“BIG DATA” AL SERVICIO DEL SECTOR INMOBILIARIO

  • El análisis de datos ayuda a que inversores y promotores eviten riesgos en el mercado.

  • El análisis se consolida facilitando los procesos, aportando transparencia y simplificando las tareas de gestión.

El Big Data en su sentido más amplio es el análisis de un gran volumen de datos. Este tipo de información es un indicador fiable para anticipar las posibles burbujas y crisis inmobiliarias, y nos permite adelantarnos en el tiempo a posibles riesgos en el mercado.

Las grandes consultoras han visto en el Big Data un filón para poder reducir costes donde antes se llevaba más tiempo, siempre priorizando la calidad antes que la cantidad y con el objetivo de beneficiar a todas las partes aportando transparencia, por lo que tienen que concentrar sus esfuerzos en conocer la situación del sector a tiempo real.

Según Carlos Olmos, director y fundador de uDA (urbanData Analytics), dice que gracias a estos indicadores tecnológicos se “predice un cambio radical en los líderes de mercado, tanto a nivel de consultoras como tasadoras y promotoras”.

Ante la inevitable y recomendable modernización del mercado de la vivienda, las nuevas tecnologías tienen un papel clave en la digitalización de las empresas inmobiliarias. El resultado final de esto es que la toma de decisiones económicas y sociales, se hace cada vez de forma más rápida y documentada.

“BIG DATA” AL SERVICIO DEL SECTOR INMOBILIARIO
¿Te ha gustado?

Escribe un comentario