Etiqueta: fintech

29 Jun 2018

LLEGAN LAS NUEVAS STARTUPS: LAS FINTECH

Son la alternativa a la banca tradicional desarrollando sus servicios a través de webs y apps.

 

La tecnología y el internet, además de las aplicaciones más innovadoras están cambiando la forma en la que entendemos el mundo. Cabe destacar, que se han convertido en término que cada vez más, ocupan cada ámbito de nuestra vida de una manera determinante.

Es por ello, que no es de extrañar que los diferentes sectores que forman nuestra sociedad y país se adapten a estas nuevas tecnologías. Los modelos de trabajo están cambiando luego del desarrollo de las innovaciones. Éstas, se están insertando en todos los sistemas, y es en este contexto en el que aparecen las fintech. Rápidamente las podemos definir como plataformas tecnológicas de servicios financieros que están enfocadas a atender las necesidades de los usuarios.

Actualmente, todos nos estamos acostumbrando a utilizar soluciones digitales para manejar nuestro dinero, para poder controlar nuestras cuentas o incluso, para contratar algún tipo de servicio. Pero, estas nuevas empresas están llegando con soluciones aún más innovadoras que pueden cambiar el mundo financiero que conocemos.

Concepto del ‘Fintech’

Si cogemos las dos palabras del inglés “financial” y “technology” y las combinamos obtenemos la fusión que ha llegado hasta nosotros: fintech.

Estas empresas son las que utilizan el mundo de la tecnología de la comunicación e información para poder ofrecer servicios financieros que quieren ser más rápidos y eficaces que los que existen en la actualidad. No obstante, el término también ser refiere a algo más, y es que quieren dar soluciones bancarias y financieras que han ido surgiendo con el nuevo universo del internet, lo que hace que se alejen del sistema tradicional para poder emprender una nueva política económica por distintos canales de distribución. Se refiere a startups que se especializan en el mundo tecnológico que apuestan por las innovaciones y soluciones rápidas, en contraposición con grandes empresas que suelen ser, por lo general, más lentas a la hora de decidir y encaminarse hacia las nuevas herramientas.

En la economía global, la presencia de las fintech ya es un hecho. Se estima que, desde su creación, su inversión en el sector ha crecido más de 22 veces.

En los últimos años, la oferta y demanda de créditos rápidos no ha dejado de crecer, pero al mismo tiempo, la inclusión y el desarrollo de las nuevas tecnologías como internet o los smartphones en los procesos de solicitud, análisis y contratación de préstamos rápidos, ha modernizado aún más este sistema.

¿Cuáles son los productos que forman parte de las fintech? 

Uno de los productos más comunes dentro de las Fintech son los microcréditos o los créditos de dinero rápido.

En la actualidad hay diferentes empresas que se dedican a conceder créditos al instante, rápidos y sin nómina… por ello, están considerados como un producto estrella de dentro de este ámbito, ya que se hace años la solicitud y la aceptación de un crédito podría llevar meses, ahora se realiza en cuestión de horas. Por ello, el hecho de que se pueda hacer a través de internet acelera con diferencia el proceso y se posibilita que la obtención de dinero se haga en un tiempo record. Además, que la cantidad de requisitos que se necesitan es menor respecto al método tradicional.

Las fintech también pueden funcionar como intermediarias entre otros ámbitos de este sector como las transferencias de dinero, en compras y ventas de títulos o en asesoramiento financiero y de inversiones.

De una forma resumida y breve se puede decir que los productos que ofrecen son de calidad, se demandan por el cliente y pueden obtenerse de una manera más rápida que los tradicionales. Además, se han posicionado y ofrecen valores como la rapidez, la seguridad y la confianza.

 

 

08 Mar 2018

EL RETO DE LA EVOLUCIÓN DEL SECTOR FINANCIERO HACIA LA BANCA MÓVIL

La tecnología está evolucionando constantemente, por lo que las compañías bancarias tienen que lanzarse hacia la digitalización. Por eso, la relación de confianza con los clientes será la clave para que esto funcione.

 

Si cogemos la teoría del psicólogo Abraham Maslow, la pirámide de Maslow, podremos aplicarla a las nuevas tecnologías y al uso del móvil en la actualidad, así, podremos arrojar luz sobre la utilización de estos dispositivos. En el caso de las personas, existen una necesidad de sentirse seguro, protegido, y esto, debería estar cubierto por las aplicaciones de servicios profesionales, o en las aplicaciones que nos proporcionan los diferentes bancos.

En la actualidad uno de cada tres usuarios de dispositivos móviles se declara mobile first, es decir, son las personas que usan el teléfono como un canal principal para cubrir sus necesidades de día a día, lo que lo ha llevado a consagrarse como el primer dispositivo a nivel mundial para conectarse a la red.

Esto ha hecho que cada vez sean más los clientes que demandan que sus necesidades tienen que estar cubiertas por el Smartphone, o así fue como se explicó en el observatorio Banca Móvil: “cómo lograr la diferenciación a través de la experiencia de cliente y la apuesta por la innovación”, que estuvo organizado por EXPANSIÓN y fue patrocinado por Evo Banco.

Dado que la tecnología avanza a pasos agigantados, la experiencia de las personas con los entornos digitales cada vez es más sencilla. Estamos acostumbrados a tener un dispositivo en nuestra mano durante muchas horas al día, por lo que es normal que los clientes comienzan a preferir este tipo de servicios porque es una forma de facilitar su vida diaria.

Un añadido es que, cada vez es más rápida la implantación de la tecnología y tiene unas claras ventajas. El consejero delegado de Evo Banco, Enrique Tellado, explicó que “lo que ha posibilitado la tecnología es democratizar la relación entre la entidad y la persona, antes la relación de poder estaba desequilibrada”. Además, “la tecnología nos permite hacer lo que se nos ocurra, solo hay dos limitaciones: la primera es la capacidad de pensar cómo podemos servir al cliente; y la segunda, que las herencias del pasado no impidan el desarrollo de las cosas que piensas que te harán la vida mejor”, añadió.

Desde hace unos años, la banca ha tenido que realizar diferentes cambios en su relación con el cliente, ya que éste, comenzó a demandar muchos más servicios. No sólo se trataba de los propios del sector financiero, como las hipotecas o los planes de inversión, también y actualmente, en un intento por diversificar la oferta, se está apostando por servicios tales como los asociados al alquiler de vehículos. Como decía Tellado, tienen que “ofrecer un servicio que tiene que ser el mejor” si desean mantener al cliente.

Comparaciones para escoger al mejor

Generalmente, todos los clientes tienden a comparar las diferentes experiencias tecnologías que tienen entre las distintas empresas que están proporcionando un servicio en el mundo digital, siendo estas grandes o pequeñas. De esta forma, el sector financiero no puede librarse del proceso, aunque en muchas ocasiones, no sale muy bien parado. Existen empresas que son nativas en el mundo digital, así como Uber o Amazon, mientras que la banca, por el momento tiene un recorrido muy corto, por ello, puede salir perdiendo. Por el contrario, tal y como explicaba Carlos Vivas, el director financiero de Opinno Academy, donde la banca gana es en que tiene muchas más experiencias en el sector financiero y es gracias a ello, por lo que la balanza puede equilibrarse.

El presidente del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), Javier Rodríguez Zapatero, explicaba que “la banca tiene una densidad digital altísima, por lo que cualquier servicio financiero puede vivir en el mundo digital”. Y que, para poder sobrevivir en este mundo tecnológico, “la banca tiene que ponerse al nivel de las grandes compañías en grado de usabilidad en teléfono móvil, y adopción de la voz como interfaz por defecto. La tecnología permitirá que las compañías enfoquen su futuro al mundo de los asistentes, para que el usuario pida algo y a través de voz el servicio este ahí”.

Por el contrario, el experto en Advanced Analytics e Inteligencia Artificial y socio de Deloitte Digital, Pablo González Muñoz, comentaba que “hay que diferenciar a las compañías nuevas de las compañías de éxito. Es injusto comparar a la banca con una compañía de éxito, ya que el banco tiene un legado de trabajo”.

Una de las cosas más básicas de las relaciones que se dan entre la banca y el cliente es la confianza. Enrique Tellado decía que “con las nuevas tecnologías tenemos que perseguir la confianza. La regulación establece los pilares para que esta confianza exista”. De la misma forma, el presidente de ISDI, opinaba que “la mayor salvaguarda de la banca es la regulación”. Y, el director General de Finizens, Giorgio Semenzanto, añadía que “la regulación ayudará tanto para bien como para mal, pero da una seguridad para el consumidor”.

La positiva entrada de los nuevos jugadores 

Como en todos los procesos de transición, en el mundo digital y durante el camino tecnológico están apareciendo nuevos jugadores. En este caso, se trata de lo conocido como fintech, que viene para ayudar o dar solución a las necesidades que las empresas por sí solas no pueden solventar. Éstas, para el consejero delegado de Evo Banco son las que “aceleran todo el proceso. Las grandes no son capaces de cubrir pequeños detalles que las fintech sí, por lo que se tiende a una integración. Son aceleradoras de todo el cambio y son una parte fundamental de este proceso que está sucediendo”.

La misma opinión tiene Carlos Vivas, que destacaba que se trata de una “relación bastante interesante en la que los dos tienen mucho que ganar, el banco para poder modernizarse y mejorar, y la fintech para acabar siendo un proyecto empresarial. El mundo de los bancos tiene que estar atento a lo que está haciendo el mundo fintech. Las fintech pueden verse como un aliado y fuente de nuevas ideas”.

En el caso de los bancos, miran siempre hacia el futuro ofreciendo nuevos servicios para poder expandirse hacia nuevos proyectos. El partner y delegado en Madrid de Worldcoo, Borja Goizueta, explicó que quizás “un banco se tiene que convertir en proveedor de servicios, pero no sólo propios, sino de otros proyectos donde también pueden entrar”.

“Sin duda tiene sentido que la banca se expanda hacia otros proyectos”, finalizaba Enrique Tellado.

Cuál es la competencia 

Debido a todas las nuevas tecnologías, la competencia se puede traducir como la rapidez para satisfacer la demanda de los clientes, en donde hay que ofrecer un servicio rápido y sencillo.