, es el secretario general de la APPII, explicó que “Portugal tiene unas 3.300 horas de sol al año, 1.000 kilómetros de costa, 900 años de historia, una buena gastronomía… Más importante todavía es su seguridad, que es un país con estabilidad política, un pueblo pacífico y acogedor”. También, hacía hincapié en las causas que están más ligadas al mercado inmobiliario como “sus precios competitivos en comparación con otras capitales europeas, su buena expectativa de retorno y los marcos fiscales atractivos para extranjeros”.

En los últimos años, se le ha dado importancia y ha sido un gran negocio la rehabilitación urbana, en la que se han reconstruido infinidad de edificios que estaban casi en ruinas.

Factores fundamentales del boom inmobiliario portugués 

El aumento que se está dando en los precios, hace que el valor medio del metro cuadrado en Lisboa esté cerca de los que se dan en algunas capitales europeas. Aunque se van menguando las diferencias, en Lisboa ya se rondan los 8.000 euros por el metro cuadrado, en comparación con los 10.000 euros/m2 que se dan en Madrid.

El papel que han desempeñado los extranjeros ha sido importante en cuanto a las inversiones que se han realizado en el sector inmobiliario, dado que la Asociación de Profesionales y Empresas Inmobiliarias en Portugal (APEMIP) informaron que el 25% de todas las operaciones que se han realizado, se han llevado a cabo por los extranjeros.

Las nacionalidades que más invierten en el país son los franceses, ingleses y los brasileños. La capital portuguesa, es la lidera el número de transacciones y el volumen de esta inversión, de hecho, es una de las ciudades a no perder de vista.

Desde el último trimestre del 2017, los precios de los inmuebles en Lisboa no han dejado de aumentar, y ya tiene los precios de venta más altos de todo el país, con un valor medio de venta de 2.315 euros por el metro cuadrado, según informa el INE.

 

Así cerró el 2017

El pasado año, el país cerro con una subida en los precios de sus inmuebles. Fueron 278 municipios quienes tuvieron subidas importantes, llegando a costar las viviendas un 24,3% de media más que los pasados años, según los datos que ofrecía el Confidencial Inmobiliario (CI). Se prevé que en todo el país se pueden llegar a vender un total de 280.000 casas, frente a las 178.850 que se vendieron en 2013.

La consultora PHMS, ha informado que se prevé que los precios irán subiendo un 5% de media a nivel nacional hasta el 2022, ya que existe una escasa oferta y una alta demanda tanto para comprar como para alquilar en el país.

Otro dato positivo para Portugal es que cerró el año con una inversión inmobiliaria que superó los 1.000 millones de euros. Datos que hicieron que el país ascendiera al cuarto lugar europeo por incremento de precios (con un 7,9%), según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La media de Europa en el precio de alquiler de una habitación es de un 4,5%, en el caso de Portugal la subida llegó a un 8% en el último trimestre del pasado año.

Ha que añadir que, a diferencia de otros países de la Unión Europa, la evolución tan positiva que está viviendo el mercado inmobiliario portugués, no se debe a su construcción de obra nueva. Dado que lo que se está haciendo y dando importancia en el país es a la rehabilitación de las viviendas de segunda mano. Sólo el 14% de las transacciones fueron en las viviendas de nueva construcción, un récord desde el 2013.

 

El atractivo para la inversión en Portugal 

Como se ha mencionado anteriormente, son dos factores los que hacen que se esté dando este boom en el sector inmobiliario en el país.

En primer lugar, ha sido el aumento del turismo, dado que hace tres años que no creía por encima de los dos dígitos. Además, el país cuenta con 3.300 horas de sol al año, con 1.000 kilómetros de costa, 900 años de historia, una buena gastronomía, es un país seguro, con una buena estabilidad política y además, se trata de un país acogedor.

En segundo lugar, los precios que se están dando en el mercado inmobiliario son muy competitivos, tienen un buen marco fiscal para los ciudadanos foráneos y todo en conjunto, está haciendo que haya buenas perspectivas económicas para este país.

 

 

ATRACTIVOS DE PORTUGAL PARA LOS INVERSORES INMOBILIARIOS
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario